mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 21 de enero de 2011

CEBOLLAS RELLENAS

Las espolvoreé con pimentón picante.
Son muy sanas, tienen pocas calorías y rellenas están muy ricas. Ya se nos están terminando las de la cosecha del año pasado. Estas concretamente me las regaló mi amiga Yoyi, que es una gran aficionada al campo y cada año empieza un nuevo cultivo. Salieron de muy buena calidad, aunque como llovió tanto, la cosecha no fue tan buena como todos esperábamos. A ver si este año viene mejor.

  NECESITAMOS:
  • 8 cebollas medianas, de tamaño parecido
  • 250 gramos de carne de cerdo
  • 250 gramos de pechuga de pollo
  • 8 ciruelas pasas sin hueso
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento italiano verde
  • 1 vaso de vino blanco
  • caldo de pollo
  • 1cucharada de salsa de tomate
  • sal
  • pimienta
  • harina Aurora, para rebozos sin huevo
  • puré de patata y pimientos para acompañar
ELABORACIÓN:

Picamos con el cuchillo las dos carnes y salpimentamos. Reservamos.

Quitamos bien las pieles externas de las cebollas, cuidando que la parte de la raíz nos quede entera, para que luego no se nos abran las cebollas.

Con ayuda de un ahuecador vamos vaciando parte de la cebolla, sin llegar a las capas más externas.Reservamos.

Pelamos y picamos menudito y por separado, las ciruelas, los dientes de ajo, el  pimiento y parte de la cebolla que sacamos

Ponemos aceite en una sartén amplia y doramos los ajos,añadimos la cebolla y cuando esté transparente echamos el pimiento y las ciruelas. Dejamos que se hagan bien.

Añadimos la carne al sofrito y dejamos que se mezclen los sabores unos minutos. Enfriamos.

Una vez frío el relleno, con ayuda de una cucharilla de café vamos rellenando las cebollas.

Pasamos por harina Aurora el hueco del relleno y lo freímos, solamente por esa parte, para que tapone y no nos salga el relleno en la cocción.

Las vamos colocando en una cacerola amplia y cuando estén todas, les ponemos con cuidado el caldo de pollo caliente, el tomate y el vino blanco. Comprobamos de sal, teniendo en cuenta que la cebolla es dulce y la ciruela la hará aún más. Tapamos y dejamos que se vayan haciendo despacio.

Estarán hechas en una hora escasa.

Para servir, emplatar dos cebollas por persona acompañadas de puré de patata y pimiento.

Rellenas de bonito, están muy ricas.
¡QUE APROVECHE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario