mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 13 de septiembre de 2013

MARAÑUELAS DE CANDÁS, receta de una güelina del Centro de Día


El cestín lo hicieron los usuarios del Centro de Apoyo a la Integración de Candás. Muy guapo chicos.
Mañana, 14 de septiembre, se celebra en el precioso pueblo de Candás la festividad en honor al Santo Cristo. Muchas son las personas que se desplazan desde diferentes puntos de la región  para rezarle con fe. Siempre permanecerá en mi recuerdo lo bien que lo pasábamos cuando llegaba esta fecha. Nos reuníamos un grupo bien numeroso de amigos y familiares y marchábamos a Candás, con los bocadillos, las empanadas, tortillas y manteles, para comer en Santarúa, rezar a los pies del Santo y bailar en la Baragaña... Típica es la foto familiar en las escaleras que conducen a la iglesia y que los más devotos suben de rodillas... Sin olvidar, claro está, las atracciones: los caballitos, las tómbolas, lanchitas y aquel torturador vaivén (si soltabas las manos te caías y si no las soltabas, la falda se subía hasta la cabeza para auténtico regocijo de los chavalinos, que siempre se sentaban enfrente). Aún diviso todo como una realidad y el olor a pólvora de los voladores parece que me llega...

Hoy quiero desear a todos los candasinos unas felices fiestas y publico unas marañuelas. La receta se la pidió mi sobrino a una güelina del Centro de día de Mayores.  Gentilmente me la hizo llegar y además anotó también la de los bollos. Me prestó mucho, y desde aquí le mando un beso y las gracias. Así las preparé. Muy ricas.
El Santo Cristo de Candás, en procesión multitudinaria. (Foto por gentileza de María Teresa Álvarez)
(Foto gentileza de María Teresa Álvarez)

Y también unas palabras para Gozón, pueblo hermano, de A. G. Ovies, en La Nueva España.

De Gozón y sus sitios

Semblanza en la memoria de los rincones de un hermoso concejo

banuguesverano.jpg
Bañugues.
 De Bañugues recuerdo la vida entre gaviotas y güinches que giraban sobre brea y nordeste. Y aquellos chatarreros con furgones muy viejos, que rompían el silencio voceando qué compraban. Y radiantes mañanas como ilusiones nuevas. Y lanchas, bien pintadas, con nombres de mujeres. La Ribera, Cerín. La sirena de Peñas, con su ronco lamento. La calma de El Llugar, La Quintana y la escuela. La tienda de Benina. La bruma mañanera que tapaba Llumeres. De Luanco, Santa Ana, su blanco cementerio entre eucaliptos altos. El Crucero y Falín, con carbón siempre a cuestas. El gris economato. La cochera y los Roces. La conservera, el ruido de sus máquinas lentas. Don Ignacio y la fiebre. El Adel. Las Delicias. La Hestoria y sus bohemios. Y el olor a tergal de grandes almacenes.


De Bocines y Cardo, los prados extendidos, sus huertas cultivadas, sus casonas antiguas, con palmera y balcones, sus cuadras gigantescas, sus paneras esbeltas, toda su superficie como riqueza en ciernes. Y el cuerpo de Antromero, amante de la playa. De Nembro aquel ramal que lleva a Susacasa. Y la loma de Busto, que nunca se divisa. Y las fincas hermosas que lindan con Balbín. Y el molino del cruce que había en Faraguyes. Y los molinos de agua de San Jorge de Heres. Heres, horizonte y maizales, primavera y verbenas, Gelaz. Ladia y su carro con berzas y con leche.


En Viodo estaba todo. El Ferrero y el vértigo. Solarriba, Tezán. Caminos conocidos, caserías muy prósperas, seres inolvidables. El pan más delicioso. Viodo fue grande en mí. Había tanta luz como ahora tanta muerte. Y de Verdicio aún veo la iglesia que se asoma, las dunas que admirábamos, el viento de Tenrero, las curvas que conducen a Podes y a su gente. El Caleyón, mi infancia, Jesusa, Adolfo, agosto, la leche recudida, el candor de Avilés, el corredor que mira la silueta de Ambiedes. Ambiedes, lejanía de donde viene el médico y allí donde mi tío descansa eternamente. Atajos que se escurren por el suelo de Vioño. Lindes de Manzaneda, pomaradas inmensas que suponen el mundo, palacios escondidos, castañedos que cercan la mudez de Budores, matorrales que envuelven el pasado y sus puentes.


