mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 21 de enero de 2011

SOPA DE AJO

Seguro que en cada casa hay una manera de hacerla diferente. Así era como la hacía mi madre. A mi tía le teníamos que hacer sopina todas las noches, hubiera lo que hubiera para la cena, la sopa no le podía faltar. Y si por ella fuera, todos los días sería de ajo. Le encantaba. Así nos fue aficionando a todos a ser "soperos".

Otras veces le ponía un refritín de jamón.
  NECESITAMOS:
  • 6 dientes de ajo
  • 4 rebanadas de pan del día anterior
  • caldo de pollo o de carne
  • unas hebras de azafrán
  • 2 cucharadas de pimentón
  • aceite de oliva
  • 2 guindillas pequeñas
  • 1 huevo
ELABORACIÓN:

Ponemos en una olla agua a hervir.

Mientras picamos las rebanadas de pan en trocitos pequeños.

Ponemos un poco de aceite en una sartén y tostamos un poco el pan.

Cuando hierva el agua, añadimos el caldo de pollo y  metemos el pan, dejando que cueza un poco. Salamos y ponemos las hebras de azafrán y las guindillas.

Pelamos y picamos los ajos menudos.

En una sartén limpia ponemos aceite a calentar y doramos los ajos. Apartamos del fuego y echamos el pimentón, le damos una vueltas para que se integre bien y lo ponemos en la sopa, colándolo.

Cogemos los ajos del colador y los machacamos bien en un mortero para incorporarlos a la sopa.

Dejamos que hierva el conjunto y con ayuda de una varilla deshacemos un poquitín el pan.

Batimos el huevo y lo añadimos, removiendo fuerte con la varilla, para que quede lo más repartido posible.

Servir muy caliente.
Se puede hacer simplemente con agua, pero con el caldo queda más sabrosa.
¡QUE APROVECHE!

1 comentario:

  1. Con sólo vela, acuérdome de cuántos plataos comí. Llégame'l sabor... Besos

    ResponderEliminar