mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

miércoles, 10 de agosto de 2011

SALSA DE TOMATE EN CONSERVA

Una salsa muy rica y fácil.
Mi vecino José es un excelente horticultor. Se le da muy bien todo lo relacionado con el huerto. Mima sus plantinas y las cuida con tanto esmero que así le va. Siempre me está regalando. Y cuando no tiene frutos, flores para mi madre. Le estoy muy agradecida, a los dos, a él y a su mujer Luisa. Pues en esta ocasión tomates, pero ¡vaya tomates! Os muestro en la foto uno de ellos que da fe de los demás. Dice que alguno es de semillas que va rotando desde hace más de 30 años! Ya tienen historia! Hice salsa de tomate. A ver si os gusta mi método. La receta me la dio una señora que vivió en Norteamérica muchos años y me contó que hacian la salsina de esta manera.


NECESITAMOS

Para 1 kilo de tomates (3-4 tarros)
  • 1 kilo de tomates
  • 2 cucharadas rasas de ajo en polvo
  • el zumo de medio limón
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
Este tomate pesaba 430 gramos, dice José, como os comentaba arriba, que pertenece a una semilla que va conservando año a año desde hace más de 30, ¡¡¡casi nada!!!


ELABORACIÓN

Lavamos bien los tomates y les quitamos el tallo y la parte de la piel de alrededor.

Los cortamos en cuatro trozos y los vamos colocando en una olla alta, porque espuman bastante.

Los ponemos al fuego y tenemos cuidado  que no se peguen al fondo. Removemos.

Cuando lleve unos 10 minutos cociendo, le quitamos el líquido que los cubre, casi todo es agua, hasta dejarles la misma altura de pulpa que de caldo.

Les ponemos el ajo y el aceite y dejamos al fuego, removiendo, otros 15 minutos.

Los pasamos por el pasapurés, y le añadimos el zumo de limón. Removemos bien.

Hervimos 10 minutos los frascos de cristal, para esterilizarlos y, aún calientes, los llenamos con la salsa, hasta arriba, pero sin que toque el interior de la tapa al cerrarlos.

Los cerramos bien, primero enroscamos hacia el lado contrario para encajar bien la tapa y seguidamente enroscamos cerrando fuerte. Los colocamos en una cazuela amplia, con el agua a la temperatura de los frascos llenos. Cuidado no ponerla más caliente, estallarían los tarros. Los cubrimos totalmente de agua.

Si no cubren toda la base de la olla, los forramos con paños de cocina, evitaremos que al cocer y moverse choquen entre si y se rompan.

Dejamos que hiervan media hora y pasada esta ponemos la olla bajo el chorro de agua fría de manera que el agua no entre en contacto con el vidrio. Empezamos poniendo el agua en hilo fino y vamos aumentando el caudal a medida que se vaya enfriando el agua de la cocción. Dejamos hasta que se enfrien completamente.

Hecho esto, se consevan durante más de un año, en un lugar seco, fresco y oscuro.
Cómo podéis comprobar, los buenos amigos me llenan la despensa. Por cierto, observo en la foto que da la impresión de que los azulejos no están muy limpios, jejeje, pero son así, escachados en plan rústico, no vayáis a pensar...

¡¡¡QUE OS SALGA BIEN!!!

21 comentarios:

  1. Qué pedazo de tomate! Es el padre de los tomates.
    Ya tienes buena salsa de tomate para un montón de veces.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. jejeje, no se no se , ¿ seguro que son asi los azulejos?, ( es broma)
    Que bueno esta el tomate en conserva y si es de la huerta del vecino mas, jejeje
    Besos.
    PD:Podrias quitar lo de la verificación de palabras, no sirve para nada e incordia mucho para comentar.

    ResponderEliminar
  3. Pues si niña. Creo que es el mejor momento de hacer las conservas de tomate que luego a lo largo del año, nos viene tan bien ; y que no tiene nada que ver con las que se compran...

    ResponderEliminar
  4. Precisamente hoy he estado haciendo esto mismo, que luego viene muy bien para el invierno, cuando el precio de los tomates es alto y encima no saben a nada, besitos

    ResponderEliminar
  5. que buenas, yo también la hago pero la congelo, asi nunca fallo

    ResponderEliminar
  6. Una receta muy buena y tus vecinos un encanto!!!
    feliz jueves!!!!

    ResponderEliminar
  7. Que suerte!! Veo que no echas azúcar, no te queda un poco ácida???

    ResponderEliminar
  8. Qué rico, así tienes salsa de tomate cada vez que quieras.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Gracias a tod@s.
    Nunca le pongo azúcar, al contrario, le pongo el zumo del limón. No queda nada ácida. No se si será al ponerle el ajo y el aceite, pero queda muy buena.

    Hay muchas maneras de hacer la salsa pero de este modo nunca, y llevo más de 20 años preparándola, nunca se me estropeó ni un tarro.
    Besinossssssssssss.

    ResponderEliminar
  10. Qué rico luego, cuando te la encuentras preparadita en invierno. Mi huerto va un poco lento este año y todavía no he cogido tomates, pero en cuanto los tenga me tengo que poner manos a la obra, que las del año pasado ya han volado. Qué tomates!! Besos.
    hoycocinanuria

    ResponderEliminar
  11. Vaya tomate chica, eso sí que es un lujo.
    La receta de la salsa es bien original.
    Dí a tu vecino que nos vaya repartiendo.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  12. Vaya tomates! Así tiene ese color la salsa y como estará de buena!
    Gracias por tu truquillo para que la salsa se conserve bien y no haya sorpresas.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  13. Que suerte tienes con tus vecinos...seguro que te mereces todo lo que te dan!!
    El pedazo de tomate es una pasada y la conserva una maravilla, que la disfrutes.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Muy natural esta salsa.Yo no hago conserva, no tengo tomate de huerta, y el que puedo usar, lo hay todo el año. Lo que si hago son tandas grandes que luego congelo en raciones.
    Tampoco le pongo azúcar.Creo que es de esas "coletillas" que se van pasando de unas recetas a otras y que hacemos por inercia. Habida cuenta de que lo dulce se opone a lo amargo no a lo ácido, creo que con azúcar lo que conseguimos es una salsa igual de ácida pero más dulce.
    Vaya despensa que te preparas para el invierno eh?, qué bien!!
    Besinos

    ResponderEliminar
  15. Gracias por quitar la verificación de palabras. Así es más facil.
    Besinos

    ResponderEliminar
  16. Buenas tardes Labidú. Muy bien explicada la manera de hacer conserva de tomate, y como dices tendremos conserva de tomate para todo el año.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  17. Con tomates así da gusto hacer conservas, te han quedado de lujo. Me gustan mucho, yo tambien hago pero con el tomate en trozos.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  18. Pero ¡¡qué color tienen esos tomates!! Y que bien lucen embotados. Verás lo que vas a disfrutar de ellos cuando no sea temporada.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Fantastica como los tomates yo tambien la hago con ellos caseros esta mas rica.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  20. Me gustó tu receta....nunca la he preparado cocida....esperaré al verano para probarla....se ve muy rica.
    Besis.

    ResponderEliminar
  21. Hola guapa tu

    en primer lugar te deseo un BUEN AÑO

    me encanta tu propuesta de salsa, en casa hago muchas, no me gustan las compradas llenas de conservantes y otras porquerias, esta es sana y natural,

    gracias por compartirla, mil petonets Susanna

    ResponderEliminar