Laviana y sus fronteras, Zeluán, Endasa, Nieva. Qué largo aquel trayecto que hicimos tantas veces. Siderurgia y canteras, tolvas, fábricas, dragas, grúas descomunales, barcos, óxido, humo. Parroquia en la que acaba la gama de los verdes. Gozón, hierba, salmoria, acantilado y raza, comarca que resurge, tradición que perece.


Para las marañuelas de Candás, necesitamos:




  • 1 docena de huevos, clara y yema.
  • 1 kilo y medio de azúcar
  • 600 gramos de manteca cocida
  • rallo de 4 limones
  • 3 kilos de harina ( necesité 2 kilos y cuarto, depende del tipo de harina y el tamaño de los huevos)
  • 1 paquete de levadura tipo Royal
  • 2 copas de anís
Elaboración:
Cocemos la manteca, lentamente, hasta que se quite toda la espuma y logremos un color dorado. La colamos bien y dejamos que se temple un poco.


Poner dos kilos de harina tamizada en volcán. En el centro cascamos los huevos, ponemos el rallo de los limones, la manteca templada,el azúcar y las copas de anís. Vamos amasando, en movimientos envolventes, del centro hacía los lados, para evitar que los líquidos se salgan de la harina. Añadimos más harina a medida que la vayamos necesitando. Tiene que quedar una masa parecida  a la plastilina, suave y elástica.
Nota: es importante amasar antes de que se enfríe la manteca, queda mucho mejor la masa y más manejable al darle forma.
Hacemos un rulo y formamos las marañuelas, lo podemos ver aquí. Para hacer la flor, hacemos un rulo, lo aplastamos y damos unos cortes, sin llegar al final, para que no se rompa la flor. Enroscamos. Colocamos en placa de horno forrada con papel y damos un poco de forma a los pétalos.
Cocemos en horno precalentado, a 160º. Dejamos enfriar sobre rejilla.
Otra posible forma.
Y más.
En una lata, se conservan mucho tiempo.

Un rico bocado.

¡¡¡¡Buenas fiestas y que aproveche!!!!

28 comentarios:

  1. Siempre me gustaron las marañuelas, están de vicio. Me apunto la receta. Felices Fiestas a los candansinos. Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué ricas y qué doradinas te quedaron!
    Es una receta de diez.Disfruta de las fiestas.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  3. Yo hace tiempo que no las hago y la verdad que están muy ricas.Me llevo tu receta que si es de una "GÚELINA" tienen el exito asegurao. Hoy me voy a dar una vueltina por Candás a comer unes sardinines y si pillo alguna marañuela.....bss

    ResponderEliminar
  4. Buenas no, buenísimas!!! A mi me encantan y te han quedado de profesional!!!

    ResponderEliminar
  5. Esta entrada me la guardo como oro en paño............porque se que tu nos pones la mejor receta que habría podido encontrar por la red. Tengo muchísimas ganas de hacerla desde que estuve en el festival de la sardina. En cuanto esté mas relajada y termine las reformas me pongo a ella. Anda que no comí marañuelas ese día jajaja.
    Que tengáis unas felices fiestas. Disfrútalas mucho, yo lamentablemente esta vez no puedo escaparme........que me encantaría, antes de que termine el buen tiempo pueda ir a comer al area del faro que nos encanto.
    besinos

    ResponderEliminar
  6. ¡¡que buenas!!
    Te deseo que disfrutes muchisimo de las Fiestas.

    ResponderEliminar
  7. Desde luego que un rico bocado, te han quedado fabulosas. Espero que lo disfrutéis. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  8. Hola Labidu ,me gustan las marañuelas ,yo las hago con la receta del libro de Maria Luisa y es parecida a esta ,estan muy ricas.
    Con toda esta cantidad tendrás para muchos días ,pero siempre presta tenerlas en una lata para tomar con el cafetin.besinos

    ResponderEliminar
  9. Qué cantidad de Marañuelas, aunque con lo golosas que se ven dudo que sobren muchas.
    Sabes que eres una artista? Tienes mucho arte haciendo las formas.
    Ojalá nunca se pierdan las recetas típicas.
    Feliz día!
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Con lo que me gustan a mi las marañuelas¡¡¡¡¡¡¡
    Una sóla palabra RIQUÍSIMAS.

    ResponderEliminar
  11. Hola Labidú.

    Buenísimas. Tienen ese sabor a manteca tan rico que las hace irresistibles. Esas recetas son impagables, dadas con cariño para que perduren, un regalo muy especial de personas generosas. Te han quedado fabulosas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Asombrosas, Labidú. No parecen para comer.
    Seguro que esa güelina es feliz viendo el resultado de esa receta escrita con tantísimo esmero y cariño.
    Una artista.

    ResponderEliminar
  13. Que bonito es Candas¡¡ y que guapes son les fiestes populares¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  14. Cuantas historias y recuerdos nos tienes siempre. Me encanta cómo cuentas de las tradiciones y bueno, por supuesto las recetas tan ricas que siempre preparas.
    Me encantaría andar por allá.
    Besitos,
    Vero
    lacocinadevero.com

    ResponderEliminar
  15. M.J.,Que guapo es Candas ,como me gusta y esta fiesta se festeja alli con mucha devocion .
    La receta de las marañuelas me parece estupenda ,asi que tomare nota de otra mas ,te salieron geniales ,que manos tienes amiguina
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  16. jooooooopeee con estas cantidades da para un regimiento :) me encanta de quien viene la receta, muy tierno y será exquisita, la voy a anotar. Este fin de semana he estado en Asturias, concretamente en Gijón, siempre que voy me encanta :) probé los huesos de san expedito y me supieron a rosquillas, qué ricos. Un besin

    ResponderEliminar
  17. Querida amiga, no hay duda de que las abuelas son las que más saben de recetas; sobre todo de recetas de las de toda la vida. En este caso estas marañuelas tienen la mezcla perfecta: la receta de la güelina, tus manos y la intermediación de Fabio. Imposible que no saliesen bien. Me ha gustado mucho, además, la cantidad de formas que nos muestras para hornearlas. En esta semana te mandaré un mail. Mil besicos para todos.

    ResponderEliminar
  18. Ya de vuelta tras unas pequeñas vacaciones, con un atraso por un pié que me retuvo unos días en reposo... más de lo que yo esperaba, vuelvo con mis pequeñas cosas y hoy pidiéndote un favor.
    ¿te importaría colocar en un lateral de tu blog, el logo que he puesto en mi blog, sobre el nuevo curso de COCINERO PROFESIONAL que se inicia en octubre?
    Al final, para agradecer esa ayuda en publicidad, sortearé dos cajas de vino bueno,una de blanco Albariño y otra de tinto,(Rioja o Ribera de Duero).
    Se que si puedes me echarás una mano y por ello, te lo agradezco de antemano.
    Sea como sea, no te veas en la obligación de ponerlo si no lo consideras conveniente.
    En caso contrario,¿lo podrías dejar hasta el 14 de octubre?

    Un millón de gracias!
    Elena

    ResponderEliminar
  19. Hola querida amiga: llevaba días sin entrar por Internet, así que me había perdido tus buenísimas recetas y las poesías tan buenas que nos publicas. desde aquí felicitar a esta adorable señora de 99 años, ojala y la vida le brinde unos cuantos años mas para disfrutarlos. Es curioso, el día 8 de septiembre, también es el día grande de mi tierra y se celebran fiestas en honor a la virgen de Guadalupe, y el 14 de septiembre, también es el santísimo cristo en el pueblo donde vivo, así que tenemos mas cositas en común. de esta receta que decirte, seguro que riquísima, dale las gracias de mi parte a esta güelina por compartirla. besos gordos para toda la familia. muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  20. Me ha encantado tu post. No conocía ninguno de esos sitios, y estas formas son espectaculares..
    Un besito guapa...mucha información que me ha encantado. Nunca te acostaras sin saber algo de más.
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  21. Pues habra que hacer esta marañuelas, que la pinta es estupenda, además habiéndotela dado una abuelita, que estas si que saben, tienen que estar de muerte re-lenta, muchas gracias por darnos a conocer esos concejos que hay por tu tierra, mil besotes
    Sofía

    ResponderEliminar
  22. No las he probado, pero este tipo de "pastas" tradicionales me vuelven loca, ¡me encanta esta receta!. Y quedan bonitas en cualquiera de las formas que nos has enseñado.
    Me gusta mucho que nos enseñes Asturias en tus entradas.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  23. Que ricas que se ven y que bonitas que te han quedado, de lujo, Besicos.

    ResponderEliminar
  24. Son una delicia y con esa receta quedan impresionantes, yo las hago con la de Hilda, que le había pasado la receta una candasina, es prácticamente igual, solo que con un poco más de manteca.
    Te han quedado fantasticas.
    Besinos

    ResponderEliminar