mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

jueves, 20 de septiembre de 2012

CARAJINOS, para el grupo de baile Ocle

Caseros y baratinos.
Hoy una receta sencilla de unos dulces también sencillos. Y con historia. Cuando era pequeña los carajitos o carajinos (para no confundirlos con los de Salas), significaban fiesta o domingo. Nos los solían comprar en las romerías o cuando íbamos al cine. Recuerdo a Engracia con su carrín lleno de todas las cosas más ricas del mundo: helados, barquillos... Y a Aurelio, el de Juanita, con su puestín también de golosinas. Y entre ellas estaban los carajinos. Nos gustaban mucho y además, al estar duros, duraban un montón.

Ya de mayor, formé parte de un grupo de folclore autóctono, en mi pueblo: Grupo folclórico Ocle. Un ramillete de jóvenes entregados, deportistas y animosos. Con pocos medios y muchas ganas, prepararon festivales internacionales en Luanco y a la vez viajaron por media Europa, dando a conocer nuestros bailes. En alguna ocasión hicimos marañuelas para sacar algún dinerín y se nos ocurrió la idea de hacer carajinos. Gustaron mucho y se vendían muy bien.

Significó mucho para mí compartir con ellos tantos proyectos, tantos viajes y anécdotas. Con muchos   conservo una amistad sólida, con otros, por desgracia la vida es así, apenas coincido. Por motivos de estudios, trabajo o familia, nos distanciamos, aunque nos presta mucho cuando nos vemos,  recordar las vivencias en común, esos recuerdos preciosos de aquellos años, desde finales de los 80 hasta mediados de los 90. El grupo aún está activo, mucha gente joven comienza con ilusión a dar sus primeros pasos en las danzas de nuestros antepasados, de la mano de algunas parejas del grupo inicial. Desde aquí les deseo la mejor de las suertes y espero que luchen por volver a ser un equipo fuerte.

Va por ellos,  los de antes y los actuales. Y para todos los jóvenes que hacen posible que nuestro folclore asturiano no caiga en el olvido. Gracias a todos.
La foto no es muy buena, es una copia de una revista anunciadora de un festival Internacional en Luanco.




Poema de A. G. Ovies, recogido del  blog Tardes de cal viva

PALABRAS PARA ALGÚN DÍA
(AGO. El Llugar y La Quintana. Bañugues. Agosto de 2010)

Cinco simples vocales

distintas en mi nombre.

Cinco sentidos frágiles

entre el cuerpo y el alma.

 Amé como me amaron

desde que yo recuerde;

sentí como sintieron

los que me rodeaban.

Un pueblo marinero,

un paisaje de campo.

Jamás lo tuve todo.

Nunca me faltó nada.

Yacen aquí mis huella

de identidad: fui un día

hijo de un camionero

y de un ama de casa.




Los vendíamos a 25 pesetas.

Necesitamos ( con esta cantidad salen unos 12)

  • 100 gramos de azúcar
  • 50 gramos de margarina
  • una cucharadina de zumo de limón
  • cacahuetes pelados y partidos al medio
  • cápsulas de papel, pequeñas
  • palillos
  • un cazo de aluminio

Elaboración
Preparamos las cápsulas y los palillos.

Ponemos el azúcar en un cazo de aluminio, es importante que sea de este material, para que  no se pegue.

Añadimos el zumo de limón y dejamos que se forme un caramelo.

Incorporamos la margarina.

Y dejamos cocer, removiendo de vez en cuando.

Hasta que la margarina y el azúcar queden como una especie de pasta brillosa.

Ponemos en el fondo de las cápsulas un cacahuete  partido y rellenamos con  la pasta de azúcar. Hay que procurar llenarlas despacio, crece un poco y es fácil que se derrame.

Colocamos arriba un cacahuete partido.

Y cuando esté un poco dura la pasta, pinchamos con un palillo en el centro. Hay que esperar a que endurezca para que el palillo no se tumbe.
Y solamente queda esperar a que se enfríen bien.

Y listos para saborear .

¡¡¡Que vos presten!!!

23 comentarios:

  1. tienen que estar riquisimos y que recuerdos te deben traer por la historia que has compartido con nosotros, solo me queda saber quien eres en la foto.
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Que entrada mas entrañable, me encantan los dulces con la receta y sus historias.
    Te han quedado estupendas, vaya pinta!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tiene que ser una delicia, un caramelo exquisito.
    Seguro que eráis un buen grupo, aunque después cada uno tirara para un sitio, eso es el destino.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Qué guapos no me extraña que los vendieseis tan bien.
    Guarda esos recuerdos, sirven para que sepamos que aún estamos vivos y somos capaces de hacer cualquier cosa que nos propongamos.
    Besazos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  5. Que delicia !!! fácil in y seguro delicio0oso...
    Un grupo de folclore autóctono, en tu pueblo!!! Esas cosas al final te hacen desacerté de la rutina en un click ! y cargas las pilas... Mira me dio envidia
    Beso0os guapa!

    ResponderEliminar
  6. Que coisa boa Labidu!
    Tipo caramelos com amendoins, deliciosos :)
    Adorei o poema de hoje.
    Um beijinho.

    ResponderEliminar
  7. Seguro que estarán deliciosos...que sencillos de hacer...me encantan!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Que ricos se ven....tentadores ahora que empieza el invierno y se necesita estos dulces!.........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  9. Otra recetilla que nos traes que no conocía. Y por lo que veo te quedaron estupendos. Besiños.

    ResponderEliminar
  10. Bonita entrada llena de recuerdos y cariño .

    Es muy importante seguir conservando las tradiciones porque forman parte de nuestras raices , nunca deberían de quedarse en el olvido......

    Estos carajitos no los he probado nunca asi que como siempre ya estoy tomando nota y se van directos a la carpetina que tengo con tu nombre ;)

    Besinos.

    ResponderEliminar
  11. M.J.como me haces recordar la infancia ,parecidos a estos carajinos tuyos ,habia un señor que vendia "pirulis "(eran muy similares ) los domingos y en cuanto lo sentiamos vocear ,corriamos a casa para que nos dieran 50 centimos de peseta y poder comprarlos ,que tiempos .....
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  12. Una historia muy entrañable la que nos cuentas hoy, que además me trae recuerdos muy sonados, también por aquí se acostumbraba a tomar caramelos parecidos a los tuyos y siempre en días de fiestas, que tiempos aquellos cuando éramos tan ñoños y la cosa mas insignificante nos parecía un mundo y ahora que lo tienen todo cada día nos exigen mas, besitos guapa que me ha encantado tu relato

    ResponderEliminar
  13. Por aquí tenemos un dulce parecido, pero no recuerdo como se llama, a ver si lo averiguo
    Besitos

    ResponderEliminar
  14. Como un caramelo pero rico y casero, me gusta y mucho.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  15. pues no los conocia y tienen una pinta estupenda! un besico y buen finde

    ResponderEliminar
  16. Eso son dulces artesanales!!!!!!! Cuantos sabores recordamos de nuestra infancia, que nos trasportan a tiempo felices. Gracias por compartir recetas y recuerdos con nosotros.
    Buen din de semana, un beso

    ResponderEliminar
  17. Nunca los había visto, pero qué cosa más rica!!! Seguro que me encantan, gracias por la receta!!.Bs.

    ResponderEliminar
  18. Estos dulces son de los de toda la vida...cuando no había ni chupa-chups ni piruletas ni nada de nada...que ricosssssssssssssss
    Bss
    La cocina de Mar
    htpp://la-cocina-de-mar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. No los conocía y tienen una pinta deliciosa, me llevo un par para acompañar mi té.

    besitos

    ResponderEliminar
  20. No quiero ni mirar, esto es un vicio!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. pero qué maravilla!!!!!!!!!!!!!!!!! vale mantequilla?? dime que si porfa, que es lo único que tengo jaja. asi que folklorica :) me encantasss un besin

    ResponderEliminar
  22. No puedo leer la entrada del día 24....esperaré a mañana a ver si blogger funciona mejor....ainsss
    Un besote.
    La cocina de Mar
    htpp://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  23. Nunca había oído hablar de ellos, pero la pena mayor es no poder "robarte2 un par a través del monitor...

    ResponderEliminar