mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

lunes, 21 de septiembre de 2015

COÑINOS, de Oviedo


Son del tamaño de una almendra grande.

Si, coñinos. Aunque suene raro. La primera vez que probé estas galletinas, hace ya un montón de años, fue en compañía de mi amiga Cris. Viajando desde Oviedo, me comentó que si quería un coñín, la miré con asombro y soltó una buena carcajada. Sacó una bolsina de cuarto de kilo y entre risa y risa, nos la zampamos en los cuarenta y cinco minutos de trayecto... Querida Cris, hace mucho que no te veo, pero estás en mi mente.

Cuentan que los orígenes de estas curiosas galletas se remontarían a la celebración de una reunión eucarística en la ciudad de Oviedo, allá por el año 1910, más o menos, y que su elaboración primera sería monacal. Dicen que querían hacer unas pastas originales y las hornearon en forma de diminutos panes con un corte longitudinal. Luego, con ese otro nombre más socarrón las bautizaron los propios asturianos, y popularmente así se siguen conociendo.

La receta es de la pastelería San Juan, de Oviedo, que hace unos años cerró, rescatada del libro Confiterías y Confiteros de Asturias.

Feliz día de San Mateo a todos.

Un texto de A. G. Ovies:


CARMINA BURANA. VERSIÓN ACTUALIZADA



(In taberna quando sumus...)

En la era en la que estamos/del guasap no nos soltamos,/desde que sale la luz/hasta que nos acostamos./Lo que sucede con el guasap/es digno de constatar./Más vale que no lo bajes...,/pero no te librarás./Unos están enganchados,/otros no hacen otra cosa./Jamás tuvieron los dedos/empresa tan afanosa./Unos dale que te pego/otros pego que te dale,/hay quien guasapea sin tildes/y hay quien no pone una hache./Nadie que no lo conozca,/nadie que no lo utilice;/unos gastan los pulgares/y otros apuran los índices./Guasapea el sabio,/guasapea el arpista,/y el indio y el payo/ y el zen y el callista./Guasapeamos todos/como unos posesos,/en el ascensor,/en actos y en plenos.
Uno, bien por la mañana/dos mientras desayunamos/el tercero para Pili/y el cuarto para el hermano./El quinto al colar la leche,/con el zumo sale el sexto,/en el séptimo va un vídeo/ y en el octavo cien besos./En el noveno una rosa/y en el décimo una escucha./Unos cuarenta guasaps/antes de entrar en la ducha./Tres para unos compañeros,/dos para saber si llueve,/media docena a un colega/y otra media para el jefe./Dos corazones a Luci,/a José tres con el mono,/y a mamá caras redondas/con el amor en los ojos.
Guasapea el ciclista,/guasapea el viandante/guasapea el torero/y el exnavegante./Guasapea Rita,/guasapea Pedro/y el que espera el bus/y el que saca el perro./Guasapea el guardia/y el camionero,/guasapea el cliente/con el camarero./ Guasapea el ministro/con las alcaldesas/y guasapea el príncipe con Mingo y Teresa./Guasapea este,/guasapea aquel,/guasapea el soldado/con el coronel./Guasapea el viudo,/guasapea mi tía,/guasapea el cura/en la eucaristía./Guasapea el alto,/guasapea el bajo,/guasapean los jóvenes/y los centenarios./Guasapea Lola,/guasapea Senén/y el que compra el pan/y el que va en el tren.
Guasapea él,/guasapea ella,/guasapea el motero/que nos atropella./Guasapea el maestro/y los parvulitos,/y hasta Blancanieves/con sus enanitos./Guasapea el que corre/guasapea el que reza/y el que lleva prisa/ y el que va, y tropieza./Guasapea el infante/y hasta la nodriza;/guasapea el piloto/mientras aterriza./Guasapea la abuela/con todos sus nietos,/guasapea el barbero/cuando corta el pelo./Guasapean de día,/guaspean de noche,/el que barre aceras,/la del carricoche./Guasapea Olegario,/guasapea Efrén/y la bailarina/y el que sube al tren.
Guasapean decenas,/guasapean millones,/guasapean los reyes/y los polizones./Guasapea el filósofo/y guasapea el vago,/las brujas, las hadas/y el duende y el mago./Guasapean en London/y guasapean en Collanzo/y guasapea Mercedes/mientras cuecen los garbanzos./Guasapean los mimos/ y la dependientas/y los ingenieros y las enfermeras./Guasapea el retrógrado/y el iconoclasta,/guasapea el calvo/y el que lleva rastas./Guasapean los laicos,/guasapean civiles,/guasapean cientos,/guasapean miles./ Nadie se mira ni abraza,/pues todos guasapeamos,/unos lo hacen a escondidas/y otros lo hacen a dos manos./Para tanto guasapeo,/todo teléfono es poco;/y hasta sobran las palabras,/¡vivan los emoticonos!/(Quién nos diría hace nada/cuando ni móvil había/que no podríamos ni comer/sin su amable compañía./).
(Aurelio González Ovies. LNE. Septiembre, 2015)



Para los coñinos, necesitamos:


  • 150 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 190 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • 50 ml de leche
  • aproximadamente 500 gramos de harina, la receta ponía 475 gramos
Elaboración:

Precalentamos el horno a 200º

En un bol ponemos todos los ingredientes y 200 gramos de la harina y vamos mezclando, a medida que se vayan integrando los ingredientes, vamos añadiendo harina, poco a poco.
Hasta que se nos quede una masa suave y que no se pegue a las manos.
La dividimos en porciones, yo en cinco, y formamos rulos de unos 3 centímetros de diámetro.
Cortamos cada rulo en porciones de unos 2 centímetros de longitud, boleamos con el cuenco de la palma de la mano y luego estiramos formando unos pequeños panecillos. Ponemos sobre papel de horno en una parrilla y les damos un corte a lo largo. El corte tiene que ser bastante profundo, más que el que les hice yo, para que al cocer, quede más pronunciado.
Cocemos en horno precalentado a 200º, unos 20-25 minutos.
Dejamos enfriar, y listos.
¡¡¡A ver si vos presten!!!



17 comentarios:

  1. Hola preciosa !!!
    Deliciosos es decir poco, también tengo esos fascículos y mas de una vez los hice y sin embargo nunca los subí al blog , tengo que hacerles un huequín.
    El nombre sorprende a todo el mundo y hace echar unas risas .
    Besinos.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajja, el nombre es para alucinar, jajajjaj que gracioso el que se le ocurrió. Tengo que hacerlos con toda seguridad, me rechiflan los dulces tradicionales y estos creo que me van a encantar. Besossss

    ResponderEliminar
  3. Merhabalar, çok leziz ve iştah açıcı bir görüntüsü var. Ellerinize sağlık.

    Saygılar

    ResponderEliminar
  4. Jajaja,no tenía ni idea de estas galletas.Ricas tienen que estar seguro.
    Un besin.

    ResponderEliminar
  5. pues nunca lo había escuchado el nombre es curioso jeje,se ven muy ricos tomo nota, me apetece mucho probar,besos

    ResponderEliminar
  6. El nombrecito se las trae,je,je, pero deben estar deliciosas.

    ResponderEliminar
  7. Hola !!! que receta mas interesante, con tu permiso la guardo...y esa tartita de abajo....lujazo total !!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. La verdad es que el nombre se las trae, a ver a quien se las ofreces, no vaya a pensar lo que no es, jajaja.
    Lo que si está claro es que son muy adictivos y ya imagino que empiezas con solo uno y acabas con todos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola Labidu j yo no conocía estas galletas o bollinos o coñinos jajja, que bueno.. la verdad es que estarán buenísimos, yo me guardo la receta
    Besinos
    El toque de Belén

    ResponderEliminar
  10. Nunca los había visto....quedan ideal...me ha encantado tu texto sobre el whatsapp..
    Besos
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  11. ...pues el caso que yo las he visto y las he comido pero no sabía de su nombre...jajajaj
    receta para hacer una tarde de domingo para merendar....
    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Buaaaa!!!! que buenes. ya toi apuntando. Cuanto tiempo sin entrar y que ricas recetas me estaba perdiendo.Voy a ponerme al día.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Jesús, José y María!!! nunca había oído hablar de estos coñinos jajajaja. Me imagino la cara que te habrá quedado ante aquella invitación. Vamos, me los ofrecen a mí y me quedo pálida jajaja. pero la verdad es que son guapos ¡si señor! y por los ingredientes que llevan, seguro que están riquísimos y viniendo de ti ya sabes que para mi ya son una tentación, de modo que anotadina queda la receta, pero cuando los publique, el nombre lo adornaré de algún modo, y remitiré a la gente a tu blog, para que lea el nombre verdadero jajaja.
    Es un gusto volver a tu cocina, como siempre.
    Y sobre los guasaps... es una pena que la gente sea esclava de semejantes adicciones.

    Un besín.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  14. buenos días, jajaj, me prestan muchísimo y como dices siempre los recuerdo en las vitrinas de la confitería San Juan, encantada de conocerte, soy Marga de La Cocina de Las Casinas. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marga. Tenemos el mismo recuerdo. Ahora mismo te paso a ver. Bienvenida a mi cocina. Besinos.

      Eliminar
  15. Con todo orgullo puedo decir que los coñinos son receta de mi bisabuelo de la confi San Juan en Oviedo! Y como mencionan en los comentarios. Son realmente adictivos! Difrutar de ellos que han quedado en el recetario de la familia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto orgullo! Gracias por tu comentario y decirte que son realmente deliciosos.Un besín.

      Eliminar