mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

jueves, 25 de abril de 2013

FÁCIL: MANTECADO IMPERIAL SIN GLASA

Otra manera de preparar el mantecado, más exitosa, al llevar levadura.
Esta receta es del curso de repostería de mi amiga Anun con una pastelera de Avilés muy reconocida como tal, de la hoy desaparecida pastelería San Francisco. Resulta un mantecado muy suave y esponjoso. Muy fácil de preparar, solamente mezclar bien los ingredientes para que queden perfectamente unidos y formen una masa suave y cremosa y dejarlo cocer en horno bajo, despacio, para que vaya subiendo poco a poco y nos salga con esa miga que le caracteriza. (Este tipo de bizcocho, en sus diferentes recetas ( ver mantecado sin levadura aquí), se suele preparar para los bollos de Pascua y se elabora todo el año en la comarca).
Suele llevar una glasa blanca por arriba, elaborada con azúcar y agua en la misma proporción, formando un almíbar a punto de hebra fuerte que se deja caer sobre el mantecado. Hoy no se la puse, para restar calorías, pero con ella queda más lucido el mantecado.
Mi amiga me proporcionó muchas más recetas de este interesante curso, asistió hace unos cuantos años. Poco a poco seguiré preparando los ricos dulces que con tanta generosidad les enseñó la gran pastelera. Mi agradecimiento a las dos.
Deciros también que suelo preparar dos mantecados, con el doble de ingredientes, para aprovechar el calor del horno. Uno lo congelo y se mantiene perfecto, bien envuelto en papel de aluminio y dentro de una bolsa de congelación.
 A ver si os gusta.

Una auténtica tentación-
Un texto de Aurelio González Ovies, publicado en La Nueva España, el día del libro.
De libris
Todo lo que saben y hacen los libros

Conocen la vida mejor que nosotros. Y hay seres humanos menos verdaderos. Pronuncian belleza cuando es necesario y mienten más noble que cualquier mentira. Visitan a presos y saben sus penas y conocen todos sus remordimientos. Y nos corroboran las desconfianzas. Y nos contradicen en las obsesiones. Y construyen reinos y soberanías y países justos que no decepcionan y tierras felices como antiguamente. Derriban argucias de los mandatarios. Denuncian metáforas de timo y veneno. Y nos trazan rutas por los arquetipos y nos embelesan con sus perspectivas y nos encarrilan en sus contingencias o nos amilanan con sus contratiempos.


Difunden ternura, desprenden rencor. Asumen las culpas, corrigen los traumas, inventan paisajes, reconstruyen llamas. Son como la voz, ráfaga espontánea, trasluz desde el alma hasta el pensamiento. Son en cada página libres y capaces. Se escapan del mundo, huyen de sus lindes, conquistan el siempre. Visitan las ruinas, describen sus mármoles, entran en sonoros palacios del tiempo. Pasan sin reparo del hoy al mañana, bajan al ayer sin nostalgia alguna y beben su aroma y besan sus hules y abren sus balcones, se asoman al humo y abrazan el hálito de prendas queridas, tientan el espacio de todos los muertos.


Deciden finales que la vida oculta, descartan congojas que el destino tensa; acortan el hilo de los desconsuelos, extienden las épocas de amor desmedido. Poseen registros como la memoria y desencadenan subjetividades. Serenan las horas con palabras dóciles, excitan las púas de los sentimientos. Abren miradores jamás concebidos, permiten acceso a lo inexistente. Responden a enigmas, desentrañan miedos, emiten reflejos que te identifican, confiesan reparos que nos avergüenzan. Son madres nutricias, experiencia en alza, aspas poderosas, sagaces espías. Intuyen el ánimo. Saben del silencio.


Toleran, respetan, acogen las manos de cualquier extraño, veneran lo blanco y adoran lo negro. Indagan porqués, comparten carencias, sacian ansiedades, alivian el llanto, ceden emociones. Hablan los idiomas de todos los términos. Quedan en nosotros, penetran muy hondo, marcan un transcurso, un día preciso y los recordamos como algo muy nuestro. Duplican los seres y las existencias, facilitan tránsitos y mapas lejanos, rescatan sabores y predicen éxodos. Bendicen la paz con ritos arcaicos, improvisan templos para los poemas, preservan los pueblos con versos eternos. Curan con sus fábulas, adormecen, cuentan lo que pasa, sueñan lo que falta, lo mismo que un lloro, igual que un deseo. Salvaguardan nombres, costumbres, esencias. Mantienen los rasgos de lo primigenio


Para el mantecado imperial, necesitamos:



  • 250 gramos de manteca cocida a punto pomada
  • 250 gramos de azúcar glas tamizado
  • 6 huevos
  • 300 gramos de harina tamizada
  • 1 cucharadita de café de levadura tipo Royal
Elaboración:


En un bol amplio, ponemos la mantequilla a punto de pomada y la mezclamos bien con el azúcar glas. Añadimos los huevos uno a uno. Mezclamos bien. No hay que remover demasiado, solamente mezclar.
Ponemos poco a poco la harina con la levadura,  mezclando bien, sin batir, con una cuchara, mejor que con varillas.  Forramos el molde con papel de aluminio o bien engrasamos y enharinamos. Llenamos con la masa del mantecado dos terceras partes del molde, para que no se salga por arriba al cocer.
 Cocemos, lentamente, en horno precalentado. En mi horno, para dos mantecados a 130º con aire, solamente por abajo, para dos mantecados, 1 hora y 30 minutos. Luego puse por arriba y por abajo otros 10 minutos más. (Quedaron un poco tostados por abajo)
Pinchamos con una aguja y si sale seca, retiramos del horno. Mantenemos el mantecado en el molde hasta que se temple y luego lo sacamos, retiramos el papel de aluminio y dejamos enfriar sobre rejilla. Una vez frío, servimos.
 También, de poner  glaseado por arriba, se haría en frío, sobre la rejilla.
Delicioso y sin complicaciones.
¡¡¡Buen provecho!!!

42 comentarios:

  1. Me pillas justo en el mejor momento. Ahora... me haría un té y, mientras llegase a su punto, leería otras dos o tres veces el texto de Aurelio.Luego me tomaría un par de buenos trozos para iniciar la noche de eclipse y el tiempo de los sueños.
    Gracias por tu arte, Labidú, ese regalo de las noches de lenta dulzura.

    ResponderEliminar
  2. Hola Labidu uhhhhhhh me llega el olor hasta aquí que rico me encanta el mantecado de Aviles sera que vivo aquí, yo lo hago pero nunca lo he probado con manteca cocida pero no dudo que sera buenisimo que rico te cambio un trozo por un plato de arroz con leche Asturiano ... por cierto me acuerdo de la confieria San Francisco claro que si ....
    !!!! un besin !!!!
    el toque de belen

    ResponderEliminar
  3. Me parece magnífico....ha venido mi hijo de fuera y a lo mejor se lo hago este finde...con la excusa nos vamos a poner todos ciegos, creo yo.
    Bss
    Mar

    ResponderEliminar
  4. Ni que nos pusieramos de acuerdo, casi coincidimos o sin casi, yo tambien saque una bica mantecada. Que suerte tienes con tu amiga que comparte contigo tan buenas recetas de las de siempre, te ha quedado genial y es de los que me encantan, besos

    ResponderEliminar
  5. pues claro que me gusta!! Tiene que estar exquisito, y con glasa también. Gracias por tu receta, es genial. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Exquisito Labidú, con tu permiso me llevo un pedacín.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Además (los libros) siempre te esperan, saben de tus gustos y de tus problemas. Son pacientes y no les importa contarte mil veces la misma historia.
    El mantecado muy rico, pero hoy me ha gustado más lo que dices de los libros siempre me han hecho mucha compañía y me han permitido viajar a través del tiempo a otras épocas y hacerme disfrutar.
    Besazos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  8. que maravilla y qué color. La textura divina..ay por dios que envidiaaa, cada vez que intento ponerme a dieta veo maravillas como estas ajaj

    ResponderEliminar
  9. menudo corte tiene! asi con el cafetito, entra solo...un beso y buen finde

    ResponderEliminar
  10. He llegado a la hora de la merienda si quieres yo preparo café, té.... Lo que quieras....

    ResponderEliminar
  11. M.J. ,que buena pinta y claro hecho por ti tiene que estar delicioso , me tomaria un par de cachinos con un cafetin para merendar
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  12. Es la hora de la merienda, quien pillara un trozo de este mantecado hecho por ti, ha de saber divino, una receta con mucha solera.
    Lo de la manteca batida imagino que es la típica manteca de vaca que usáis en Galicia y Asturias, verdad? Cuanto más miro las fotos más hambre me entra.
    Besos y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  13. No soy amiga de la glasa, me gusta así, sin nada y tal y como la pones! no le cambio nada, me la tomaría con buen gusto!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Uffff Labidu, son las 6 y al ver ese manbtecado tan rico no veas el hambre que da¡¡¡, hambre pero de dulce eh¡¡¡ no de pan... jajaja, bikiños y buen finde

    ResponderEliminar
  15. exquisito sin duda, me encantan los mantecados, este tengo que probarlo aunque no tengo manteca cocida, lo haré con manttequilla de la buena

    ResponderEliminar
  16. Uy, y con huevinos de casa.
    Realmente delicioso.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  17. Madre mia!!! con o sin glasa es una delicia. Lo bien que se lo iba a pasar un trocito de mantecado bañándose en mi cafetillo!!!

    Mil besitos

    ResponderEliminar
  18. Olá Labidu querida,
    já tinha saudades tuas :) espero que tenhas estado bem!
    Eu ando de férias, vacaciones e tenho ido à praia e aproveitado para descansar.
    Obrigado pelos teus comentários sempre cheios de carinho.
    Lindo bolo, amanteigado, perfeito para um lanche :)
    Beijinhos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Labidú, llevo un tiempo intentando progresar en la cocina pero lamentablemente, no es para nada uno de mis puntos fuertes.
    Con tu permiso pondré en práctica algunas de tus propuestas que ya va siendo hora de volver a intentarlo.
    Me quedaré por aquí, que por lo que estoy comprobando tienes aportaciones que son realmente muy interesantes y pueden resultarme bastante útiles. ¡Feliz semana!

    Saludos desde felicidadenlavida;
    Un abrazo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que ilusión.. Mi recetina de desayuno favorito.. Yo hago muchísimo el mantecado, en casa nos gusta a todos.. Intento tener presente a Avilés ya que los peques ya nacieron en Gijón.. Esta versión no la conocía así que por supuesto que la haré.. Menudo aspecto más espectacular Labidú.. Gracias por tus recetinas y esos preciosos poemas.. Besos..

      Eliminar
  20. Parecen buenisimos, ese colorcito llama a comer un trocito, te quedaron de rechupete, besitos

    ResponderEliminar
  21. Hola Labidú ,el mantecado siempre es muy rico y con levadura queda mas esponjoso,y se abre , pero para los bollos de Aviles es un problema a la hora de montarlos ..
    Este esta genial para el desayuno del fin de semana.besinos

    ResponderEliminar
  22. Pues mira, yo lo prefiero sin glasa, fíjate. Además se ven unas rebanaditas tan estupendas que dan ganas de hincarle el diente
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Suena a bizcocho de reyes, y tengo la impresión que tiene que saber igual....¡qué bueno!...
    Me ha encantado.
    Un beso
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  24. Me gusta un montón Lbidú esta receta.Besosss

    ResponderEliminar
  25. Me tiene como loca el mantecado y ahora me lo pones en bizcocho?
    No se hace Labidú, no se hace... jajajjajaj
    Fantástico, con un color estupendo.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  26. Un mantecado de lujo, que esponjoso!!! Y los libros que puedo decirte, para mi son parte imprescindible de mi vida :D

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  27. Mi querida amiga, menuda delicia has preparado. Tenemos una gran suerte todos los que te seguimos de que compartas siempre con nosotros esas maravillosas recetas que también comparten contigo tus amigas. Esta mantecada me ha encantado con ese bonito color dorado de su miga. Y la idea de quitarle la glasa viene muy bien de cara al veranito jajajaja. Te acabo de mandar un mail, ya me dirás cuando lo leas. Por cierto, a Rebeca le ha encantado el escrito sobre los libros de tu hermano. Besicos.

    ResponderEliminar
  28. ¡Ay, éste lo tengo que hacer!.
    Además, sin glasa, que nos viene mejor en esta casa, para reducir calorías, jejejeje...
    Me encanta la miga que tiene.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  29. Hola Labidú. darte las gracias por entrar en mi blog, y por tus palabras, he ojeado el tuyo y es muy bueno, incluido los arroces,jajajaja, si en serio,.......también me quedo por estos lares,.....muchas gracias por todo.........saludos paco

    ResponderEliminar
  30. !!Que super esponjoso y suave que se ve,con la glasa o sin ellla me encanta.Besos.

