mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

sábado, 20 de abril de 2013

EMPANADA DE CARMELA


Una empanada gallega, estupenda.
Otra vez con vosotros, amigos. A ver si 'ya' es la definitiva y los catarros y demás se olvidan de nosotros. Gracias por todos los ánimos que me hicisteis llegar. Siento no haber contestado a vuestros comentarios a su debido tiempo y espero poder visitaros con más asiduidad a partir de ahora.

Hoy os dejo una empanada que nos gustó de manera especial. La receta es de Carmela, nuestra profesora de manualidades. Como buena gallega, le gusta cocinar y siempre nos está aportando interesantes ideas, recordando platos que se hacían (y aún se hacen) en su casa. Cuando era niña, esta empanada le llamaba mucho la atención porque decía que la hacían del tamaño de `una rueda de carro´ y la llevaban a cocer al horno de la panadería de su pueblo, en la provincia de Lugo. Ella nos habló del relleno, con sardinillas frescas, sin espina, abiertas y colocadas entre la cebolla. Yo la preparé con bonito para que así gustase a todos los de casa, pues, con el pescado fresco,  alguno es bastante tiquismiquis. También los pimientos que debieran de ser morrones,  los puse del piquillo, los que tenía en ese momento.
La masa, de las más sencillas y está riquísima. Carmela no le pone nada de levadura, yo le añadí un poco para que quedase más blandina, pensando en los míos de nuevo.

Está muy rica, el relleno con tanta cebolla es una delicia, yo no pude esperar a que se enfriase del todo, la probé templada y me prestó mucho.

Le doy las gracias a Carmela, espero que nos siga regalando su compañía y más platos ricos.


La masa crujiente y el suave relleno, hacen de cada bocado una delicia.
Os dejo un texto de A. G. Ovies, publicado en La Nueva España.
Aurelio G. Ovies


 Qué habrá sido de todo lo que ha sido? ¿Y aquello que no fue en dónde permanece? ¿Qué de los nombres que ardían cuando los pronunciábamos; de los brazos que abrían tan pronto el sol brotaba, de los presentimientos abatidos? ¿Qué muere cuando se muere? ¿Quién abre las imponentes compuertas del dolor? ¿Quién habita en el luto; quién sobre la superficie del olvido? ¿Dónde queda el paisaje que miramos, dónde las estaciones desprovistas? ¿Quién ocupa los sueños que movemos, quién la vida que hasta entonces vivimos?


Lo que la noche encubre, ¿dónde se manifiesta, cuándo materializa sus designios? ¿Cómo será, a la luz, lo que no imaginamos? ¿Cómo la sombra de lo más transparente? ¿Qué perfil mostrará el futuro más próximo? ¿Si el silencio sonara, qué obraría en cada instante, qué en cada pensamiento; cuántas palabras nuevas, cuántos callados gritos? ¿Nos parecemos algo a lo que deseamos; nos acercamos más a lo que aborrecemos o a lo que perseguimos? ¿Quién dictamina nuestras voluntades; quién endereza nuestras decisiones; quién fragua nuestros credos; quién da capacidad a nuestros silogismos?


¿Quién sabe ciertamente a qué ha venido y por qué ha de partir y el qué de mientras tanto y el para qué desde un principio? ¿Merecerá la pena reconocerse nieve? ¿Ser roca es más intenso? ¿Es más larga la espera que la costumbre? ¿Más profunda la herida que el entusiasmo? ¿Menos punzante la distancia que el cariño? ¿Cuánto mide el amor; quién traza sus volúmenes, quién pule sus costuras, quién decide sus dunas y sus siglos? ¿Por qué la libertad y el amor no armonizan? ¿Por qué no se acompasan sus agujas? ¿Y el odio dónde incuba? ¿Por qué no desguarnece? ¿Quién sigue apadrinando sus fases monstruosas, sus rizomas endémicos? ¿Quién diseña sus rutas, quién lima sus cuchillos?


¿Cómo será el ser un ser inexistente, siempre lejos de ti, siempre vacío constante, siempre impresión de espíritu? ¿Qué llevaré en los ojos, con qué imagen iré a las amplias regiones de la nada? ¿Qué pensará la música cuando nos separemos; y qué la luna y los espacios, qué la indiferencia de la mar y los ríos? ¿Qué sucede al otro lado de la soledad; quién dicta su mudez, quién sostiene sus murales de humo? ¿Dónde se pierde el contorno del mundo, a qué altura no se percibe la angustia de la tierra? ¿Qué nos sucedería sin memoria, qué sería de las cosas sin olvido?



Para la empanada, necesitamos: (16 raciones)


Para la masa:

  • el caldo resultante de pochar la cebolla (480 gramos)
  • 650 gramos de harina común
  • una cucharada de levadura tipo Royal (optativo)



Para el relleno:
  • 3 kilos de cebollas
  • 500 gramos de bonito del norte en aceite de oliva
  • 8 pimientos en conserva (o morrones)
  • sal
Un huevo batido para pincelar.


Elaboración:
Picamos la cebolla en trozos generosos y la pochamos en el aceite caliente. Salamos. Dejamos que se vaya haciendo despacio, con la tapa puesta. Una vez pochada, la ponemos en un colador con un bol debajo para recoger el caldo .
Añadimos poco a poco la harina con la levadura tamizada y amasamos hasta conseguir una masa que se despegue del bol, elástica y que suave. La dividimos en dos.
Estiramos una parte con el rodillo y forramos con ella un molde redondo bajo. Colocamos la mitad de la cebolla, sobre ella el bonito bien escurrido.
Y el resto de la cebolla. Ponemos sobre ella los pimientos abiertos y cerramos con el resto de la masa bien estirada. Cortamos con el rodillo, presionando sobre el molde, el sobrante de la masa.

Terminamos de cerrar la empanada, pellizcando las dos capas para que no se despegue.  Hacemos un corte redondo en el centro de la empanada, cortando con un cuchillo y decoramos con el resto de la masa. Pincelamos con huevo. Cocemos en horno precalentado, a 170, los primeros 20 minutos solamente por abajo y otros 10/12 minutos más por arriba y abajo. (Cada horno necesita su tiempo).
Dejamos enfriar o templar.
Si os gusta la cebolla, esta empanada no os dejará indiferentes. A nosotros nos encantó.
¡¡¡Que vos preste!!!

30 comentarios:

  1. Ayyy solo porque en un rato me voy con los amigos, sino me metía a hacer esta empanada, pero mañana cae para el día de campo me da que será ideal!

    Un beso enorme que bueno que ya estés buena y sana :D

    ResponderEliminar
  2. Deliciosa de mis preferidas con sardinas o xoubas, pero con bonito tambien esta buenisima y no hay mas que ver ese cachin tan bueno. Espero que te recuperes que ya van siendo horas de dejar esos catarros, cuidate besos

    ResponderEliminar
  3. Donde se pongan las empanadas gallegas! Yo con el pescado nadita, pero la de bonito aún la como. Mi abuelo hacía las empanadas de raya abiertas y lo de dentro no lo comía, pero la masa me encantaba. Aquí donde yo vivo hacen una de panceta riquísima. Un besiño.

    ResponderEliminar
  4. Pues buenísima. Tienes mas mérito que yo, porque cuando la hago la hago con las masa comprada así que felicidades, te ha salido de muerte.
    Un besazo
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  5. Que pintaza tiene!! Menudo corte tiene la empanada, acabo de conocerte y me ha encantado tu blog, me quedo por aquí y de paso te invito al mio para que te pases cuando quieras!! Besos!!

    ResponderEliminar
  6. Tiene que ser deliciosa, la pinta es espectacular.
    Un besito

    ResponderEliminar
  7. Madre mía si es que todo lo haces a lo grande jajjajajja
    Desde luego se ve bien rica, la cebolla deja un sabor muy rico y suavidad.
    Creo qeu también la haría con la levadura, sí.
    Y cuídate!
    Besazos.

    ResponderEliminar
  8. Espero que sí, que ya se pasen todos los catarros y que no vuelvan en mucho tiempo.
    Me ha encantado la empanada, la masa tiene que quedar muy rica con el caldito de las cebollas, pero sobre todo cargadito de cebollas sofritas tiene que quedar increíblemente jugosa
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Madre mia que empanada mas rica!!Un buen trozo me comia yo.
    Me alegro que ya estes mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Que delicia, que pinta, así con tanta cebolla me encanta
    Comíamos unas de sardinas en Baiona espectaculares, como me gustaría haber visto la del tamaño de la rueda de carro
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  11. Es que se me está haciendo la boca agua sólo de pensar en esta empanada, guapa. Ya la tengo apuntada en "marcadores" para no perder esta receta, ¡qué cosa más rica, qué relleno tan buenísimo!.
    Me ha encantado.
    Un besote grande, guapa.

    ResponderEliminar
  12. Ya que está tan rica no puedo esperar a hacerla yo, me llevo un cachito para probarla.
    Besazos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  13. Hola Labidú.

    Se te echaba en falta! Me alegro que estés de vuelta y bien recuperada.

    Y mira que la cebolla así en trozos no es lo mío, yo siempre tengo que pasar las salsas por el pasapuré, pero lo que me ha encantado ha sido la masa, es genial y queda con un color estupendo. Como siempre te quedó fantástica.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Me alegro de que los virus se vayan alejando, ya toca.
    La empanada se ve genial, bien llena, ya me han entrado ganas de comerla, a ver si esta semana la hago.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Holaaa, jo ya veo que hemos estado todos igual, yo he salido de un trancazo de órdago!, me alegro de que ya te hayan dejado los virus en paz.
    Que gozada de empanada familiar, madre mía que montón de cebolla! tiene que estar buenísima, el aspecto lo dice todo.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  16. Me comeria un trozo de lo buena que tiene que estar.Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Bueno Labidú por lo visto hemos andado a la par.. yo con una buena infección de garganta.. por fin ya se ha ido.. espero que tu estés restablecida.. la empanada me priva, que aspecto tiene y esa masa debe de estar bien rica si señora.. bueno el poema precioso eh.. da que pensar verdad??.. gracias por estas entradas tan entrañables..

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Te echaba de menos,espero que ya esteis todos bien .
    Esta empanada seguro que está muy rica ,yo siempre la hago de bonito es la que les gusta en casa.Nos vendría genial estos días de sol para comer en el campo.besinos

    ResponderEliminar
  19. M.J. me alegro de verte de nuevo por aqui .
    Esta empanada tiene que estar muy buena y suave con tanta cebolla y la masa es sencilla y debe quedar muy crujiente ,asi que en conjunto deliciosa
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  20. Madre mia que ricura Ladibú, no me extraña que os encantara!!
    Me alegro que ya estes bien con los virus fueraaaaa
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Bueno hermosa como me pones esta empanada tan deliciosa huuuuuu esta noche no duermo.Besos

    ResponderEliminar
  22. cuanto me alegro querida amiga de que estéis mejorando en casa, espero que tu enfermo también pronto se recupere del todo. este tipo de masa en la que se echa el aceite del sofrito es la que mas hago yo en casa, al no llevar levadura panadera como se suele poner en las masas gallegas, no hay que esperar a que leve y el resultado nos gusta, así que probaremos con el relleno que nos propones. besossssss

    ResponderEliminar
  23. por dios que ricaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

    ResponderEliminar
  24. Mi queridísima amiga, que delicia de empanada has preparado y me parece una idea genial eso de adaptar al gusto de tus comensales. Por cierto, me encanta cada vez que compartes una receta que proviene de alguna de tus maravillosas amistades. Es otra de las cosas que tenemos en común, que siempre encontramos alguien de quien aprender recetas nuevas para luego hacer en casa. Es maravilloso el poder de unión y comunicación que puede tener la cocina. Por cierto, veo que esas clases de manualidades han dado maravillosos frutos porque esa cajita es divina y seguro que al principe de la casa le encantó. Miles de besicos para todos y en especial para mi bello Fabio.

    ResponderEliminar
  25. como se nota que es casera, la masa el relleno...se ve increible! un besicoo

    ResponderEliminar
  26. Hola he intentado hacer la empanada tal y como explicas y la masa me ha quedado muy liquida le he tenido que echar bastante mas harina pero ahora se rompe no es elastica me da miedo la he dejado a un lado a esperar si me ayudas muchas gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento no haberte ayudado, durante estas semanas pasadas no conecté y es a fecha de hoy cuando veo tu mensaje. Seguramente las cebollas dejaron más caldo que las que yo utilicé, deberías haber puesto la harina poco a poco, hasta que se desprendiera la masa de las paredes del bol que utilizaste. Lo siento, de veras, si pasas por aquí déjame unas palabras, no tengo manera de comunicarme contigo. Un saludo.

      Eliminar