mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

domingo, 5 de junio de 2011

BROWNIE CON SALSA DE MENTA Y SORBETE DE MANDARINA

El sorbete  estaba demasiado helado, pero con la salsa caliente pronto se puso a tono.
Menudo placer!!! La mezcla de sabores fue un acierto. Se terminó en un abrir y cerrar de ojos. Me preocupaba cómo pudiese quedar el brownie de seco y la verdad es que estaba en su punto, delicioso. Animaros a prepararlo que no os arrepentiréis.


NECESITAMOS

Para 12 raciones

Para el brownie
  • 125 gramos de chocolate negro de cobertura
  • 200 gramos de mantequilla
  • 4 huevos
  • 150 gramos de azúcar moreno de caña
  • 100 gramos de azúcar
  • 50 gramos de harina tamizada
  • 25 gramos de cacao en polvo
  • 100 gramos de nueces picadinas con las manos en trozos no muy grandes
  • Podemos ponerle los frutos secos que más nos gusten.
ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 130º con aire, si no es así, ponerle un poco más de calor.

Forramos un molde cuadrado de unos 20 por 20 centímetros con papel de horno, yo lo pongo abundante y hago un pliegue en las esquinas, dejando que sobresalga para arriba, como en la foto.

Mezclamos los dos tipos de azúcar.

Tamizamos la harina con el cacao.

Troceamos el chocolate y la mantequilla y lo ponemos al baño Mª hasta que se deshagan, mezclando de vez en cuando con una varilla.

Una vez deshecho, dejamos enfriar y mientras, batimos los huevos con el azúcar hasta que nos quede cómo una crema y aumente el volumen, más o menos el doble.

Incorporamos poco a poco la mezcla del chocolate, despacín para que no cuaje el huevo.

Añadimos la harina con el cacao, mezclando.

Por último incorporamos las nueces y las unimos con suavidad pero repartiendolas bien.

Ponemos la mezcla resultante en el molde y lo colocamos en la parte de abajo del horno, cambiando a calor-aire, sólo por abajo.

Horneamos entre 20 minutos y 25 y cambiamos a sólo aire otros 5 minutos más. Pinchamos con un palillo y si nos sale seco, aunque lleve pegado un poco de chocolate, pero seco, estará. No lo dejamos más, pues no quedaría jugoso por dentro.

Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Ya frío, lo cortamos en porciones cuadradas.


Queda crujiente por arriba y jugoso por dentro.

Para la salsa de menta
  • 100 ml de licor de mandarinas, de naranja u otro licor, (estos que pongo van muy bien)
  • 200 gramos de nata líquida
  • 200 gramos de chocolate blanco, a ser posible de cobertura
  • unas hojitas de menta

Le añadí unos bombones de corazón mentolado.
ELABORACIÓN:

Ponemos al fuego el licor y esperamos a que empiece a hervir, lo flambeamos y cuando se apaguen las llamas añadimos la nata y las hojitas de menta, le puse tres.

Cuando comience a hervir, separamos del fuego y ponemos el chocolate .Removemos para que se deshaga por completo.

Colocamos el recipiente con la crema al baño Mª,  con el fuego al mínimo, (lo que pretendemos es que se mantenga caliente) y removemos de vez en cuando para que no se forme costra en la superficie.

Para el sorbete de mandarina
  • 1 Kilo de mandarinas
  • 1 limón
  • 700 gramos de azúcar
  • 2 claras
  • un chorrín de licor de mandarina
ELABORACIÓN:

Pelamos las mandarinas y el limón , les quitamos las posibles pepitas , las trituramos con una licuadora y las mezclamos con 500 gramos de azúcar. Las dejamos reposar de un día para otro.

Al día siguiente las dejamos hervir unos 15 minutos, hasta que veamos que redujeron un poco. Añadimos el licor y lo dejamos cocer otros 5 minutos. Apartamos del fuego, y dejamos enfriar.

Montamos las claras con el resto del azúcar a punto de nieve firme y las mezclamos con las mandarinas, removiendo despacín para que no baje el merengue.

Lo colocamos en un recipiente con tapa y lo ponemos en el congelador. Lo dejamos un par de horas antes de consumir.

Servimos con la salsa de menta templada de fondo, el trocito de brownie y el sorbete de mandarina.

¡BUEN PROVECHO!

Os invito a  a un trocín!!!

3 comentarios:

  1. Increíbles las exquisiteces que creas, tanto para la vista como para el paladar, fácil de imaginar esa conjunción... Enhorabuena y muchos besinos.

    ResponderEliminar
  2. Os lo digo Yo, bueno, no, buenííísimo...!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Exquisito!!!!!!!! Uff!! Ummh, no se realmente que es lo que mas me gusta, es fantástico todo, el brownie una delicia, esa salsita de menta y el sorbete de mandarina ¡Guau!!! me encanta todo. Y que bien le va todo junto. Te felicito, lástima que no lo puedo probar desde aquí.
    Un abrazo

    ResponderEliminar