mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

jueves, 7 de julio de 2011

GALLETAS DE SALVADO DE AVENA

Quedan muy crujientes.
Estas galletas tienen un sabor especial. Muy distintas a las tradicionales. Con la mezcla de diferentes harinas quedan crujientes y suaves, nada dulzonas. Se forman con manga ya que  la masa queda bastante pringosa.


NECESITAMOS
Son ideales para el desayuno, por la cantidad de fibra que aportan.

  • 200 gramos de salvado de avena, tal como viene en el paquete
  • 100 gramos de harina de trigo
  • 100 gramos de polenta
  • 50 gramos de maicena
  • 150 gramos de azúcar moreno
  • 1 huevo
  • 100 gramos de aceite de oliva virgen
  • 120 gramos de leche
  • 120 gramos de chocolate con leche
  • azúcar glass
  • frutitas deshidratadas (les puse papaya)
Podemos ponerles frutos secos.

ELABORACIÓN

Calentamos el horno con aire a 160º.

Mezclamos bien los diferentes tipos de harina con el azúcar, de esta manera conseguimos quitar los grumos.

Calentamos la leche en el microondas y deshacemos en ella el chocolate, partido en trocinos pequeños.

Le añadimos el aceite y el huevo batido y removemos hasta que quede una especie de crema.

Hacemos un volcán con la harina y en el centro colocamos la mezcla de la leche.

Amasamos en movimientos envolventes hasta que no quede nada de harina.

Colocamos en una manga pastelera, sin boquilla, y sobre papel de horno, hacemos bolitas del tamaño de una nuez.

Las aplastamos un poco con un tenedor y las metemos en la parte central del horno, con aire, unos 10 minutos.

Si ponemos frutas deshidratadas, las colocamos oprimiendo un poco, en la parte superior de cada galleta, antes de la cocción.

Dejamos enfriar.

Las que no tengan frutas, se espolvorean, ya frías, con azúcar glass( Colocamos un poco de azúcar glass en un colador de tela fina y con una cucharilla oprimimos para que nos caiga sobre la galleta sin bolitas.)

Bien tapadas, aguantan unos cuantos días.

¡QUE APROVECHE!

3 comentarios:

  1. Qué buena receta! y qué sana!!! me ha encantado!!!!! olé!!!

    ResponderEliminar
  2. Te han quedado divinas estas galletas y bonita presentación.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestros cariñosos comentarios. Pienso que si las preparais os gustarán. Besinos.

    ResponderEliminar