mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

domingo, 1 de mayo de 2011

LANGOSTINOS DOS SALSAS

Es muy importante que no nos pasemos en la cocción.
Antiguamente eran sinónimo de fiesta. Cuando eramos niños su precio era prohibitivo, se comían en contadas ocasiones, casi siempre en Nochebuena, cuándo se podían comprar. Ahora su precio ha bajado tanto que son accesibles a todos los bolsillos, o a casi todos. Nos gustan de cualquier manera, pero así están ricos. Reconozco que el marisco no me va, con un par y ya me llenan, pero me agrada su sabor.


NECESITAMOS
  • Un kilo de langostinos congelados
  • mahonesa
  • salsa vinagreta, (ver receta en " mejillones a la vinagreta")

Siempre utilizo la mahonesa comprada, me da miedo contaminar con la hecha en casa.
ELABORACIÓN:

Dejamos los langostinos descongelar una media hora, para que separen bien.

Ponemos en una cacerola amplia, abundante agua salada y cuando hierva, vamos echando los langostinos de pocos en pocos.

En el  momento que vuelva a hervir el agua, contamos dos, tres minutos, dependiendo del tamaño, y los sacamos a un escurridor bajo el grifo unos segundos, para que dejen de cocer.

El agua de la cocción la seguimos utilizando para los que nos restan, haciendo lo mismo que con los primeros.

Servimos acompañados de las dos salsas.

La vinagreta se hace muy rápido.

¡Que vos presten!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada