mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

miércoles, 22 de agosto de 2018

CONEJO CON 'PATAQUINES'



Felices fiestas de San Bartuelo

 Hoy, después de años sin publicar, me apetece rendir un homenaje a mis antepasados con este plato. Se acerca otra vez la fiesta de San Bartuelo y en Viodo ya están preparados para su celebración. En casa de mis abuelos ya no nos reunimos como antaño, por desgracia ya faltan nuestros mayores y la vida nos llevó a cada uno a su sitio... Pero aún me llegan olores de aquella cocina, llena de mujeres guisando lo mejor que podían para compartir mesa festiva. Tíos, primos, todos juntos. Así quiero recordarlo siempre. Y el conejo con pataquines nunca faltaba. Estas patatas eran pequeñinas, las que no se vendían y con mucha paciencia pelaban la noche anterior.

Os dejo un texto de Aurelio González Ovies,
Aurelio González Ovies - Página oficial https://www.aureliogonzalezovies.com

YouTube · Maria Garcia Esperon 8:15 Viodo, de Aurelio González Ovies 24/07/201



Para preparar el plato, necesitamos:

Delicioso.
  • Un conejo a ser posible casero
  • Media cebolla
  • Un cuarto de pimiento rojo
  • Un cuarto de pimiento verde
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • 1 kilo de patatas pequeñinas
  • Una cucharada de pimentón
  • Medio vaso de vino blanco
  • Un paquete de azafràn en hebra tostado
  • Aceite de oliva
  • Sal
Preparación:
Picamos el conejo y reservamos las patas delanteras y traseras para guisarlas aparte, para otra receta. Por ejemplo, conejo al wiski. Adobamos con ajo y sal y lo doramos en aceite bien caliente. Quitamos parte del aceite y en la sartén ponemos el vino blanco a cocer, poco tiempo para que no se evapore, pero lo suficiente para que desprenda del fondo. Colamos y reservamos.
Preparamos un sofrito con dos dientes de ajo, media cebolla, un cuarto de pimiento rojo y un cuarto de pimiento verde, todo muy picadín. Cuando esté tierno, añadimos el pimentón, damos unas vueltas rápido, para que no se queme y ponemos el conejo y el vino blanco. Dejamos unos minutos para que se integre el conjunto. Pelamos y lavamos bien las patatinas.

Añadimos agua hirviendo y la hoja de laurel al conjunto del conejo y cuando vuelva a hervir, metemos las patatas y espolvoreamos el azafrán tostado por arriba. Tapamos la pota y dejamos a fuego lento, hasta que las patatas estén bien cocidas. 
Y después de reposar un poco, queda un plato de lujo.

¡Que aproveche!
















No hay comentarios:

Publicar un comentario