mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 27 de mayo de 2011

MANOS DE CERDO CON VERDURITAS

Las verduras quedan con un sabor muy rico.
A mi padre le gustan mucho. En una ocasión que se las cociné y las deshuesé no le prestaron nada. Le gusta ir quitándoles los huesinos a la vez que las come. Suelo preparar unas 12 para aprovechar la mitad para la preparación de callos. Dicen que son muy saludables, no tienen apenas grasas y en cambio si mucha gelatina. Preparadas de esta manera no son muy calóricas.


Podemos dejarlas más caldosas.

NECESITAMOS:

Para 4 personas
  • 4 manos de cerdo partidas al medio a lo largo
  • 3 dientes de ajo
  • 4 cebollas
  • 1 pimiento verde grande
  • 1 pimiento rojo grande
  • 2 zanahorias
  • 3 tomates maduros
  • 2 vasitos de vino blanco
  • 2 cucharaditas de pimentón
  • 1 manojo de perejil
  • 3 hojas de laurel
  • hiervas aromáticas y especias al gusto, le puse orégano, albahaca, tomillo, pimienta, eneldo y ajo en polvo
  • aceite de oliva
  • sal

Suelo poner unas patatas fritas acompañando.
PREPARACIÓN:

Empezamos por lavar bien las manos y si les queda algún pelito, intentar quitarlo o cortar esa parte.

Con hilo de bramante o especial para asas carnes, las volvemos a emparejar y las bridamos para evitar que ,al cocer, no se salga la carne del interior. (Envolvemos varias veces el hilo alrededor )

Las colocamos en una cacerola amplia cubiertas de agua fría.

Las ponemos al fuego hasta que hiervan y les quitamos toda la espuma que sale.

Retiramos ese agua y volvemos a ponerlas en agua fría, colocando una cebolla partida en cuatro, 2 hojas de laurel, 1 vasito de vino y las especias que queramos. Salamos.

Si las ponemos en una cacerola normal, tardan bastante en cocer y hay que vigilar que no se sequen, aconsejo cocerlas en la olla rápida unos 40-50 minutos.

Veremos que están bien porque la carne mengua bastante y se separa de los huesecillos con facilidad.

Una vez cocidas, dejamos que templen y les quitamos con cuidado el hilo. Reservamos.( El agua de cocerlas no se aprovecha )

Mientras se van haciendo, preparamos las verduras.

Pelamos y picamos en trozos no muy pequeños, por separado, todas las verduras.

Pelamos y picamos menudos los ajos.

En una sartén amplia ponemos aceite a calentar con el ajo. dejamos que se doren.

Añadimos la cebolla, salamos y esperamos a que se ponga transparente, momento en el que añadiremos el pimiento y la zanahoria.

Cuando empiece a coger el conjunto un tono dorado y le falte poco para estar, añadimos el tomate y dejamos hasta que se empiece a deshacer.

Ponemos el pimentón, movemos y echamos el vino.

Dejamos cocer unos minutos, y añadimos las manos, con la parte del corte hacia abajo.

Introducimos la hoja de laurel restante.

Añadimos un poco de agua y dejamos unos 10-15 minutos que cueza todo junto.

Servir muy caliente, una mano por persona acompañada de verduritas.

Quedan muy sabrosas.

¡Buen provecho!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada