mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

jueves, 3 de febrero de 2011

MILHOJAS DE TERNERA

Si la piel de los tomates está muy dura, los pelas antes de prepararlos.
Éste es un plato muy rápido de elaborar y que suele gustar a todo el mundo. Con tomates verdes (en verano están muy buenos) queda exquisito. Esta vez encontré buenos tomates en el mercado, pero rojos. El resultado no es el mismo, pero el sabor del conjunto es estupendo. 
NECESITAMOS:

  • 8 filetitos de solomillo de ternera
  • 1 kilo de tomates que estén bien duros
  • 300 gramos de queso tipo mozzarella rallado
  • orégano
  • aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • pimentón
          Para acompañar, unas aceitunas, rúcula...

        ELABORACIÓN:

Salpimentamos los filetes y los espolvoreamos con el pimentón.

Lavamos y cortamos los pimientos en rodajas de 1 centímetro.

Calentamos bien la plancha impregnada en aceite y cuando esté, ponemos las rodajas de tomate. 

Esperamos unos 8 minutos a que se hagan bien por ese lado y les damos la vuelta. Los dejamos un poco menos tiempo, y cuando estén los vamos colocando en una bandeja de horno o similar, para que queden de uno en uno.

Marcamos los filetes de solomillo en la plancha bien caliente. Espolvoreamos por cada lado con un poco de pimentón.

En otra bandeja de horno, forrada con papel, vamos colocando primero dos rodajas de tomate, encima un filetito, dos rodajas de tomate, un filete y terminamos con dos rodajas de tomate. Así montamos los cuatro montoncitos.

Esparcemos por encima de cada montoncito queso rallado y le ponemos el orégano.

Calentamos el horno a 200º y cuando esté metemos la bandeja. En el momento en que el queso se funda y gratine, los sacamos.

Hacemos en cada plato una base de rúcula colocamos encima un montoncito por persona, para terminar decorando con las aceitunas.

¡QUE VOS APROVECHE!
Intercalando rodajas de queso de cabra... estupendo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario