mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

domingo, 6 de marzo de 2011

ARROZ CON LECHE


Me gusta comerlo a temperatura ambiente.
Puede que sea el postre asturiano más popular. Cuando había tantas caserías era una comida obligada. Recuerdo que en casa se hacía muy a menudo. Mamá lo dejaba pegar un poco a la pota y nos peleábamos por comer el "rallo". Ahora con las leches comerciales no se consigue la misma textura, pero sale suficientemente bueno... y no digamos¡¡¡calórico!!! Esta receta es recomendada para las que no queráis revolver y revolver durante horas, resulta igualmente cremoso.

NECESITAMOS:
  • 1 pocillo de arroz
  • 3 litros de leche entera
  • 1 rama de canela
  • la piel de medio limón
  • 1 copa de anís
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • azúcar al gusto, yo le pongo 4 pocillos
  • canela y azúcar para quemar
  • 1 pala de quemar
  • Si no te gusta la canela, le pones solamente el azúcar, sale igual de rico.

ELABORACIÓN:

Echamos en una pota alta la leche con la rama de canela y el limón y lo llevamos a hervir, despacio. Mantenemos caliente.

En otra pota pequeña echamos el arroz y le vertemos agua hasta cubrirlo bien. La ponemos al fuego y dejamos cocer hasta que se seque el agua, con cuidado de que no se pegue el arroz.

Ponemos de nuevo a hervir la leche, le quitamos la piel del limón y la canela y echamos el arroz. Removemos bien para que no se agarre al fondo y bajamos el fuego, dejándolo cocer despacio y removiendo de vez en cuando.

Vamos observando que se va secando, cuando tengamos la mitad del volumen ponemos la mantequilla y el anís y removemos.

Dejamos cocer hasta dejarlo al punto de una crema espesita, añadimos el azúcar, removemos, le damos un hervor y lo ponemos en la fuente donde vayamos a servirlo. Dejamos que enfríe.

Antes de llevarlo a la mesa, calentamos bien la pala, lo espolvoreamos de canela y por arriba azúcar y lo quemamos.
¿A por una cucharadina?
¡QUE VOS APROVECHE!

2 comentarios:

  1. Yo creo que es el anís porque el resto lo hago igual, pero es que el arroz con leche que comí en Asturias lo tengo todavía en el paladar, que rico, y mira que en asunto de postres como hijo de repostera he probado de todo.

    Un abrazo. Entre fogones con David.

    ResponderEliminar
  2. De paso he venido a ver tu arroz , que me encanta, como todo lo que haces!

    ResponderEliminar