mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

jueves, 28 de abril de 2011

PUDIN DE ALMENDRA



Queda con este bonito aspecto.

Muy rico, es bastante fácil de hacer y cómo no necesita horno, rápido. Mejor de un día para otro.

NECESITAMOS:
  • 1 bote grande de leche condensada
  • la medida del bote de leche
  • 400 gramos de nata
  • 2 sobres de cuajada
  • 200 gramos de almendra
  • 100 gramos de bizcochos de soletilla
  • 150 gramos de azúcar para el caramelo
  • una cucharadita del zumo de limón



  ELABORACIÓN:

Hacemos el caramelo, ponemos el azúcar en una sartén amplia y lo cubrimos de agua. Añadimos el limón.

Dejamos que se vaya secando y dorando, sin remover, moviendo la sartén de vez en cuando en movimientos circulares.

Cuando adquiera un bonito tono dorado, lo ponemos sobre el  molde en el que vayamos a preparar el pudin.

Ponemos a calentar la nata, la mitad de la leche y la leche condensada.

En la leche restante, diluimos la cuajada, hasta que quede sin grumos.

Trituramos los bizcochos y los mezclamos con las almendras.

Una vez que la mezcla del fuego hierva, separamos, ponemos la cuajada y volvemos a poner al fuego, removiendo para que no se pegue, hasta que vuelva a hervir.

Separamos del fuego y, rápidamente añadimos la mezcla de almendra. Mezclamos bien.

Colocamos la masa en el molde.

Dejamos enfriar en la nevera y servir el día siguiente a la elaboración.


Acompañé con helado de mandarina y piña...

¡BUEN PROVECHO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada