mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

miércoles, 30 de marzo de 2011

CODILLOS DE CERDO GUISADOS

Podemos preparar el codillo entero.
Están muy ricos. Es una carne muy sabrosa, de la que no podemos abusar mucho, pero de vez en cuando saltarse la norma es casi una obligación. Con patatines... A ver qué os parece.


NECESITAMOS:

Para 4 raciones.
  • 4 codillos de cerdo, partidos al medio
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de pimentón
  • 50 ml de brandy
  • 50 ml. de vino tinto
  • caldo de carne
  • aceite de oliva
  • especias
  • 1 hoja de laurel
  • 1/2 kilo de patatas
  • unas hebras de azafrán

Las patatas quedan muy sabrosas.
ELABORACIÓN:

La noche anterior a la preparación adobamos los codillos con las especias que más nos guste y los guardamos en la nevera, en un recipiente hermético.

Para su preparación,pelamos y picamos las verduras en cuadraditos pequeños por separado.

Ponemos al fuego una cacerola con aceite de oliva y doramos bien los codillos.

Los escurrimos bien del aceite y reservamos.

En el aceite restante, ponemos a pochar los ajos y la cebolla junto al laurel, una vez transparente añadimos los pimientos y dejamos que se haga el sofrito.

Ponemos el pimentón fuera del fuego, removemos y añadimos el vino y el brandy.

Dejamos que reduzca un poco y cuando ya no apreciemos el olor a alcohol, añadimos los codillos, tapamos y dejamos que se vayan haciendo, añadiendo caldo de carne a medida que se vaya secando el guiso.Sabremos que están cuando se separe con facilidad la carne del hueso.

También podemos ponerlos en la olla rápida, cerrando ésta en el momento en el que colocamos los codillos al refrito, la única diferencia es que el caldo de carne se lo pondremos todo de un golpe, aproximadamente medio litro, y la dejamos unos 30 minutos desde que suba la válvula.

Pelamos y troceamos las patatas. Las cocemos en abundante agua salada, con las hebras de azafrán.

Una vez cocidas, las escurrimos del agua y las incorporamos al guiso con los codillos, moviendo la cazuela para facilitar que se empapen bien de la salsa.

Servir bien caliente


Podemos apreciar lo tierna que está su carne.
¡BUEN PROVECHO!

2 comentarios:

  1. Hola Cariño! Gracias por pasarte por mi cocina y quedarte en ella, me has dado la oportunidad de conocerte y eso me alegra porque tienes un blog muy bonito, me encantó el nombre!!. y esta receta!! por Dios hace rato que viene dándome vueltas en la cabeza, me frena nomás el calorcito que no se termina de ir, la veo publicada y se me hace agua a la boca. Te quedó genial, nos veremos más seguido ahora que nos seguimos mutuamente. Un cariño Grande

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario tan lleno de cariño. Soy una aficionada que pone el corazón en lo que cocina, siempre aprendiendo de los demás, siempre dispuesta a corregir mis errores. Me empaparé de tu buen hacer. Besinos.

    ResponderEliminar