mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

domingo, 12 de junio de 2011

TARTA DE NÍSPEROS, ALMENDRA Y CHOCOLATE

Le va muy bien la mermelada de frambuesa
Buena la armé!!! Me regaló mi vecina Leti unos cuantos nísperos y la primera intención fue hacer una mermelada, luego lo replanteé y decidí elaborar una tarta. Vaya rica que salió. Con deciros que le voy a regalar un cuarto de la misma y si no llego a reservarlo antes de servirla, se quedaba sin nada. Quedó muy suave y con  sabroso bocado. Además muy fácil de hacer. A ver si os gusta.


NECESITAMOS

Para un molde de 26 centímetros
La masa de la base tiene un sabor muy rico a galleta de mantequilla.



Para la masa base
  • 125 gramos de mantequilla en pomada
  • 90 gramos de azúcar integral de caña,( si le ponéis normal, un poco menos)
  • 1 huevo
  • un pellizco de azúcar avainillado
  • 250 gramos de harina de repostería, tamizada
Batimos el huevo con los azúcares y la mantequilla, hasta que quede una crema espumosa y aumentada de tamaño.

Le ponemos la harina y amasamos poco, hasta conseguir una masa blanda pero consistente.

La envolvemos con papel film y reservamos a temperatura ambiente.

Los nísperos, al ser caseros, sabrosísimos.


Para el relleno de nísperos
  • 16 nísperos pelados y vaciados, cortados en gajos
  • 4 cucharadas de azúcar
  • un chorrito de moscatel o cualquier vino dulce
  • canela al gusto
  • 1 tableta de chocolate con leche cortadina en cachinos pequeños
Ponemos el azúcar en una sartén para formar un caramelo, en le momento que se ponga oscuro, echamos el moscatel y los nísperos y lo dejamos reducir, hasta que quede sin líquido.

Ponemos sobre una placa de horno papel y echamos los nísperos caramelizados repartidos.
Esperamos a que se enfríe.Reservamos.

Podemos apreciar el corte las capas diferentes.


Para el relleno de almendra
  • 2 huevos
  • 125 gramos de azúcar moreno
  • 140 gramos de almendra molida
  • 1 cucharadita de levadura tipo royal
  • 1 cycharadita de rallo de limón
  • un chorrito de ron
Batimos los huevos con el azúcar y el rallo de limón hasta que dupliquen el tamaño.

Añadimos el ron y la almendra molida con la levadura y mezclamos bien. Reservamos.

Me apetece otru trocín...¡Pero no tengo! ¡Qué mal!


Para adornar
  • 1 bote pequeño de mermelada de albaricoque
  • 1 bote pequeño de mermelada de  moras
Se ve la galletina por abajo.


ELABORACIÓN FINAL

Forramos la base de un molde desmontable con papel de horno.

Ponemos a calentar el horno con aire a 160º.

Colocamos un papel de horno sobre la mesa de trabajo y ponemos en el centro la masa de la base.

Cubrimos con otro papel y estiramos hasta tener más de  la medida de la superficie del molde, para cubrir también los laterales.

Pasamos con  cuidado la masa al molde y recortamos lo que sobresalga por arriba.

Colocamos bien repartido, el primer relleno de nísperos caramelizados, de manera que cubran la base.

Espolvoreamos con canela al gusto y repartimos los trozos de chocolate por arriba, de la misma forma, procurando que se repartan bien.

Colocamos en una manga pastelera el relleno de almendras y cubrimos los nísperos con él, alisando ,si fuera necesario, la superficie de la tarta.

Pelamos y vaciamos el resto de nísperos y los cortamos por la mitad, de manera que  queden en forma de tacitas.

Los repartimos por la tarta con la parte hueca hacia arriba, apretando..

Bajamos el calor del horno a aire por abajo y 130º y metemos la tarta.

Tarda como una hora, más o menos, pinchamos con un palillo y si sale seco, le pegamos un golpe fuerte de calor , sólo por arriba un par de minutos.

Esperamos a que se enfríe en el molde y desmoldamos.

Pintamos con la mermelada de albaricoque colada, toda la superficie  y rellenamos el centro de cada níspero con un poquito de mermelada de moras.
El relleno de almendra muy esponjoso.

¡Ya varéis qué rica!

¡QUE VOS PRESTE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada