mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

lunes, 14 de febrero de 2011

BOLLOS DE MARAÑUELA (sólo de claras)

Si  tienes natas de leche fresca se las puedes poner en lugar de la manteca, quedan más ricos.

Siempre me dio mucha pena tirar alimentos, lo heredé de mi madre, y con las claras sobrantes de las marañuelas me pasaba lo mismo. Ella siempre las aprovechaba y hacía estos bollinos para mojar en el café del desayuno o para la merienda. Así que hoy os cuento cómo los hago.

NECESITAMOS:
  • 11 claras
  • 500 gramos de manteca cocida
  • 750 gramos de azúcar
  • rallo de 4 limones 
  • la harina que nos lleve
  • 3 sobres de levadurina
  • 1 sobre de flanin El Niño
ELABORACIÓN:

Ponemos en volcán un kilo de harina tamizada con la levadurina y metemos en el centro las claras, batidas un poco, con el sobre de flanín, la manteca templada, el azúcar y el rallo de limón.

Mezclamos bien y empezamos a amasar, con movimientos envolventes hacia el centro y vamos añadiendo harina tamizada hasta que nos quede una masa suave pero consistente, que nos permita moldear bien.

Ponemos el horno a calentar a 180º solo con aire. Colocamos los bollinos separados sobre papel de horno y los dejamos un cuarto de hora más o menos en la parte baja del horno; comprobamos que estén dorados, y si no lo están, esperamos un poco más. Esperamos a que se enfríen un poco antes de retirarlos de la plancha.

 Los bollinos se hacen así:


Tomamos de la masa bolitas del tamaño de una pelota de golf y las estiramos formando un rulo.

Lo aplastamos con el dorso de la mano dando pequeños golpes.
Vamos enroscando hacía el centro por ambos lados, oprimiendo en cada vuelta un poco.
Dejamos un trozo en el medio sin enroscar para poder cruzar un lada encima del otro.
Cruzamos y presionamos un poco en el centro.

¡QUE APROVECHE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario