mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 22 de abril de 2011

BOLLO DE PASCUA


Este año forré los pisos superiores de mazapán.

El domingo de Ramos, los ahijados tienen la tradición de llevar el ramo a los padrinos de bautizo. Éstos a su vez corresponden el domingo de Resurrección regalando el bollo. Ésta es la costumbre en nuestra comarca. El bollo tiene una forma característica, son mantecados superpuestos que van de mayor a menor, cocidos en un molde de cuatro picos y adornados a la manera de cada uno, con motivos de la Pascua, chocolates, bombones y sobre todo, plumas de colores y alegría. De pequeños la madrina de mi hermano venía cargada con uno de cuatro pisos, envuelto en papel blanco del que sobresalían las plumas de colores... Lo mismo ocurría con los padrinos de mi hermana ¡Cuánta ilusión portaban!A los demás no nos lo traían. Así que mamá se quedaba por la noche hasta las tantas haciéndolos para los demás... ¡Nos levantábamos por la mañana y unos preciosos bollos lucían sobre la mesa de la cocina! A ella de niña su padrino le compraba el más grande de la pastelería, nos contaba, y el pobre disfrutaba más que ella al entregárselo...Así que en casa, seguimos la tradición y, aunque "ya no somos tan niños", nos complace verlo en nuestra mesa el día de la Pascua. Os digo de qué manera los hago y os muestro el del año pasado y los de mi vecina Mayte. ¡Feliz día de Pascua a todos!

Las flores son de pasta de mazapán teñida de rosa.

NECESITAMOS:
  • 600 gramos de mantequilla
  • 600 gramos de azúcar
  • 600 gramos de huevos, unos 12
  • 600 gramos de harina
  • 1 cucharada de levadura tipo Royal
Para el baño:
  • 600 gramos de azúcar glass
  • 300 gramos de agua
  • unas gotas de limón
Adornos para los picos y cima del bollo


Le puse muches cosines porque a mi sobrino le encantan los chocolates y le gusta verlo lleno de colorido

ELABORACIÓN:

Separamos las yemas de las claras.

Montamos las yemas con el azúcar, hasta que nos quede como una crema blanquecina y el doble de volumen.

Añadimos la mantequilla cocida y fría, a punto pomada.

Tamizamos la harina con la levadura y la incorporamos a las yemas, poco a poco.

Montamos las claras a punto de nieve, bien firme y lo añadimos a la masa anterior, suavemente, procurando incorporarlas bien pero sin remover mucho para que no se bajen.

Engrasamos los moldes, con papel de horno en la base, y ponemos la masa, llenando 3/4 partes de ellos, pues al cocer crecen.

Dejamos cocer primero la base y después los dos más pequeños juntos. El grande tarda más o menos una hora y los más pequeños tres cuartos.

Una vez bien fríos los mantecados, desmoldamos y cubrimos con la glasa, echándola a chorro desde arriba, colocados los mantecados sobre una rejilla, y dejando que se deslice sobre ellos. El azúcar sobrante nos sirve para otras aplicaciones.

Antes de que se enfríe la glasa colocamos los adornos y así nos quedan pegados.

Elaboración de la glasa:

Ponemos a hervir el azúcar con el agua hasta que nos quede en un punto de hebra floja, que al coger un poco con los dedos, estos se nos peguen y al separarlos formen un hilo. Apartamos del fuego y removemos para ir enfriando, al tiempo que añadimos el zumo de limón. Cuando enfríe un poco, lo usamos. Tenemos que ponerlo rapidamente sobre los mantecados porque se seca pronto.


Utilicé huevos de chocolate y gominolas
El año pasado lo cubrí de chocolate.
Los de Mayte: a unos les puso menos glasa porque a los ahijados no les gusta muy cargado.
¡A disfrutar de la ilusión y de la Pascua, siempre!

5 comentarios:

  1. Qué preciosidad! Qué colorido y qué alegrías levanta!! En mi casa nunca tuvimos esta tradición, una pena...pero viendo esto que nos enseñas dan ganas de reinstaurar el bollo de pascua y por todo lo alto...el bollo de la luz de tu cocina y con tu ilusión! No me canso de ver las fotos! Jo, qué paciencia para hacerlo y qué pena dará comérselo, no? je! Me cojo, virtualmente, una rosa! Feliz Pascua para ti y los tuyos y gracias por compartir tu ilusión de colores con todos. Muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Muchos besos para todos los tuyos y felíz Pascua.

    Con la rosa va todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué recuerdos más guapos, Rubana!Y qué arte la que pones en cada cosa que haces. No sé si vale más para mostrar que para tragar. O tanto para lo uno como para lo otro. Increíble. Muchos besinos

    ResponderEliminar
  4. Recuerdos compartidos, que no solo es el título de una canción. No cabe duda de la mano de la buena maestra que tuve, ahora con más medios, pero daría cualquier cosa por saborear uno de los de antes...Esti ta pa compartiiiiiiiiirrrr!!! Directo al corazón. Besinos.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta este bollo, creo que es igual que el bollo de Avilés, no? Ya he intentado hacerlo en varias ocasiones y no sé por qué no me queda bien. Por fuera tiene muy buena pinta pero por dentro me queda "tomao". ¿Por qué puede ser? La temperatura? No sé estoy un poco cansada de repetirlo.
    Un besito
    rosa

    ResponderEliminar