mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

domingo, 26 de febrero de 2012

ENSALADA DE AVE

Exquisita, con la salsa rosa.
Vamos a ver si bajamos un poco los excesos de estos fríos carnavales tomando una rica y nutritiva ensaladina. Muchas veces cuando preparo ensalada y lavo la lechuga, me acuerdo de una anécdota que nos marcó y mucho. Cuando éramos pequeños en nuestra casa pocas veces teníamos lechugas en el huerto. Bueno sí, en verano, pero el resto de los meses no se plantaban.
Pero una señorina que vivía en otra zona del pueblo solía cultivarlas en una especie de invernadero que tenía montado. Mamá nos daba dinero los domingos para pasar por su casa y comprar un par de ellas. Para nosotros era un lujo. Nos encantaba. Nos la ponía en la mesa para acompañar a los garbanzos, cocido que acostumbraba preparar ese día. Bueno, pues como niños pequeños que éramos hacíamos la siguiente chiquillada: contábamos las hojas que comía cada uno para `compartirla´ por igual... Sin comentarios, ¿eh? Un domingo la armamos buena. No se quién empezó la discusión, pero comenzamos a disputar la ensalada echándonos en cara que uno de los dos comía más que el otro. La liamos y la liamos de tal  manera que mamá cogió la lechuga y la tiró directa a las gallinas. Callamos de inmediato, nos asomamos para ver lo que les estaba prestando a las probinas nuestro manjar. Miramos uno para otro con cara de pena y de preguntarnos lo que habíamos hecho... JAMÁS en la vida disputamos nada, jamás. ¡Qué sabias son las madres!

Un poema de A. G. Ovies
Si fuéramos chiquillos,
te preguntaría
por qué letra empieza tu tristeza.


Pensé que no me gustaría con el perejil y la verdad es que queda muy bien.

NECESITAMOS
  • 1 pechuga de pollo
  • 2 manzanas reineta
  • dos plátanos
  • 2 naranjas
  • 1 lechuga
  • perejil picado
  • salsa rosa
ELABORACIÓN

Cocemos la pechuga en abundante agua hirviendo salada, con una cebolla, una zanahoria y unas ramas de perejil.

La dejamos cocer unos 10 minutos.

La escurrimos bien y esperamos a que se enfríe.

La picamos en dados.

Lavamos y picamos en juliana finina la lechuga.

Pelamos y cortamos en dados las manzanas.

Hacemos lo mismo, pero en rodajas con el plátano.

Pelamos las naranjas y le quitamos las pieles también a los gajos. Para ello, cortamos bien la piel de las naranjas de manera que nos quede la pulpa libre de piel por el exterior. Pasamos el corte del cuchillo entre gajo y gajo, para que nos vayan quedando los gajos bien limpios.

Montamos la ensalada, colocamos en el centro de una fuente la lechuga y la rodeamos de rodajas de plátano y naranja, a nuestro gusto. Colocamos por arriba,  los trozos de pechuga y manzana.

Salpicamos con el perejil bien picado y acompañamos con la salsa rosa.
La salsa rosa que sobra la podemos emplear en un pescado o simplemente con unas patatas cocidas.

Para preparar la salsa rosa

Necesitamos
  • 200 gramos de mayonesa
  • 3 cucharadas de ketchup
  • 2 cucharadas de mostaza
  • 2 cucharadas de ron
  • una cucharadita de salsa perrins
  • una cucharadita de tabasco
  • un toque de pimienta
Mezclamos todos los ingredientes.
Un buen plato para una cena ligera.

¡¡¡Que vos aproveche!!!

    30 comentarios:

    1. Guau que buena pinta, me quedo por tu blog ! un beso

      ResponderEliminar
    2. Y quien no la ha liado con los hermanos?... jajajaja. Es curioso pero yo muchas veces de pequeña pensaba como sabia tantas cosas mi madre y ahora me sorprendo mas cuando se lo oigo decir a mi hija.
      Crecemos y no terminamos de ser consciente de ello, siempre queda un trozo de ese niño.
      Bueno que me enrollo, me llevo la ensalada que tengo que perder peso...
      besitos,
      http://saboreandolasestrellas.blogspot.com

      ResponderEliminar
    3. Essa saladinha já tem um ar primaveril, sorri em conjunto com o sol que brilha por estes dias. E já apetece este tipo de saladas frescas. Essa salsa rosa é perfeita a acompanhar.
      Um beijinho.

      ResponderEliminar
    4. Si señora, las mamás saben como solucionar los problemas si apenas despeinarse, jeje
      La ensaladita, me encanta
      Besitos

      ResponderEliminar
    5. Hola! que vengo a-ve la ensalada que has hecho y tengo que decir que la veo estupenda, todo lo que lleva me gusta y con esa mezcla de sabores, tiene que estar genial.
      Besos
      Jorge.

      ResponderEliminar
    6. Hola Labidú.

      Primero a dieta para bajar los excesos navideños y ahora los de carnaval, si es que no tenemos solución, primero el atracón y después los remordimientos, así ando yo también, no hay manera, para las que somos llambionas aprovechamos todas las fiestas.

      La ensalada me encanta además con frutas queda riquísima mezclando sabores; me llama mucho la atención cocer la lechuga, así que probaré como la haces tú. Te quedó estupenda.

      Un saludo.

      ResponderEliminar
    7. Qué buena la ensalada con fruta. Muy simpática la anécdota y un buen escarmiento, jejeje. Mis hijos no se han peleado nunca por la ensalada, por otras cosas si.
      Mañana también subo una ensalada al blog que de cuando en cuando va bien algo ligero.
      Besos.

      ResponderEliminar
    8. Me viene de perlas la ensaladina, porque los dulces de carnaval si que prestan por la vida, pero ahora el cinturón se resiste a ajustarse en el mismo agujero :-(
      Pobres madres. Recuerdo las peleas con mi hermano (siempre dialécticas, eso sí, porque de lo contrario la teníamos preparada con papá). Pero era todo el santo día, estar enzarzados... y yo que era la pequeña ¡siempre salía ganando!. Lo de contar las hojas de la lechuga, a mi no se me ocurrió, pero ahora que también soy madre, entiendo perfectamente la reacción de la tuya. Y las gallininas, celebrando el acontecimiento jajaja. Pues nada, prepararé la ensalada, y me acordaré de la anécdota.

      Un besín.

      ResponderEliminar
    9. que delicia !!! una receta super rica !!! Un besote grande

      ResponderEliminar
    10. Que rica y apetecible ensalada me encanta que lleve fruta besos

      ResponderEliminar
    11. Una ensaladina ,rica ,rica y apetitosa
      Que gracia me hizo leer lo de la lehuga ,y es verdad que entre hermanos siempre se discute por tonterias jajaja el caso es "guerrear"
      besinos

      ResponderEliminar
    12. Original la ensalada y bien fresquita, enhorabuena y a comer.
      besitos

      ResponderEliminar
    13. La hago muy parecida Labidú pero sin plátano. Y parece ser que queda muy bién. La proxima se la añado.
      Bss y feliz semana

      ResponderEliminar
    14. Tú no te preocupes, que en Carnavales se queman muchas calorías, jajaja.
      Qué ensaladita más original, nunca la he probado con plátano. Pero me encantan las que llevan pollo, lechuga y salsa rosa, así que probaré esta versión tuya, que se ve muy fresquita.
      Un beso, guapa.

      ResponderEliminar
    15. Me apetece siempre, aunque haga frio y con frutas megor,buena combinacion , besines guapa

      ResponderEliminar
    16. Yo tampoco la probé con platano, suelo poner manzana y piña o naranja, pero la siguiente le añado el plátano.
      Me despistó Rosa con lo de cocer la lechugajajaja, creo que leyo lechuga por pechuga.
      te quedó muy apetecible, y con la lechuga picada, ya no hay peleas jajaja
      Besinos

      ResponderEliminar
    17. Que reacción tan típica de cuando somos niños, ji, ji, jiii..... recordé algunas, jiii.... me encantó tu historia.
      La ensalada está fabulosa, caerá en la semana, sólo para mí.... ya que mis gigantes no comen estas mezclas, algún día aprenderán... en cambio yo las adoro.
      Besitos.

      ResponderEliminar
    18. que buena la historia de la lechuga y que sabía tu madre, así no volvió a oir ninguna discursión.
      Un besito

      ResponderEliminar
    19. Que maravilla de ensalada!!! muy completa y deliciosa.
      Besos.

      ResponderEliminar
    20. Hola! que buenas tus recetas. He descubirtos esta página, www.cazarecetas, aquí puedes poner tus recetas, promocionar tu blog y ganar algún dinerillo con ellas. Echale un ojo por si te interesa.
      Un saludo.

      ResponderEliminar
    21. a esta ensalada no le falta de nada,a mi gusto riquisima con las frutitas!
      saludos.

      ResponderEliminar
    22. Buenas tardes guapa!!!!! entre unas cosas y otras no hay manera de seguir la dieta, menos mal que hoy nos traes una estupenda receta que tiene pinta de estar muy sabrosa!!
      Qué recuerdos de las riñas entre hermanos...
      bessos

      ResponderEliminar
    23. Vaya combinación de ingredientes, ni se me hubiera ocurrido! tiene muy buena pinta! Y lo de contar la comida...mis hijos hasta no hace tanto contaban las patatas fritas, aún todavía miran al plato del otro a ver si el montón es más grande!

      ResponderEliminar
    24. Hola, txiki!
      Me ha encantado la historia, sí que era sabia tu madre, sí; yo puse ayer una ensalada mixta y, como a mis hijos no les hace mucha gracia, los dos decían que les había puesto más cantidad que al otro, claro, que si les hubiera dado una ensalada tan vistosa como la tuya, seguro que se quejaban de lo contrario, en fín, chiquilladas...
      El poema, precioso como siempre, cuánto trasfondo en sólo tres líneas, ojalá podamos algún día volver a ser chiquillos, quizá en otra vida, si la hay... besinos!

      ResponderEliminar
    25. Nunca había visto lo de echar platano a la ensalada, seguro que está rico. Que sabias eran las madres, de aquella seguro que en ninguna casa hacía falta la visita de supernanny. Un besín.

      ResponderEliminar
    26. Con plátano?
      Que original y rico, me gusta!
      Y anda, ya has quemado calorías con estar tirada en la calle con los carnavales jajjajjaja
      Besos.

      ResponderEliminar
    27. Eso voy a tener que hacer yo con los míos, jaja lo malo es que no tengo gallinas.

      Cómo les guste lo que hay en la mesa, hay bronca segura.
      Te aseguro que por esa ensalada habría jaleo, les encantan las ensaladas.

      Besos

      ResponderEliminar
    28. Las gallinas tuvieron su rato de gloria jajajajajajaja

      que rica tu ensalada labidu!!!

      ResponderEliminar
    29. Aprendo recetas y me rio que te mueres con las anecdotas,porque mi hermano me lleva dos años y eso que cuentas era lo habitual en mi casa,ja,ja,ja....y si no era por eso era por otra cosa,si nos ves con el parchís¡¡,jugabamos unas dos veces al año...porque el resto del año estabamos castigaos sin el...ja,ja...por dicutir al jugar.un saludo y me encanta tu blog.Luisa

      ResponderEliminar