mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

lunes, 7 de marzo de 2011

QUICHE MAR Y TIERRA

Podéis sustituir los palitos por mejillones, igual de rica.
A mi sobrino Jesús le encanta. Es uno de sus platos favoritos. Un poco templada está buenísima. Además es muy fácil de hacer y un plato muy socorrido, ya que queda muy sabrosa con cualquier ingrediente que le añadas a los dos principales: nata y huevos, sobre una base de masa quebrada. Si jugáis con los colores de los alimentos os quedará con una presencia preciosa. A ver si os gusta.

NECESITAMOS:
  • 1 base de masa quebrada, yo le puse la de Lidl
  • 5 huevos
  • 400 gramos de nata
  • 200 gramos de queso brie
  • 200 gramos de palitos de surimi
  • 200 gramos de bacon
  • sal y pimienta
  • Le puedes poner la base de hojaldre.

ELABORACIÓN:

Ponemos a calentar el horno a 170º.

Forramos con papel de hornear un  molde redondo y le ponemos la masa quebrada, recortándola sobre el borde superior del molde y pinchando su base con un tenedor repetidas veces. Colocamos sobre ella otro papel de hornear y le ponemos unos garbanzos, los suficientes para que hagan de relleno.

La metemos en el horno unos 10 minutos con el calor sólo por abajo.

Pasado el tiempo, la sacamos y la dejamos enfriar un poco, le quitamos el papel con los garbanzos y le añadimos el bacon toceado menudo y el queso partido igualmente en cuadraditos pequeños.

Picamos a nuestro gusto los palitos de surimi, a mí me gusta troceárlos pequeños, y los echamos.

Batimos los huevos y les mezclamos la nata. Salpimentamos al gusto, teniendo en cuenta que es bastante sosa la mezcla.

Esparcemos despacio por encima del resto de ingredientes que ya teníamos colocados y volvemos a poner en el horno, con el calor por abajo y aire, unos 30 minutos.

Comprobamos que está cocida pinchando con un palillo y le damos un golpe de grill, unos 3, 4 minutos.

Queda con este buen aspecto.
Dejamos templar y lista para servir. También se puede tomar fría.

¡BUEN PROVECHO!

1 comentario: