mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

martes, 9 de abril de 2013

POSTRE TIPO PEÑASANTA


Muchos días sin apenas ponerme al ordenador, sin visitar vuestras cocinas y desatendiendo por completo la mía... Seguramente la culpa la tenga este 'aborrecible' tiempo que nos toca vivir estos meses. Las gripes y los constipados están de fiesta y decidieron hacernos una visita.Y se quedaron, vaya si se quedaron... Aún estoy, como decimos por aquí, `a media vela´, pero hoy me siento con ganas de publicar un postre de lo más sencillo y del que me dí cuenta de que aún no estaba en el blog.

Basado en el clásico Peñasanta (postre popular en diversas localidades de Asturias ), os dejo un cierre de comida muy fácil y apañado. Lo mismo sirve para los días calurosos del verano que para las estaciones más frías. El original lleva helado mantecado o de tres sabores, sobre el que se suele poner almendra molida y tostada.También se acostumbra regarlo, al servir, con algún licor, que se flambea o no, dependiendo del gusto y de los comensales.

  Yo os dejo un básico, después, cuanto más dejéis volar la imaginación, mejor. A ver si os gusta.

Y esta buena moza que veis es nuestra tía Gloria, que el pasado día 1 de abril cumplió 100 lúcidos años...  Promete venir a casa y hacer alguna llambionada de las suyas. Una más que buena repostera y aún mucho mejor persona. Salud, querida tía.


Un texto de A. G. Ovies, publicado en La Nueva España:



Cuando llega este tiempo de falsa primavera y un petirrojo viene cada mañana a verme, cuando brotan de pronto los árboles del parque y marzo apunta ya con sus balas de savia y es invierno pero hay una brisa muy nueva y una limpia tristeza en la luz muy reciente, la vida espolvorea aromas entrañables, colores muy cercanos, instantes como sed que mana y apetece y se escuchan recreos con gritos de los niños y se llenan los bancos de amor adolescente.

Cuando rompe el calor sus urnas y se expande, recuerdo emocionantes incursiones campestres: los prados comenzaban a poblarse de mayas y de eléboros y nos gustaba mucho echarnos a rodar, por más que nos reñían por mancharnos la ropa con el jugo del verde. Nos gustaba buscar los grillos prematuros y brillantes insectos y descubrir toperas por entre el tierno césped. Y adivinar en dónde anidarían las pegas y dónde esconderían las gatas sus camadas, en qué hueco del muro o en qué sebe. Nos gustaba encontrar camisas de culebras, charcos con renacuajos nerviosos y tritones; y plantas diminutas de las fresas silvestres.

Cuando veo los narcisos en las veredas húmedas y escucho el discurrir de alguna fuente. Cuando por los caminos las prímulas motean el paisaje con su dorado joven y raudas lagartijas escapan de mis pies y el aire duele, me acerco a los lejanos dominios de mí mismo, a las surcadas rutas imposibles, a queridos espacios de espinos y bardales, higueras y laureles. Me asomo a las afueras de lo que soy ahora y corro cuesta abajo con los brazos abiertos, persigo una cometa con forma de serpiente. O bajo hasta la mar y atrapo por las pozas diminutas quisquillas, conchas muy desgastadas, esqueletos de peces.

Cuando arriba el buen tiempo y observo el cielo nítido y las tardes son lentas y radiantes y enrojece con más calma el poniente. Cuando los pueblos huelen a merienda de madre y al jabón de la ropa y padre que regresa con cansancio a la espalda y el horizonte acopia el soplo del nordeste, son más míos que nunca el canto de los gallos, las gaviotas, las olas, y el tallo del silencio y sus esquejes. Me pertenecen menos las cosas de este mundo, pero soy más un poco aquello de otras veces: soy un coleccionista de materias muy frágiles, un cazador furtivo de imágenes endebles.




Para el postre, necesitamos:

  • Helado del sabor que más os guste, el original mantecado o tres gustos, yo le puse  biscuit de marañuela
Para el merengue:
  • Clara de huevo ( una clara da para dos postres)
  • tres cucharadas soperas de azúcar por clara
  • unas gotas de zumo de limón
  • una pizca de sal
Elaboración:

En un recipiente hondo, bien seco, ponemos la clara de huevo, las gotas de limón y la sal y batimos energicamente. Una vez que queda como una espuma y triplique su volumen, añadimos una cucharada de azúcar.
Y seguimos batiendo hasta que los granos de azúcar se disuelvan. Añadimos otra cucharada, batimos de la misma manera y terminamos el azúcar procediendo del mismo modo. Nos queda un merengue compacto. Rellenamos una manga pastelera con boquilla rizada de merengue .
En el plato donde vayamos a servir, colocamos una bola de biscuit y la cubrimos generosamente con el merengue. ( Podemos poner en este momento la almendra triturada y tostada por arriba del biscuit, yo no lo hice) Quemamos con el soplete y servimos inmediatamente. (En este punto, si se quiere, se riega con licor y se flambea) 
Por afuera, tostado y caliente.
Y cremoso y fresco por dentro, una delicia.

¡¡¡¡Que vos preste!!!!

39 comentarios:

  1. No me extraña que los virus no te abandonen, porque debe ser para ellos un auténtico lujo vivir alimentados del modo que tu lo haces :-) Este postre tiene que ser una delicia. Tuve que releer dos veces el título y la receta, porque me faltaba el QUESO Peña Santa jajaja. Tengo helado en la nevera, de modo que no tardaré en ponerlo en práctica.
    Muchísimas felicidades a tu tía Gloria. ¿¿100 años?? Increíble. Parece que tiene 20 menos. Esperemos que tu heredes su genética, porque como su nombre indica, da Gloria verla.
    ¡¡Animo que como A.G.Ovies describe como nadie, la primavera ya está aquí (aunque no lo parezca) y todo revive, se renueva, y se llena de esperanza. Recupérate pronto y dale candela a la gripe. Al mal tiempo, buena cara, y no se puede andar a media vela. Despliega con fuerza la vela entera, llénate de energía, y a disfrutar de la primavera (tiene que venir...), de los días largos... de la cocina y todas esas cosas tan ricas que tu sabes preparar y que tan buenos momentos te proporcionan... de la familia... de los amigos... y de tantas cosas buenas como tiene la vida.
    Esperamos que sigas publicando con la frecuencia habitual en ti, porque se echan de menos tus recetas.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  2. por una vez y que no sirva de precedente, me quedo antes con el poema de Aurelio, me ha hecho ver y oler y sentir cada día de la primavera de mi niñez, tan solo me han faltado seguir a las mariposas multicolores revoloteando por los prados. gracias. un fuertisimo abrazo a tu tía y que dios la conserve tan bien como se la ve en esa foto, unos cuantos años mas y el postre, seguro que delicioso, los ingredientes son de los que me gustan. besitosssssss para tu enfermo, que se cure pronto y que mejoréis todos.

    ResponderEliminar
  3. Primero .....felicidades a tu tia!....se ve joven y es guapisima!.....tu postre delicioso....y ni te preocupes por el tiempo...a todos nos tiene mal la gripe....aca tambien me agarro estos dias........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  4. Súper apetitoso, se ve de escándalo, que rico tiene que estar.
    Espero que sigas mejor, cuídate.
    Felicidades a esa mujer que con los muchos años que tiene sigue guapísima, besinos corazon

    ResponderEliminar
  5. como me gustan esas recetas "antiguas" , no conocia tu blog, te sigo
    http://senoritamandarina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Antes que nada....
    Felicidades a tia Gloria!!! está estupenda, asi que maravillosa repostera, de tal palo tal astilla.
    Y del postre, que quieres que te diga, es irresistible, que maravilla, como todo lo que haces.
    Un poema precioso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Anda!, qué bonito te ha quedado.
    ¿Donde hay que firmar para estar como tu tía?.
    Un besito
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  8. Primero, muchas felicidades a tu tía, qué maravilla llegar a los 100 años y estar tan lúcida, se ve muy bien en la foto.
    También espero que los virus ya se hayan ido de vuestras vidas y estéis todos recuperados.
    Y ahora el postre, sencillo, resultón e imagino que exquisito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Que rico! tengo una relación de amor odio con el merengue, me encanta comerlo pero odio prepararlo. ultimamente parece que empieza a salirme asi que me apunto tu receta

    ResponderEliminar
  10. Muy rico y te quedo precioso.Yo lo hago con helado de turrón y nos gusta mucho.
    Felicidades a tu tía ,que suerte cumplir tantos años y estar tan guapa y saludable y con ganas de cocinar.besinos

    ResponderEliminar
  11. Un siglo que espenda :)
    Los narcisos blancos me encantan.
    No conocia tu dulce.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  12. En cocina hay un postre: souflé Alaska, muy parecido...pero lo de tu tía es asombroso, 100 años! y está casi como si tuviese 80!!!
    Dime que ha comido y bebido en esos 100 años para imitarla!!!
    Y le das un beso de mi parte, aunque no me conozca!
    Para ti...otro!
    elena

    ResponderEliminar
  13. Estupenda y completa forma de tomar helado.. además con merengue, licor.. irresistible!!! Besos,

    ResponderEliminar
  14. Como no nos va a prestar.. si tengo un catarro que no lo apeo y así y todo me comería este postre por partida doble.. como siempre fabulosa receta.. decoración preciosa y Asturias presente.. y encima y si no me equivoco lo sirves en vajilla San Claudio..

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Yo también tengo unos días apartada del blog... No sabes lo que me ha gustado este postre pero de esta entrada lo que más me ha gustado a sido la tía Gloria, ¡qué hermosa mujer y qué maravillosos 10 años!. Gracias por compartir ;D. Un besote,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  16. Precisamente esta noche me he acordado de tí. YO he pasado una semana santa e incluso antes también un poquito desconectada. Hoy iba a buscar tu mail para mandarte uno. Me alegro tenerte de vuelta, aunque yo ande aun a ratos perdidos por aquí, es un gusto encontrarse con las amigas. Y sobre todo si nos traes cosas así de ricas..........aunque este año no se si tendré que ir a la playa tapada con la toalla jajaja.
    Besinos

    ResponderEliminar
  17. Un postre sencillo y delicioso! Y que guapa tu tía, no parece que tenga 100 años!!! Es una maravilla :D

    Mil besos y que te mejores ya del todo.

    ResponderEliminar
  18. Parabéns pelo centenário da tia Glória! :)
    E esta sobremesa que coisa mais rica, suave e fresca por dentro e tostadito por fora, que lindo!
    Olha, aquele doce, o toucinho do céu, sim é feito com o doce de gila (cabello de angel é isso sim), parece uma tarte de santiago com cabello de angel mas mais húmida.
    Um beijinho.

    ResponderEliminar
  19. Labidú mi niña, espero que termines de recuperarte que una se queda siempre muy débil después de una gripe.
    Tu tía desde luego que no aparenta que tenga 100 años, ya me conformaba yo con llegar la mitad de bien.
    El postre me ha encantado, me parece sencillo pero muy lucido, además que tiene que estar riquísimo
    Besitos y cuídate mucho

    ResponderEliminar
  20. M.J. ,sencillo pero delicioso ,lleva unos ingredientes que me encantan ,el helado y el merengue ,asi que para mi es perfecto
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  21. vayaaa pues está guapisima la tia Gloria para tener esos años, qué cutis más bueno :) da gusto, dala un beso de mi parte.
    en cuanto al postre, buenisimo :)

    ResponderEliminar
  22. Me encanta!!!
    ahora me he aficcionado a hacer merengue, porque me rechifla y pensaba que era mucho mas dificil, asique me guardo con cariño este postre.
    que guapa tu tia con sus años...mucha salud!

    ResponderEliminar
  23. Como estás linda??? espero que mejor. Este tiempo nos mata, tanta humedad y los días grises uno tras otro son un horror. A ver si llega un poquito de sol que ya nos hace falta.

    Felicidades a tu tía, está estupenda y esos ojillos alegres son una maravilla.

    Y el postre!!! qué ricura romper esa barrera caliente para encontrarte con el frescor del helado. Maravilloso.

    Mil besitos

    ResponderEliminar
  24. Luce delicioso un postre rico,felicidades a tu tía,abrazos y abrazo

    ResponderEliminar
  25. Ay este tiempo que tenemos va a terminar con nosotros y encima cocinando tan bien como cocinas, esos virus no se querrán marchar, asi que no los trates tan amablemente y échalos de ahi con viento fresco jaja....Cuídate mucho preciosa !!!
    El postre ideal como remate de una buena comida , ya está apuntadito y a buen recaudo. Si es que a toda la gente que conozco le recomiendo tu blog porque es de visita obligada, eres la mejor !!!
    Besinos.

