mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

martes, 8 de febrero de 2011

EMPANADA DE TORTILLA CON PIMIENTOS

Le pongo poco huevo para que quede con más aspecto de pan.
Una tarde viendo un canal regional una señora hizo una empanada de tortilla para una causa benéfica. Me chocó mucho eso ¡empanada de tortilla...! Así que unos días después me puse manos a la obra y nos gustó mucho. En esta ocasión la elaboré con harina de escanda, pero en la anterior, con harina de fuerza, y las dos están buenísimas. Mira por dónde, cuando vayamos de excursión tenemos un dos por uno, ¿verdad?
NECESITAMOS:

Para la masa:
  • 1/2 vaso de vino de aceite de girasol
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 pastilla de 25 gramos de levadura de panadería
  • sal
  • la harina que te lleve, yo le puse de escanda, si no de fuerza
  • un poco de agua templada
Para la tortilla:
  • 10 patatas
  • 1 cebolla
  • 2 pimientos rojos
  • aceite de oliva
  • sal
  • 8 huevos, más uno para pintar

ELABORACIÓN:

Ponemos en un bol el vino blanco y el aceite.

Batimos con varillas hasta que se integren los líquidos.

Deshacemos en el agua templada la levadura y la añadimos a lo anterior.

Vamos poniendo harina tamizada y cuando tengamos como una papilla, añadimos la sal.

Seguimos añadiendo harina hasta conseguir una masa muy elástica, que no se pega a los dedos.

Dejamos reposar en sitio cálido unas dos horas.

Pelamos y picamos en lonchitas las patatas. Las dejamos un poco en agua fría.

Pelamos y picamos en cuadraditos la cebolla y el pimiento rojo.

Escurrimos las patatas y las mezclamos bien con los pimientos y la cebolla. Salamos.

Ponemos en una sartén abundante aceite y cuando esté caliente le ponemos la mezcla de las patatas. Esperamos a que vuelva a hervir el conjunto para bajar el fuego y dejar que se vayan haciendo poco a poco, de forma que queden blanditas.

Cuando estén preparadas, las escurrimos sobre un bol para que liberen el aceite.

Batimos los huevos y mezclamos con las patatas templadas.

Ponemos el horno a calentar a 200º.

Ya lista la masa, la partimos en dos y estiramos una parte. La colocamos en un molde aceitado, de manera que nos sobresalga por los bordes para poder cerrar luego y volcamos sobre ella la mezcla de la tortilla.

Estiramos la otra parte y la enroscamos en el rollo para colocarla, sellando la mezcla.

Vamos cerrando, procurando que se selle bien.

Con los restos de pasta hacemos los adornos que nos apetezca para decorarla.

Batimos bien el huevo y pintamos por arriba.

Metemos en la parte baja del horno, con el calor solo por abajo y la dejamos unos 40 minutos. Y transcurridos, horneamos por arriba y por abajo y la dejamos otros 10 minutos.

Dejamos enfriar.

¿Apetezvos un bocadín? ¡ Pues a por ella!

¡¡¡ QUE VOS APROVECHE!!!

2 comentarios:

  1. solo y faltaba llevar encima de la tortilla un filetín empanau y mi madre se habría ahorrao cargar con todes les fiambreres jeejej...recordasteme les comides en la isla del carmen...madre mía qué tiempos!!
    un besin !!
    (day uno a aurelio...tengo ganes de velo-oílo-leélo) ejejej muaksss :D

    ResponderEliminar
  2. Vale, de parte tuya. Ye verdá, que lejos nos queden muches coses y sin embargo na memoria tan fresques y cercanes. Ya sabes, invítote a catala con una sidrina cuando quieras. Besinos pa tos los tuyos. Besazo pa ti.

    ResponderEliminar