mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

jueves, 24 de noviembre de 2011

GALLETAS CON PEPITAS DE CHOCOLATE

Crujientes y deliciosas.
Hoy unas galletas muy facilinas y ricas. Las publico, pero no me quedaron todo lo bien que quisiera. Se nos fue la luz a mitad de cocción y perdieron volumen por el centro. Así todo, pienso que merecen la pena, de sabor están exquisitas. Un preludio de los postres navideños...

¡¡¡Se acercan las Navidades y me parece que fueron ayer las pasadas!!! No sé si os pasará lo que a mí, pero los años se me escapan de una forma... Cuando era pequeñina deseaba crecer, el mundo de los adultos me parecía de lo más interesante (pintarme los labios, las uñas, ponerme tacones...) y el tiempo no terminaba de pasar nunca. De chavalina, los días duraban poco para todas las cosas que pretendía abarcar. Ya más adulta, empezaron a parecerme más largos los días y más cortos los meses (menuda contradicción..., una más de tantas) Y ahora, en esta "edad de oro", jej, ¡¡¡ los años parece que vuelan!!! Así que otro más para la colección que engorda mi currículum.

Miro vuestros blogs y me maravillan vuestras ofertas navideñas. ¡¡¡Tengo pendientes tantas recetas ricas, que no sé por dónde voy a empezar!!! No solo la comida, también los consejos, la decoración y todas vuestras ideas me encantan. Gracias o todos los que me visitáis, a los que me dejáis comentarios y a los que no, por todo el apoyo. Gracias por todo lo que me aportáis.

Las galletas, para todos vosotros, pero quisiera mencionar muy especialmente, con vuestro permiso, a una prima mía que recuperé estos días, Dolores... Compartió conmigo juegos infantiles, bocadillos y risas. (Nosotras éramos pequeñas Caperucitas a las que un lobo tremendo, su madre Mina, quería comerse.¡Qué miedo, refugiadas bajo la mesa cubierta con una colcha!¡Qué paciencia la de Mina!). Se marcho a Galicia, nos escribimos varios años, pero la vida luego, como casi siempre, nos fue distanciando. Va por ti Dolores, primina, por nuestra sangre.
Podemos darle un brillo con huevo batido antes de la cocción.

Umbral de diciembre

AURELIO GONZÁLEZ OVIES ESCRITOR

Quiero que vengas, madre mía, tú, a encenderme el umbral de este diciembre.  Quiero que seas tú, con tus rasgos de luz, la que alumbre en las velas y en los limpios destellos mañaneros de la flor de la nieve. Que vengas tú a curarme la tos con tu resguardo, a librarme del frío de estas fechas vacías, a abrazarme detrás de una ventana mientras arde el silencio de la casa y el invierno ruge con su furia y fuera llueve. Aunque de nuevo me den miedo el relámpago y las tejas que rompen y los cables que aúllan y el chispazo imprevisto de los plomos y el gorjeo de la leche mientras hierve.
                                
Que me dobles el borde de las sábanas y tantees la humedad que arroya en las paredes y recemos un poco en voz muy baja el padrenuestro antiguo, el que tú me enseñaste, y enrolles a mis pies la toalla y la botella, el papel de periódico y el ladrillo caliente. Y me pliegues la noche con la paz de tus fábulas y me pases, despacio, las páginas del sueño. Que me hables de aquellos años tuyos por los prados de Viodo en primavera y me mires dormir y me desees descanso y apagues mis zozobras y me beses la frente.

Y pongas tú en la mesa las cenas abundantes, los dulces escogidos, las frutas escarchadas y el tacto en los manteles. Quiero que vengas tú. Quiero que bajes tú desde la antigüedad de un villancico. Que surjas de entre el musgo, de un río o de una senda que cruzan los belenes. Que resurjas del irreal perfume de un palacio elevado, de la hondura de los pozos de agua, de un desierto imposible, del temple y la quietud de algún pesebre.

Ven y hazlo posible. Dibújanos el pino que te gusta. Amarra a esta nostalgia cascabeles. Escríbenos deseos y pámpanos y hojas de limón en los cristales gélidos del siempre. Caliéntanos las manos con cáscaras de fe. Ven, colócanos encima de la cama regalos y sorpresas. Haznos creer que resoplan muy cerca los camellos, que llaman a la puerta los pajes de los Reyes. Suelta la eternidad, abandona la estrella, cuando giren el mundo o la nada o el humo y mires hacia abajo y atisbes estos brazos, deja la inmensidad, desmóntate, detente. Quiero que vengas, madre mía, tú, a iluminar las bóvedas de este mustio diciembre.


"LA NUEVA ESPAÑA"  "La rucha",  Jueves 24 de noviembre del 2011


Por el centro me quedaron un poco hundidas...

NECESITAMOS
  • 125 gramos de mantequilla a punto de pomada
  • 125 gramos de azúcar moreno
  • 4 cucharadas de miel
  • 1 huevo
  • 150 gramos de pepitas de chocolate( Lidl)
  • 1 cucharada de coco
  • 1 cucharada de nuez molida
  • 220 gramos de harina de repostería
  • 1 cucharadina rasa de levadura tipo Royal
El coco y la nuez le dan el toque crujiente.

ELABORACIÓN (Salen unas 40)

Ponemos el horno a calentar a 160º.

Mezclamos la mantequilla con el azúcar, la miel y el huevo y lo batimos bien con las varillas.

Tamizamos la harina con la levadura y le añadimos el coco y la nuez.

Lo añadimos a la mezcla de la mantequilla. Mezclamos bien y hasta formar una masa.

Ponemos las pepitas de chocolate en un plato.

Vamos haciendo bolinas del tamaño de una nuez pequeña y a cada una le ponemos unas cuantas pepitas de chocolate. Para que me salgan de parecido tamaño, cojo la pasta con un ahuecador de patata grande.



Horneamos unos 12-15 minutos, hasta que se pongan doradinas.

Dejamos enfriar sobre el papel, en una rejilla.
¿Os apetecen?

¡QUE VOS PRESTEN!

50 comentarios:

  1. Adoro este tipo de bolachinhas amiga! Ficaram lindas e perfeitas.
    Um beijinho.

    ResponderEliminar
  2. A mi me ocurre exactamente igual , ahora los dias, que digo dias, los meses vuelan . Echo la vista atrás y me parece que fue ayer cuando era una guajina llena de sueños e ilusión , deseando cumplir años porque quería hacerme mayor, qué ingenua :))

    Me alegro mucho de tu reencuentro con esa primina del alma , son sensaciones tan gratas e intensas verdad ?......

    Las galletinas , aunque hayan tenido el percance de la huida de esa luz cobarde jaja....se ven bien ricas y ya he copiado la receta para que no se me escapen.

    Besinos mil.

    ResponderEliminar
  3. me encantan !!!! son como las chip ahoy !!! besazos

    ResponderEliminar
  4. Que galletinas mas buenas ,aunque se te fuera la luz ,quedaron muy bien
    besinos

    ResponderEliminar
  5. Se ven deliciosas estas galletas conlas pepitas de choco.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado la lectura.

    Y esas galletas, al fina haces que me enganche al mundo galletil, jaja ¡Ricas, ricas!

    Me alegro que te hayas reencontrado con tu prima.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que te quedaron estupendas a pesar del corte de luz. A mi me pasó la mismo una vez con una tarta de queso. Que recuerdos más bonitos. Normalmente con la distancia siempre se pierde, pero así son más bonitos los reencuentros. Besiños.

    ResponderEliminar
  8. Pues te han quedado unas señoras galletas, me encantan.
    Un saludo para ti y para tu prima, yo también jugaba a lo de caperucita pero yo era el lobo...jjejejej me encantaba ver la cara de mis hermanas

    ResponderEliminar
  9. Una ricas galletas, vaya con la luz, que oportuna, pero te han quedado geniales.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. que ricas !!!! pruebalas poniendo lacasitos, también salen muy ricas y a mis niños les encantan!!
    besitos

    ResponderEliminar
  11. Pues chica a pesar de las críticas te han quedado estupendas! Las voy a probar!
    besos

    ResponderEliminar
  12. Niña, tu entrada me ha emocionado, porque me ha hecho sentir el paso de los años, con sus vivencias, sus momentos buenos y malos...
    Nada, guapa, ¡que es que estoy un poco sensible, qué se le va a hacer, jajaja!.
    Tus galletas, a pesar del problema de la luz, se ven bien ricas... ¡anda que no tengo ya recetas tuyas en "pendientes"!.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  13. No te preocupes, si no te salieron como tu querías yo me sacrifico y me las como, jajajajaja.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. cuantos recuerdos y aventuras de la niñez y adolescencia....se resumen muchas veces en unas galletas..en un plato. el caso es que estan ricas y que nos sirva para degustarlas en buena compañia.
    bexinos

    ResponderEliminar
  15. para empezar y no parar vaya!enganchan!
    saluditos.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  16. Deliciosas galletas, pero mucho más deliciosa tu entrada, desprendes cariño y dulzura por todos los poros. El tiempo pasa sin darnos cuenta por eso hay que vivir cada segundo al máximo. Con personas como tú la vida se hace más agradable.
    Me encantó el post de hoy.
    Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  17. Que pinta mas rica tienen estas galletas con pepitas, nosotros tenemos unas pendientes que hizo la peque, ya las pondremos...de momento me llevo estas tuyas para desayunar mañana!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. hola, cuando tengas la masa hecha, haces bolitas y le pones los lacasitos, aunque mis niños lo que hacen es poner montones de lacasitos a la masa ( cuando ya está terminada ) y luego hacen las bolitas ( así ponen muchos mas en cada galleta !!! )
    besitos y gracias pòr tus comentarios

    ResponderEliminar
  19. Adoro esto tipo de galletas, muy ricas!

    ResponderEliminar
  20. Tienen una pinta muy buena y a mi me parecen muy guapas se ve que son caseras,y me encantan las galletas echas en casa.La lectura preciosa.besinos

    ResponderEliminar
  21. Hola Labidú.

    Unas galletitas estupendas, qué pena lo de horno, pero has salido airosa y seguro que estaban buenísimas.

    El otro día quise responderte por correo al que me enviaste pero no pude, no lo tienes en el blog, así que lo hago desde aquí. Te agradezco mucho las aclaraciones que me hiciste, se me había pasado por completo, pero ya está subsanado. Menos mal, porque la receta había quedado incompleta. Así que muchas gracias y por mí puedes hacerme todas las aclaraciones y darme los consejos que consideres, son siempre muy bin recibidos y agradecidos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  22. La verdad es que a mi también se me van los años volando. Aún recuerdo cuando estaba deseosa por cumplir los 16.
    Las galletas me encantan, a pesar del contratiempo de la luz. Yo las tengo en borradores desde hace tiempo
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. Yo soy come-galletas profesional y a las tuyas no les pongo ni un pero, bueno sí...que me pillan a medio océano! ;)

    Besotes :D

    ResponderEliminar
  24. Qué ricassss!!!!! te han quedado estupendas.

    Un besote!

    ResponderEliminar
  25. que ricas se ven...me comería unas cuantas ahora mismo con un cola cao bien calentito...
    besitos,
    Ani.

    ResponderEliminar
  26. Labidú, que razón tienes con tu entrada. Yo cuando era pequeña también quería ser mayor y no había manera de que el tiempo pasara, ashora, sin embargo, vuela mucho más rápido de lo que me gustaría. Sobre estas galletas ¿que te puedo decir? pues que ni un horno en huelga puede contigo porque están perfectas. Doradas en su punto justo y deliciosas. Un besazo enorme querida amiga,
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  27. Que ricas Labidú. Se ven muy aoetecibles. Si no hubieras contado lo del hundimiento habría pasado desapercibido. Copio la receta que es facilina.

    ResponderEliminar
  28. Labidú, cariño, no te puedo estar más agradecida, ya ví que el otro día pusiste el poema "Hoy tienes en el alma noche de luna llena" entero para las impacientes,
    hoy también nos pones una prosa preciosa, este hombre me hace llorar, cuánto sentimiento, me siento tan identificada, mi madre fué lo mejor que tuve en la vida, una suerte enorme, triste recuerdo que deja paso a una inmensa alegría por haber podido vivir con ella, aunque fueran pocos años y poder contar a mis hijos todo lo que mi madre hacía y decía,
    perdona por la extensión, me alegro del reencuentro con tu prima, las galletas, muy ricas, gracias por todo y un beso enorme "como de hermana", gracias a Dios que encontré tu blog!

    ResponderEliminar
  29. Porque es muy tarde y estoy muy cansada pero me pondría ahora mismo a hacer galletas. Te han quedado geniales
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  30. Pues se ven estupenda y tiene que estar muy ricas me llevo na par para desayuna que me ha entrado hambre nada mas verlas
    besos
    http://mipasioncocinar.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  31. Siempre es un placer estar con la familia, disfruta de tu prima
    Las galletas, aunque digas lo contrario, están divinas, tienen un aspeco sensacional
    besos

    ResponderEliminar
  32. Si te llegan a quedar bien, no se que hubieras presentado, en fin besitos y me llevo unas cuantas.

    ResponderEliminar
  33. Yo me comería unas cuantas ahora! Qué ricas!
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Mira que mi hija me las pide siempre y nunca encuentro el momento oportuno. Un besazo.

    ResponderEliminar
  35. Que ricas, como me gustan las galletitas caseras. besitos

    ResponderEliminar
  36. Pues dirás lo que quieras pero yo las veo preciosas y nada hundidas por el centro.
    Riquísimas verdad?
    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Me las comería todas...... están ricas y ese sabor a coco y chocolate me encanta..... no se ven ahucadas, si se ven muy ricas.....
    Las Navidades pasan y pasan.... pero nuestro espíritu sigue siendo joven.....
    Besitos y un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  38. ¡Vaya que si apetecen!! Y si no dices nada, no se nota lo que dices de que están un poco hundidas en el centro. Si es que nos vemos hasta lo más mínimo.... jjjj
    Enhorabuena por ellas, que en mi casa no durarían un asalto. Un besín y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  39. Qué ricas! Son de mis favoritas, hacen que me sienten igual que triqui y no puedo parar de devorar y devorar...
    Me alegro de tu reencuentro y por la recuperación de tu prima, es un regalo!
    Y gracias por tus magníficas recetas o por el cariño que pones en cada post.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  40. Pues a mi me parece que te han quedado en el punto perfecto, crujientitas y perfectas para mojar en un gran tazón de leche blanca y fría.
    Que se te vaya la luz cuando estás horneando es lo peor del mundo, me pasó en una ocasión y tuve peor suerte que tú, no me quedó más remedio que tirarlo todo, era un souflé, imagina ... aún me dan ganas de llorar.
    El texto del asturiano Ovies me ha parecido muy lindo y navideño.
    Me pasa como a ti, aunque yo ahora estoy en la etapa días largos, meses cortos jaja, si es muy raro, pero la percepción del tiempo varía muchísimo dependiendo de nuestras circunstancias. Yo cuando estoy trabajando siento que el tiempo no pasa, cuando estoy horneando me faltan horas para ser feliz.
    Un besote

    ResponderEliminar
  41. Que buenas!!!me las llevo para tomar en la merienda!

    ResponderEliminar
  42. Pues yo las veo estupendas!! tanto que me comería encantada un par de ellas.Y ademas como lo más importante es el sabor seguro que con el chocolate están buenísimas. A mi también me parece que los años ultimamente pasan más deprisa y no me da tiempo a hacer todo..sera que quiero hacer demasiadas cosas jiji.Un biquiño

    ResponderEliminar
  43. Me encanta preparar esas galletinas!!!!!
    Y no te cuento comerlas!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  44. Es tu cumple? Si lo es felicidades y si no lo es también, por esas galletas que yo no veo que estén tan hundidas, además lo importante es que estén buenas.
    Ne alegro de este reencuentro de primas, seguro que ha sido muy emotivo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  45. Buenas días Labidú. Me parecen que eres un poco esajerada pues las galletas te han quedado fantásticas, aunque a ti no te gusten. A tu prima Dolores le habrá gustado que le dedicaras estas ricas galletas, me alegro de que este ya mejor.
    Un saludo Paco

    ResponderEliminar
  46. Que rico!!! Como me apetece esta receta con el frío que hace! un abrazo!

    ResponderEliminar
  47. Enhorabuena por las galletas y por lo más importante, recuperar a tu prima Dolores.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  48. Muchos besinos a todos. Es muy importante la familia para mí. Por eso el volver a retomar relacciones con parientes que, por razones de la vida, se alejaron, es algo muy emotivo. Gracias por vuestras palabras y espero que hagáis las galletas, que están muy ricas.

    ResponderEliminar
  49. Me encantan este tipo de galletas y si estás feliz por el reencuentro con tu prima me alegro yo también desde aquí.

    Ya de paso, aprovecho este post para informarte de que vamos a realizar un sorteo de Navidad de la marca de electrodomésticos Elma.

    El primer premio será una envasadora al vacío con un juego de bolsas y el segundo un molino de café Elma.

    Los premios están bien, no?? Un saludo!
    http://www.elblogdeelma.es/?p=631

    Nora

    ResponderEliminar