    ResponderEliminar
  31. ummmmmmmm pues de mi parte le das las gracias a tu amiga por compartir contigo y tu con tod@s nosotr@s estas fantásticas recetas y ansiosa de ver las demas. besitos dulces.

    ResponderEliminar
  32. Con que ganas te sacaria un trozo....es que se ve delicioso...esponjoso y humedo....que manos tienes Labidu!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  33. Hola Labidú, vaya pinta que tiene ese mantecado, siempre que leo una receta con manteca cocida me pregunto cual es el proceso que hay que hacer para cocerla? yo siempre uso la mantequilla de Central Lechera, que tendría que hacer?.
    Muchas gracias por tus recetas, siempre sigo tu blog.
    Saludos.
    Tere

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Tere, gracias por seguir mi cocina y por dejar tu comentario. Hazlo siempre que quieras, te contestaré en cuanto pueda.
      Mira, la mantequilla que compras la cueces en una pota alta, crece y espuma, por eso lo de alta. La dejas que se vaya cociendo despacio, a poco fuego y observarás que se va formando una costra en el fondo y una especie de capina fina en la superficie. Cuando se ponga de un dorado intenso y a la vez transparente, estará cocida. Esperas a que se enfríe un poco y la cuelas con cuidado en un frasco de cristal. Ten en cuenta que mengua muchísimo, por cada kilo de mantequilla salen unos 600 gramos de manteca cocida. La dejas enfriar y tapas el bote. Se conserva unos meses en un lugar fresco, aunque yo suelo cocerla de un día para otro.

      Decirte que mi madre siempre le ponía un trocín de corteza de pan duro cuando empezaba a deshacerse la mantequilla, para atrapar la espuma y la verdad es que funciona.

      Espero haberte resuelto la duda, de no ser así, no dudes en volver a escribirme.

      La próxima vez que haga alguna receta con manteca cocida, pondré las fotos del proceso, para que lo veas, aunque no sé si ya tendré alguna receta con el paso a paso. Miraré y de ser así, te mando el enlace.

      Besinos Tere.

      Eliminar
    2. Muchas gracias, por la explicación. Aprovecho el momento para mandar un abrazo muy fuerte de parte de Manolo para todos, en especial para Favio.
      Un abrazo
      Tere

      Eliminar
    3. Lo mismo para vosotros, ya me parecía que eras tú. Haber cuando volvemos a reunirnos, ya ves que voy haciendo poco a poco vuestras recetas. Tengo pendiente el pitu de caleya, ahora los tiene Fabio y cuando estén para la pota, haré tu receta. Besinos para vosotros y de Fabio, todo el cariño del mundo. Sabéis que Manolo fue muy importante para él, lo ayudó mucho siempre y eso no se olvida nunca. Gracias Tere.

      Eliminar
  34. Esta si que es una receta de categoría Mª Jesús; El bizcocho imperial que se encuentra en las mejores pastelerías. Me lo llevo de inmediato, porque no siempre se encuentra una receta "auténtica" de este bizcocho, y si la fuente es tan importante, y las manos que lo prepararon han sido las tuyas, el resultado, no me extraña que sea este espectáculo que contemplamos. Lo haré en breve, y lo tomaremos A TU SALUD.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  35. Hola guapísimaaaaa! Me encantan estos bizcochos mantecados...este tiene una pinta espectacularrrrr! como todo lo que haces. Los hace una primamía de Avilés y hace años que no lo pruebo.

    Me quedo la receta...bueno me quedo con tu blog entero, que ya no se por donde empezar ! Besinos y abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loly, guapa, te dejé un comentario en tu blog, aunque no tengo la certeza de que se publique, no tengo perfil y no me dej. Te lo puse en el apartado `responder´. A ver si hay suerte. Besinos.

      Eliminar
  36. Que delicia se ve tan jugoso y rico, lo prepara la familia de unos amigos que son de Avilés y me chifla
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  37. Qué color y vaya textura tan deliciosa. Me guardo la receta. Muchas gracias.

    ResponderEliminar