mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 4 de febrero de 2011

PAN PREÑADO

Lo puedes rellenar con lo que más te apetezca: jamón, queso, huevo cocido...

Esto sí que es la bomba. Templadito está para empezar a comer y no parar. Lo suelo hacer por el invierno para  merienda-cena. Por el verano, es ideal para las espichas. Nos gusta mucho. Animaos y comprobaréis qué fácil es de elaborar.
NECESITAMOS:
  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 275 cl de agua
  • 25 gramos de levadura de panadería
  • sal
  • 2 chorizos
  • 200 gramos de lomo
  • 200 gramos de panceta cortada muy finita
  • orégano
ELABORACIÓN:

Ponemos en volcán la harina tamizada.

Templamos el agua y echamos en un bol un poco para deshacer la levadura.

Vaciamos en el centro del volcán el agua con la levadura y vamos mezclando con la harina.

Cuando tengamos una bolita, ponemos la sal y el resto de agua templada. Amasamos hasta que obtengamos una masa que no se pegue pero que esté blandita.

La ponemos en un recipiente espolvoreado de harina y cubrimos con un paño de algodón que no hayamos lavado con suavizante.

Dejamos levar durante un par de horas en un lugar fuera de corrientes de aire y, a ser posible, templado.

Cuando doble su tamaño, la colocamos sobre el mármol espolvoreado de harina y con ayuda del rollo estiramos la masa, formando un rectángulo del tamaño de la bandeja del horno.

Vamos colocando el relleno alternado: el chorizo desmigado, el lomo cortado muy fino, la panceta en trocitos.

Una vez colocado el relleno, lo espolvoreamos con orégano y enrollamos la masa del mismo modo que el brazo de gitano.

Colocamos en la bandeja de horno cubierta de papel, de manera que nos quede en la parte de abajo del pan el cierre del mismo.

Precalentamos el horno a 200º.

Dejamos que vuelva a levar en la bandeja colocada en la encimera, cerca del horno para que el calor ayude.

Pasados 15 minutos, ponemos el calor con aire y sólo por abajo a 180º, espolvoreamos de harina el pan y colocamos la bandeja en la parte central.

Dejamos así media hora, y transucurrida, ponemos por arriba y abajo con aire, manteniéndolo unos 10 minutos más.

El calor y el tiempo de cada horno es diferente, así que vigilad un poco a ver si coinciden.

Sacamos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

¡QUE VOS APROVECHE!

¿Verdad que apetece pegarle un corte y empezar a comer? ¡Pues a por él!

No hay comentarios:

Publicar un comentario