mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

lunes, 28 de febrero de 2011

BACALAO AL HORNO

Le puedes poner unes almejines...
El bacalao necesita poco acompañamiento para estar bueno, sobre todo si es un buen bacalao. El que lleva la receta es al punto de sal, que garantiza que esté bien desalado. Calentín, en cazuela de barro que le da un toque muy, muy bueno. Además los pimientos choriceros le van de maravilla. Lo que tiene de malo esta preparación es que lo tienes que cocer y comer, sino los langostinos recalentados se secan mucho. A ver qué tal.

NECESITAMOS.
  • 1 kilo de bacalao, en este caso al punto de sal
  • 4 puerros
  • 6 tomates
  • 4 dientes de ajos
  • 2 cucharaditas de pimientos choriceros
  • 18 langostinos
  • 5 pimientos del piquillo
  • 1/2 kilo de patatas
  • aceite de oliva
  • sal
  • Coloco los langostinos a los lados del bacalao para que no le aporten humedad y así se doren.

ELABORACIÓN:

Cortamos el bacalao en trozos generosos.

Quitamos las patas y las barbas que pinchan a los langostinos, reservamos.

Lavamos bien los puerros, desechamos la parte verde y los troceamos en juliana fina.

Picamos los ajos en láminas gruesas.

Escaldamos los tomates en agua caliente y los pelamos, les quitamos las semillas y los troceamos menuditos.

Partimos en dos los pimientos.
Si no tienes pimientos choriceros, queda igualmente bien.

Ponemos abundante aceite en una cazuela y doramos los ajos. Los escurrimos bien.

Colocamos los trozos de bacalao, con la piel hacia arriba, en el aceite de freír los ajos, con el calor muy bajo y  dejamos que se hagan unos 7-8 minutos. Los sacamos y reservamos.

En el aceite, echamos los puerros con un poco de sal y los freímos a temperatura moderada, hasta que ablanden.

Ponemos dos cucharadas de aceite en una sartén, lo calentamos y echamos los dientes de ajo con los trozos de tomate y un poco de sal. Dejamos que se hagan, los trituramos, añadimos el pimiento choricero y reservamos.
Así preparado, queda muy sabroso y las patatas muy ricas.

Calentamos el horno a 180º.
Pelamos y cortamos las patatas en rodajas gruesas, salamos y las freímos despacio.

En una cazuela de barro ponemos por este órden, de base las patatas fritas, arriba los puerros, los trozos de bacalao con la piel hacia arriba, la salsa de tomate, los langostinos y los pimientos.

Ponemos el horno sólo por abajo y colocamos la cazuela en la parte baja. Cuando empiece a hervir, cambiamos a sólo por arriba y dejamos que gratine unos minutos.

Servir muy caliente.

Con un buen vinín y un pan de pueblo ¡...! 
¡BUEN PROVECHO!

2 comentarios:

  1. Un plato de lujo !!delicioso!!

    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Está muy rico Silvia, si te gsta el bacalao te aconsejo que lo prepares. Un besín.

    ResponderEliminar