mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 18 de marzo de 2011

BOLLINOS DE PAN

Quedan muy suaves y aguantan frescos unos días.
Muchos domingos hago el pan en mi horno. Sale muy bien y es muy fácil de elaborar. Huele de maravilla la cocina, te apetece que termine pronto la cocción para pegarle un bocadín. Le podéis poner frutos secos al gusto y el añadido es el no va más...
NECESITAMOS:
  • 500 gramos de harina
  • 200 cl de leche
  • 25 gramos de levadura fresca
  • un poco de sal
  • un poco de agua
ELABORACIÓN:

Tamizamos la harina y la ponemos en un bol grande, haciéndole en el centro un pequeño volcán que no nos llegue abajo del todo.

Ponemos en un poco de agua templada la levadura y la deshacemos bien.

La añadimos a la harina y vertemos la leche también caliente, comenzamos a amasar.

Cuando tengamos una bola añadimos la sal y seguimos amasando hasta que no se nos pegue a los dedos y quede elástica.

Le pegamos unos golpes contra la meseta y la ponemos en un bol tapada con un paño de algodón y colocándolo en un lugar cálido.

Dejamos que leve unas cuatro horas, hasta que doble su volumen.

Ponemos a calentar el horno a 200º.

Echamos harina en la meseta y vamos cogiendo bolas de la masa del tamaño que queramos, envolviéndolas de harina y colocándolas en una placa de horno forrada con papel , separadas porque crecen.

Dejamos que crezcan un poco antes de meterlos a cocer.

Mantenemos el horno solo por abajo y la placa en la parte baja.

Dejamos que se vayan haciendo un cuarto de hora, comprobamos que están dorados por abajo, que crecieron y que tienen un buen color por arriba y ponemos el calor por arriba unos 5 minutos más.

Dejamos que se enfríen sobre una rejilla.
¿A que tienen buena pinta?
¡Que aproveche!

No hay comentarios:

Publicar un comentario