mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

sábado, 26 de febrero de 2011

EMPANADA DE XARDA (VERDEL)

Nos gusta con las verduras picadas más bien grandes.
Es temporada de xardas, pero lo cierto es que no hay muchas en el mercado y las que encuentras son bastante pequeñas. ¡¡¡Con lo que nos gustan al horno!!! Así que decidí hacer con ellas una empanada. Mi sobrino me ayudó con la decoración y le quedó muy chula. A decir verdad, no nos duró nada, todo un banquete. A ver si la hacéis, que es muy fácil y compensa al paladar.

INGREDIENTES:

Para la masa:
  • 2 pocillos de aceite de girasol
  • 2 pocillos de vino blanco
  • 2 pocillos de agua
  • 1 huevo
  • 1 paquete de levadurina
  • sal
  • 1 cucharadita de pimentón
  • la harina de repostería que os lleve
Para el relleno:
  • 3 cebollas
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 400 gramos de tomate triturado
  • aceite de oliva
  • sal
  • 5 xardas pequeñas

Podéis observar qué artista tengo en casa, ¡su mar quedó precioso!
ELABORACIÓN:

Primero vamos a preparar el relleno picando al gusto las verduras por separado.

Limpiamos bien las xardas con papel de cocina y las partimos en dos, las salamos un poco y las freimos sin dejar que se doren mucho.

Las despojamos de toda piel y espinas y reservamos.

Colamos el aceite de freírlas y una vez puesta de nuevo en una sartén limpia, doramos en ella la cebolla  con un poco de sal hasta que esté transparente, momento en el que incorporamos los pimientos. Dejamos que se haga el conjunto.

Una vez pochado añadimos la carne de las xardas y el tomate, dejándolo 5 minutos más.

Ponemos en una fuente, para que se enfrie.

Para la masa, colocamos en un bol el aceite y pimentón, lo mezclamos bien con las varillas y le añadimos el vino blanco, la sal y el agua. Volvemos a batir hasta que se nos integren los líquidos.

Cogemos un cucharón de harina y mezclamos la levadurina, lo tamizamos y vamos poniendo y mezclando con la mezcla del aceite. Vamos tamizando y añadiendo la harina necesaria para formar una bola que separa del bol.

Dejamos calentar el horno a 180º sólo con aire.

La ponemos en la mesa de trabajo espolvoreada de harina, la rompemos desde el centro hacia los lados y le colocamos el huevo batido en el medio.

Vamos mezclándolo todo y seguimos añadiendo harina hasta que nos quede una masa elástica y blanda.

Enharinamos la mesa de trabajo, bien limpia, y con el rollo, la estiramos.

Disponemos el papel de horno en la bandeja donde la vayamos a cocer (yo la hice en la bandeja del horno) y estiramos la primera capa de masa, dejando abundante alrededor para poder sellarla luego. La vamos pinchando varias veces con un tenedor.

Colocamos bien repartido el relleno frío y tapamos con otra capa de masa. vamos presionando y enroscando una masa con la otra, para que no se nos escape la salsa.

Adornamos de la manera que queramos con los recortes y pintamos con aceite, pinchándola de nuevo con un tenedor repetidamente para evitar que se infle la masa.

Colocamos en la parte baja del horno y ponemos abajo-aire, durante unos 30 minutos, comprobamos que tenga un bonito color dorado por los lados y ponemos el horno aire, abajo-arriba, otros 10 minutos.

Sacamos del horno y, con mucho cuidado de que no se nos rompa, la ponemos a enfriar, cogiéndola por el papel, sobre una rejilla. Así nos queda crujiente por abajo.



Se puede pintar con huevo, pero a mi me gusta más con este aspecto.
¡QUE VOS APROVECHE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario