mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

domingo, 13 de marzo de 2011

FABADA ASTURIANA

La calidad de les fabes y los embutidos son el éxito de la fabada.
¡QUÉ RICA LA FABADINA! Es nuestro referente gastronómico. No la preparo muy a menudo por eso de las calorías y colesterol. Pero de vez en cuando no viene mal a nadie. La cocino de una manera muy sencilla. Os invito a prepararlas.


Mamá siempre le ponia en el fondo, al empezar, aceite con pimentón y le quedaba con más color.
NECESITAMOS:
  • 1 Kilo de fabes de la granja, asturianes
  • 2 chorizos
  • 2 morcillas
  • 1 trozo de lacón desalado
  • 1 trozo de jamón desalado
  • 1 trozo de tocino con hebra
  • 1 cebolla
  • 4 dientes de ajo
  • 1 manojo de perejil
  • unas hebras de azafrán
  • colorante alimentario
  • sal
  • En Asturias al conjunto de embutidos de la fabada lo llamamos compango.

ELABORACIÓN:

El día anterior echamos a remojo les fabes con abundante agua, pues hinchan bastante.

Ponemos en una cacerola amplia.

Colocamos por encima de les fabes, bien escurridas, las morcillas, chorizos, lacón, tocino y jamón.

Llenamos de agua fría hasta que cubra bien el conjunto y llevamos la cacerola al fuego .

Cuando comienza a hervir suelta una espuma que quitaremos con ayuda de una espumadera que iremos introduciendo en un bol con abundante agua fría.

Una vez que acabemos de espumar, colocamos los dientes de ajo pelados, la cebolla bien limpia, las hebras de azafrán, el colorante y el manojo de perejil.

Dejamos que se vayan haciendo a fuego muy suave, con la tapa abierta y añadiendo agua fría cada vez que lo necesite.

Es muy importante no remover les fabes, se romperían. Lo indicado es levantar la cacerola y moverla de vez en cuando. Así conseguiremos un caldo harinoso.

Tardan en cocer unas tres horas.

Ya cocidas, retiramos el manojo de perejil y la cebolla.

Añadimos un poco de sal, si es necesario, ya que el embutido les da suficiente sabor.

Picamos los embutidos y los presentamos racionados en cada plato o en una fuente aparte.

Servir muy calientes.

Si las quieres hacer con menos grasa, cueces unos 15 minutos los embutidos antes de incorporarlos a les fabes.

Reedito y pongo el paso a paso:







¡QUE VOS APROVECHEN!

No hay comentarios:

Publicar un comentario