mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

martes, 22 de febrero de 2011

COSTILLAS ADOBADAS CON PATATAS GOLPEADAS

A pesar de ser calóricas, de esta manera la grasa queda en la fuente.
Este plato si que es rápido de elaborar y muy rico. Combina de maravilla. Las patatas me las preparó mi hermano el otro día. No se le da nada mal la cocina. Me gustaron tanto que hoy las puse para cenar y fueron todo un acierto. Las costillas son ibéricas, de Mercadona.

NECESITAMOS.

Para las costillas:
  • 1 paquete de costillas adobadas (1 kilo)
  • medio vaso de licor de manzana
Para las patatas:
  • 1 kilo de patatas
  • 2 dientes de ajo
  • un chorro de aceite
  • sal
ELABORACIÓN:
Ponemos las costillas en una sartén por tandas, sin aceite, y dejamos que se vayan dorando. No le ponemos aceite porque al ir calentando van soltando grasa y se doran perfectamente.

Las vamos colocando en una fuente de horno.

Ponemos a calentar el horno a 160º.

Las patatas tienen que ser de un tamaño aproximado para que cuezan por igual.
Lavamos muy bien las patatas con ayuda de un cepillo y las cocemos con su piel en agua salada. Estarán en el momento en que, al tantearlas con un palillo, éste pinche bien.

Rociamos las costillas con el licor de manzana y las ponemos en la parte baja del horno, unos 20 minutos. Vamos echando por encima, con una cuchara, el caldo que se va formando, para evitar que se  nos sequen. Ya sabéis que el tiempo es orientativo .

Cuando estén ponemos unos minutos el grill, hasta que queden bien doradas.

Cocidas las patatas, de una en una vamos pegándoles un golpe con el puño de manera que se nos abran y las colocamos en una bandeja de horno.

Picamos muy finos los dientes de ajo y espolvoreamos las patatas con ellos, les ponemos un chorrín de aceite y las metemos en el horno, solo con el grill, para que gratinen.

Servimos las costillas libre de caldo y las patatas bien calientes.


Quedan estupendas para carnes y pescados.
¡QUE VOS APROVECHE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario