mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 8 de julio de 2011

CREMA DE NÉCORAS (ANDARIQUES)

Si la decoramos con huevas de andarica queda muy bien.
Un lujo en nuestra mesa que nos puede salir muy barato. La podemos hacer con nécoras crudas congeladas y queda con bastante sabor. Tenemos que disponer de un poco de tiempo, pero no es nada difícil.

NECESITAMOS
  • 1 kilo de nécoras
  • 1 puerro, la parte blanca
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • un manojo de perejil
  • 3 tomates
  • un vaso de buen brandy
  • un pocillo de arroz, tres cucharadas soperas colmadas
  • caldo de pescado, aproximadamente 1 litro y medio
  • aceite de oliva.
  • sal
  • nata para cocinar, pimienta
Es un entrante estupendo para un día festivo.

ELABORACIÓN

Si las nécoras están congeladas, nunca cocidas, las troceamos así, congeladas. Si son frescas, en vivo las partimos en cuatro trozos. No cabe duda que mejor es esta opción.

Pelamos y picamos menudinas todas las verduras por separado.

En una sartén amplia ponemos aceite a calentar y echamos la cebolla y el puerro. Salamos

Dejamos que se haga hasta que se ponga transparente, incorporamos los pimientos. Freímos.

Cuando los pimientos estén blanditos, agregamos el tomate, pelado y libre de semillas, esperamos a que se ablande un poco y añadimos las nécoras. Removemos.

Ponemos por arriba el brandy y lo flambeamos, quemamos.

Dejamos que se cueza el conjunto, hasta que no huela a alcohol.

Colocamos todo en una cacerola amplia y le ponemos por arriba el caldo de pescado hirviendo.

Introducimos el ramillete de perejil atado.

Hirviendo, echamos el arroz y dejamos que se cueza, con la tapa abierta y removiendo de vez en cuando para que no se agarre al fondo.

Ya cocido todo, quitamos el perejil y batimos con la batidora hasta que el conjunto esté lo más triturado que podamos.

Pasamos por un chino fino.

Colocamos de nuevo en la cacerola, rectificamos de sal y añadimos un poco de nata y pimienta, al gusto de cada uno. También se puede poner la nata en el momento de servir, por arriba de la crema.
Queda supercremosa.

¡BUEN PROVECHO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada