mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 9 de marzo de 2012

CANGREJO Y FESTIVAL DEL ORICIO



Divertida manera de comernos un bollo.
Una explosión de sabor a  mar en la boca.
Sigo con las recetas del curso. Hoy os propongo otra manera de emplear la masa de bollería hojaldrada. Una forma divertida, que se puede rellenar de crema y, seguro, será muy atractiva para los peques de la casa.


Crudos, cocidos, en empanadas, tortillas o acompañado platos, están muy ricos.
Belén, nos propone unas buenas maneras de degustarlos, si visitáis su cocina, os enamorará.
También os recomiendo una cita gastronómica: El festival del oricio de Bañugues. Desde hace más de 20 años, se viene realizando con éxito. Disponen de una carpa enorme donde poder comer con comodidad esta delicia del mar.
Llevaban  paxinas con 8 docenas de oricios, en cada mano y en la goxa  más. ¡Probines!

A nuestras tías Nieves y Reme, además de gustarles mucho ir a por ellos al pedréu, tarea bastante ruda, porque había que caminar varios kilómetros y después bajar unas ribas prolongadas y escabrosas, hasta llegar a la puesta donde los había. Llevaban un gancho parecido a los de atizar la cocina y con él los sacaban de las cuevas donde estaban anclados. Se llenaban los dedos de pinchos. y todo ésto había que hacerlo en las pocas horas que dura la marea baja... Luego tocaba desandar lo caminado. Cuesta arriba, con las goxas en la cabeza, y el salitre cayéndoles por los hombros. Una vez en casa, escogerlos por tamaños, ponerlos en paxas y venga, con una goxa colocada sobre un rodillo (llamaban así a un trapo enrollado en forma de corona que se ponían en la cabeza para que no les hiciese daño la goxa o el caldero) en la cabeza y una paxa en cada mano, camino de Luanco, a vender... Siempre recordando...:

Como a un cuarto
bendito con alcohol de romero,
entro de tarde en tarde
en mi memoria.
El crucifijo quieto, el cable
de la luz, la pera, la mesita...
Me tumbo. Si pudiera escribir
este silencio,
podría entender la vida.
(De A.G.O., La habitación de arriba)

Mi admiración para ellas, in memoriam. Aún viven, y por muchos años, Mari Sol y Clarina, testigos de mis palabras y compañeras de fatiga en aquellas faenas, donde a la vez que sacaban unos duros se reían y lo pasaban bien. Clarina nos podría contar mil anécdotas, es un pozo sin fondo, simpática a más no poder.

Se aprecia lo hojaldrada que queda la masa
Para los cangrejos necesitamos

Elaboración


Se prepara una masa hojaldrada, se estira.
Se cortan cuadrados de 8 centímetros de lado.
Colocamos en el centro un poco de crema pastelera y pincelamos con huevo los  bordes.

Plegamos, cuadrando bien los bordes.

Y presionamos para que se peguen las capas al huevo.
Se van haciendo los cortes:





Se dejan levar sobre papel en placa de horno, como anterior bollería. Se pincela suavemente con huevo batido,  y se cuece en horno precalentado a 200º, 10 - 12 minutos. En caliente, se pincelan con la mezcla de leche con azúcar, también caliente, para darles brillo.
Y tenemos nuestro rico cangrejo, para una buena merienda. Se le ponen unos ojinos con almendra y queda muy guapo, pero con las prisas, no se lo puse.

¡QUE VOS PRESTEN!

34 comentarios:

  1. Que virgeria niña, una pasada de bonito y seguro que así rellenito estará para perder el sentio. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Que rico el hojaldre!!!!Pero lo cambio por unos
    ricos oricios!!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Menudo cangrejo y menudos erizos, me han encantado, te han quedado genial.
    Besitos

    ResponderEliminar
  4. El cangrejo me ha encantado, que mono y delicioso.
    Pero me ha apasionado lo que nos cuentas sobre los oricios y el homenaje que haces
    Bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  5. Bueno ,pues yo con ese menu quedo encantada ,unos oricinos primero y luego un cangrejin con o sin ojinos ,y si me quedara con "fame " pues le pongo un poco de la mermelada de naranja anterior
    besinos

    ResponderEliminar
  6. jejejeje, el cangrejo genial, genial. Me ha encantado. Y los erizos....que sabor más bueno tienen, puro mar.
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. muy rica receta !!! por cierto estoy de concurso te animas ??? besos

    ResponderEliminar
  8. pero que monos estos cangrejitos!
    saludos.

    ResponderEliminar
  9. Tão giro o teu bolo em forma de caranguejo. Os pequenos irão adorar!
    Um beijinho minha linda.
    Bom fim-de-semana.

    ResponderEliminar
  10. Unos cangrejitos muy brillantes. Los oricios los probé el año pasado, a mí es a la única que me gustan en casa, asi que aprovecho cuando el papá de una amiga, asturiano de pura cepa,los trae y me regala unos pocos para mí solita.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. cuando he leído cangrejos pensaba que eran de los del mar que andan hacia atrás !!!! pero estos tienen una pinta !!!!!
    nunca he probado los oricios, tienen que saber muy ricos
    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Qué bien explicadito Labidú, quedan preciosos
    Besitos

    ResponderEliminar
  13. Una historia imperdible...... me gustó... qué bueno que nos relataras esta historia Labidú.... aquí se llaman erizos.
    Me encantaría hornear contigo, tanta bollería que nos has presentado ultimamente, todas se ven deliciosas.....
    Besitos y que tengas un lindo fin de semana.

    ResponderEliminar
  14. Qué chulo y qué bien explicado y sí, quien no conozca el blog de Belén se está perdiendo una maravilla en mayúsculas!

    besitos

    ResponderEliminar
  15. Me parece toda una obra de arte niña.
    Te ha quedado de diez, y sobre todo muy bien explicado.
    Besitos

    ResponderEliminar
  16. Me has emocionado profundamente. Bonito homenaje.

    Ese cangrejín pa'mi lo quisiera yo ;)

    Buen fin de semana, besinos.

    ResponderEliminar
  17. Que cosas mas bonitas y buenas nos enseñas y muy bien esplicadas, feliz fin de semana besos

    ResponderEliminar
  18. Que idea tan deliciosa y bonita, un beso

    ResponderEliminar
  19. Pero que cosas más chulas!! Los cangrejos divinos, cada vez que vengo a verte salgo llena de ideas!

    Mil besos :D

    ResponderEliminar
  20. Que pasada...!!! Que original...!!! tienes unas manos que cualquier cosa sencilla la trasformas en arte...me gusta!!
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Qué graciosos los cangrejos!
    Los oricios, un lujo; espero que te hayas puesto morada hoy.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Qué chulada la forma que le has dado a estos cangrejitos, me parecen guays!

    ResponderEliminar
  23. Labidu...me encantan estos dulces que nos estas enseñando. Que bien explicado todo! Los oficios me encantan también aunque no los encuentro a menudo. Beduinos.

    ResponderEliminar
  24. Querida amiga, como siempre una entrada que me emociona. Hace años que no como erizos naturales y fijate que vivo en pueblo de mar. Cuando era jovencita, el que hoy es mi marido y yo (en esa época no eramos ni novios) nos ibamos a la playa a coger erizos entre las rocas y darnos el festín gastronómico después. Antes en Águilas, los había en grandes cantidades pero ahora ya no se ven. Es una pena que se pierdan estas cosas. Así que tendré que visitar esa feria de la que hablas y asó podré darte un fuerte abrazo. Un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. Vaya hojaldre más rico, además preciosa la forma que le has dado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Precisamente tengo pendiente de publicar una receta de oricios porque en este momento están buenísimos. Recuerdo siendo muy pequeñina, cómo me llevaba mi padre (q.e.d.)al pedreru a sacar oricios. Estaba pendiente de las mareas y era todo un ritual. Yo quedaba impactada viendo cómo los abría por la mitad y sacaba con los dedos aquel manjar anaranjado que a mi me parecía repelente. Ahora yo lo valoro de la misma forma que él, aunque sigo sin poder comerlos crudos.
    El cangrejo te quedó espectacular. Al principio, al ver la forma, me parecía dificilísimo poder darle ese aspecto, pero con tus explicaciones, todo lo conviertes en fácil y atractivo. Pues nada, como yo la masa la conozco y se que es una auténtica joya, me llevo esta nueva receta para la colección, porque es una pena no disfrutar de este auténtico manjar.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  27. Una forma deliciosa de comer un "cangrejín"
    Bssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  28. Lo que me gustan a mí las "erizadas"... Hace años, iba con frecuencia a la Costa Brava, y por estas fechas nos pegábamos una panzada de comer erizos que no veas... Ésta es la época en que están más "rellenos"
    A mí me encantan crudos, recién sacados del mar... aunque no dejo de pensar en el hambre que tenía que estar pasando el primero que se decidió a abrir un erizo y comérselo,jajaja.
    Ese cangrejo me parece dificilísimo de hacer, pero queda bien chulo...
    Besotes, guapa.

    ResponderEliminar
  29. Qué buen paso a paso has hecho, así es muy fácil entender cómo se le da la forma.
    Una rica merienda que gusta a pequeños y grandes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Hola, txiki,
    me encantan estas entradas tan completas: una receta riquísima, las historias del pasado tan bonitas y un poema precioso: el blog perfecto, cada día más.
    Bueno, bueno, habrá que ponerse un día de éstos a hacer esta masa tan polivalente, siempre me ha gustado más la bollería que la pastelería;
    Ay, Labidú, los recuerdos siempre están ahí, otra vez más te doy las gracias por hacerme recordar a mi madre, que también fué mariscadora de jovencita allí en Galicia, qué vida más dura y qué miseria les pagaban, bueno, ella era feliz de cualquier modo; Vaya festival más chulo que habéis tenido, quién estuviera en Asturias... en todas las ocasiones...
    Y el poema, ay, yo a veces también me tumbo en la que fué la cama de mis padres y, es verdad, ese silencio es... indescriptible; besinos!

    ResponderEliminar
  31. Labidú, que bonito, la forma de cangrejo está muy bonita, el poema también nos ha gustado. Que bonito es imaginar a través de las palabras de otro, la vida en otros tiempos.
    Besitos

    ResponderEliminar
  32. que bonito!!!! para acompañar a mi pan relleno con forma de pez, este tuyo de cangrejo es sensacional!

    ResponderEliminar
  33. Ya no quedan mujeres como las de antes, di tú ahora a cualquiera que baje al pedreru a por oricios de esa manera y le da un soponcio. El cangrejín una maravilla, pena que de esos no los encuentre yo cuando voy a la playa, los extinguía en un pis pas. Un beso.

    ResponderEliminar