mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

domingo, 17 de julio de 2011

TARTA DE TRES CHOCOLATES ABIZCOCHADA

Resulta menos pesada que la de tres chocolates sin bizcocho.
¡Que rica! Bien fría, la metí una hora en el congelador antes de servirla. Una autentica delicia. Puede parecer complicada, pero no lo es en absoluto. Un poco de tiempo que le dediquemos y nos compensará con creces. Anímate Blanqui, les prestará un montón. Besinos a tod@s l@s que me acompañáis en mi cocina y buena semana.


NECESITAMOS
  • 125 gramos de chocolate de cobertura negro
  • 125 gramos de chocolate de cobertura con leche
  • 125 gramos de chocolate de cobertura blanco
  • 375 gramos de nata
  • 375 gramos de leche entera
  • 1 sobre y medio de preparado de cuajada, de 12 gramos el sobre
  • un bizcocho para tartas cortado en tres, ya preparado
  • 250 gramos de nata y 100 gramos de azúcar para decorar
  • un paquete de barquillos con chocolate para decorar
  • 250 gramos de agua, 125 gramos de azúcar y 70 gramos de licor (le puse de mandarina) para el almíbar
  • Chocolate caliente
Procuramos no pasarnos con el almíbar, para que no se rompa el bizcocho

PREPARACIÓN

Del almíbar

Ponemos en un cazo el azúcar, el agua y el licor y lo dejamos hervir 2 minutos. Apartamos del fuego y lo utilizaremos cuando esté templado.

De las cremas de relleno.

Para preparar cada relleno de chocolate, se hace de la misma manera con los tres tipos, por separado y preparando cada una cuando haya enfriado y cuajado la anterior:

Ponemos a calentar en un cazo amplio los 125 gramos del chocolate con 75 gramos de leche y 125 gramos de nata.

En una taza aparte ponemos 6 gramos de preparado de cuajada y 50 gramos de leche y removemos hasta que desaparezcan los grumos y quede una crema suave.

Cuando el conjunto del cazo esté hirviendo( no dejaremos de remover desde que lo coloquemos en el fuego),  añadimos la cuajada y sin dejar de remover esperamos a que vuelva a hervir.

Los barquillos son de LIdl.


De cada plancha de bizcocho

Con ayuda de una brocha de cocina iremos impregnando el bizcocho con poca cantidad de almíbar, repetidas veces, hasta consumir la tercera parte del mismo por plancha de bizcocho.

A la nata de la decoración le podemos poner más azúcar, a nosotros nos gusta poco dulce.

Para la nata montada

Se montará poco antes de decorar la tarta.

Con ayuda de unas varillas montamos la nata con el azúcar a punto fuerte y la colocamos en manga pastelera con boquilla rizada. Conservamos en frío.



Preparación de la tarta.

Ponemos sobre la bandeja en la que vayamos a servir una plancha de bizcocho, colocamos alrededor un aro de tartas o de un molde desmontable y lo cerraremos de manera que el bizcocho quede bien apretado en él. Remojamos con almíbar.

Procedemos a preparar la crema de chocolate negro y una vez hervida, ponemos una cuchara boca a bajo y sobre ella depositaremos en hilo fino la crema, sin moverla, hasta que la terminemos.Si vemos que no cubrió bien la capa de bizcocho, moveremos ligeramente hacia los lados, hasta que la rellene. Dejamos que se enfríe.

Ya bien fría, ponemos sobre la crema otra plancha de bizcocho, remojamos y procedemos a preparar la crema de chocolate con leche. Procedemos de igual modo que con la de chocolate negro.

Ya fría, ponemos la última plancha de bizcocho, remojamos y preparamos la crema de chocolate blanco, terminando la tarta con ésta.


Si le ponemos al chocolate unas hojitas de menta resulta delicioso.


Dejamos en la nevera hasta el día siguiente, con el aro colocado, y en el momento de servir lo desmoldamos con cuidado.  Decoramos y colocamos los barquillos.

En el momento de servir, emplatamos con chocolate caliente y nata.

Os invito a un buen trozo!!!

¡QUE VOS PRESTE!

6 comentarios:

  1. Hola, Labidú:
    Paso algunas veces por aquí de refilón camino de otros blogs porque lo mío no son ni la comida ni mucho menos los fogones y siempre me queda la sensación de llevarme un olor a canela y a rocío.
    No me preguntes por qué pero me parece que YA deberías tener tu propia pastelería con explicaciones, naturalmente, así como en los restaurantes rumbosos para deleite de todos los llambiones de Gozón y alrededores.¡¡Habría colas!!
    Me encanta la exquisitez estética de todo lo que propones, el detalle y el mimo a la hora de decir el cómo y el cuándo.
    ¡Eres una artista y sabes impresionar con tus manos el corazón... pasando por el paladar!
    Gracias por las lecturas dulces que nos regalas.

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado preciosa,Labidú.
    Me parece una tarta buenísima.La idea de poner el chocolate con el bizcocho genial. La de tres chocolates clásica me resulta empalagosa y muy densa.Seguro que así, como la tuya me gusta.
    Gracias por compartir.
    Besinos

    ResponderEliminar
  3. Tiene muy buena pinta, seguro que la haré. Esta semana hice la del requesón y estaba muy rica. Besos

    ResponderEliminar
  4. Muchos besinos a todos. Os agradezco las cariñosas palabras que me dejáis. Me endulzan el día. Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Maria Jesus , que maravilla de tarta , digna del escaparate de la mejor confiteria
    besinos guapa

    ResponderEliminar