    ResponderEliminar
  26. El postre genial, hace la tira de tiempo que no lo como.
    Felicidades a tu tía, yo tengo una tia abuela de 106, creo que están hechas de otra pasta.
    Besinos para las dos

    ResponderEliminar
  27. Mi querida amiga, llevaba varios días echandote en falta y ya me tenías preocupada. Ya veo que la ausencia ha sido por ese molestoso resfriado así que me quedo más tranquila ya que imagino que todo lo demás estará bien (tú ya me entiendes querida amiga). Sobre esta delicia de postre ¿qué te puedo decir? Pues que te lo copiaré seguro con la versión de helado mantecado porque es un sabor que me encanta y que combinado con el merengue quemado debe ser un delirio total. Sobre la jovenzuela, de verdad te digo que me ha dejado impactada ¡vaya siglo más bien llevado! Se nota en su sonrisa que, además de estar estupendamente de salud y de lucidez, es una persona feliz por sentirse querida y eso es lo que yo quisiera que tuviesen todos nuestros mayores. Miles de besicos para la cumpleañera, para ti y para mi amigo del alma.

    ResponderEliminar
  28. Ay calla que tengo el hospital montado con los niños...
    Tu tía es una maravilla, ojalá la disfrutes mucho tiempo y con esos postres, todo un lujo.
    Cuídate.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  29. Che buono lo devo assolutamente provare :)Ciao

    ResponderEliminar
  30. Que delicia de postre .... pero lo que me ha dejado hoy con la boca abierta es esa preciosa moza de 100 años , pero que requeteguapa esta y ademas se le ve muy lucida y lo mas importante se nota que es feliz!! mi enhorabuena por que se que tu eres una de las " culpables " de esa felicidad
    Un besazo guapa!

    ResponderEliminar
  31. Vuelvo para desearle a tu tia muchísimas felicidadesssss por estar tan hermosa , con esos ojitos que destellan aún ilusión a raudales y esa sonrisa preciosa........Perdóname por el lapsus de no haberla felicitado el otro dia y lo que son las cosas , hoy hablando de tus narcisos con una amiga, me ha venido un flash y me he dicho, anda, si creo que el otro dia le dejé comentario y con las prisas no felicité a esa personita tan linda.He venido a ver y efectivamente jeje....... Me perdonáis las dos, sí ?....
    Espero que ya estés mejor. Muchos besines.

    ResponderEliminar
  32. Que guapa tu tita, que maravillosos 100 años. Felicidades!!
    Y a ti tambien te felicito por este postre delicado de presencia y delicioso de comer, uuummmm.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  33. Hola Labidiu por donde empiezo??... te echaba de menos pero yo tambien estuve mal ....bueno lo primero espero que estés mejor ya creo que este tiempo va acabar con nosotros..... lo segundo muchas felicidades a tu tía y que siga tan guapa el poema precioso que bonito te traslada a otro tiempo la primavera ....... las mariposas las flores......... precioso y el postre me parece fantastico bueno como todo lo que haces, este también me lo apunto si es que me gustan todos ... cuando ya no me sirva la ropa a ver que hago jajajja...
    !!!! besinos !!!!
    el toque de belen

    ResponderEliminar
  34. Se te echaba de menos, guapa...
    El postre me encanta, con el helado y el merengue flameado.
    Pero la que me encanta es tu tía Gloria, ¡vaya tela, qué bien está!. Muchas felicidades, y a ver si se anima a ponernos alguna recetilla.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  35. Acabo de conocerte, y me ha encantado tu blog, esta receta tiene que estar buenissima, felicidades por el centenario, te invito a ver mi blog y yo voy a seguir visitando el tuyo.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  36. Hola! te he conocido a través de Labidú que ha hecho un postra tuyo espectacular, y aquí me he plantado yo para conocerte, me quedo de seguidora y de paso te invito a que conozcas mi blog, besotes

    ResponderEliminar
  37. Ya he puesto hoy la entrada de los narcisos. No tienen comparación con los tuyos , pero poco a poco, los iré haciendo mejor. Lo mas importante como ya te comenté, que nos encantaron y saben a gloria.
    Gracias , muchas gracias. Bss

    ResponderEliminar
  38. Supongo que a estas alturas el catarro ya esté curado. Los días de sol así lo habrán hecho.
    Qué bien está tu tía,¡si parece moza!, nadie diría que tiene toda una vida detrás.
    El postre me lo apunto que en casa les va a encantar, sobre todo por que no saben que debajo del merengue hay sorpresa, y así estreno un soplete que compre, ya ni me acuerdo cuando.
    Besazos enormes.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  39. madre que cosa mas rica!! he caído por aquí de casualidad y me quedo paseando , ya tienes una seguidora mas y no me pierdo nada , también te invito a pasar por mi blog http.//ysicocinastu.blogspot.com.es
    un saludo guapa y te sigo!!

    ResponderEliminar