mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

jueves, 17 de mayo de 2012

ARROZ RÁPIDO Y BORONA DE PEPINA (Cirieñu, Amieva))

Fácil, económico y rico.
Cocida a fuego lento en cocina de leña.
Seguramente a todos nos pasaría alguna vez, de repente tu hijo, tu hermano o algún que otro familiar llega  a casa con unos cuantos amigos, a una hora en la que no se pueden marchar sin comer. A mí me pasó en varias ocasiones y lo solucioné rápidamente tirando de `latas´y preparando un rico arroz que, junto a unos aperitivos y un postre con frutas y yogures, zanjaron el`problema´. Hoy publico el arroz, sencillo, sin ningún revés, que siempre sale bien y si la calidad de las conservas es buena, delicioso.


Además quiero mostraros una boroña que hace mi amiga Pepina en su pueblo de Amieva, Cirieñu. Ya os hablé en más ocasiones de ella. Una excelente cocinera y mejor persona aún. Ella y su entorno son mi familia. Porque considero que las personas a las que quieres de verdad, aunque estén lejos, aunque las veas de cuando en cuando, forman parte de ti. Me acogieron en momentos de la vida en los que necesitaba ese calor. Recuerdo la primera noche que pasé en su pensión, por motivos de trabajo. No estaba acostumbrada a quedarme fuera de casa, y, en la soledad del comedor, oía las risas de las jóvenes en la cocina y me moría de tristeza, añoraba mi familia. En el desayuno me envalentoné para  hablar con ellas y pedirles permiso para poder compartir su mesa. Nada más fácil, me lo iban a proponer también. Así que, desde ese momento, pasé a compartir sus alegrías y, por desgracia, sus penas. De eso hace ya más de 20 años. Y aquí estamos, queriéndonos en la distancia, por encima de todo.

Bueno, pues la boroña la hace con el embutido que también prepara. La publico porque es muy curiosa.

(Sigo sin mi ordenador, además no sé lo que pasa, con este equipo no puedo contestar a vuestros comentarios, sobre todo en los blogs que tenéis verificación de palabras, no puedo leerlas. Espero que me disculpéis. Me pasa en el blog de Marylu, en el de L´Entregu, por citar alguno).

Otro poema de A. G. Ovies


Volverás en verano
y encalaremos juntos la fachada del tiempo.
Aquí todo envejece a ritmo campesino
y te echamos de menos cuando tus rosas
revientan como un tiro de sangre.
Todos los días del año son los más oportunos
para añorar al ser que nos ha abandonado.
Pero tú volverás;
yo sé que te apetece escuchar las rodadas
de la infancia sobre la manzanilla;
yo sé que tienes ganas de entender
qué dicen las gaviotas cuando rompen el sol a picotazos.
Pero tú volverás
porque han puesto autobús para llegar al nunca,
porque el pueblo se queda poco a poco
porque quiero cambiarte unos cromos del llanto
porque te necesito para labrar el frío.
Volverás a esa hora temprano
y los niños irán ya a la escuela en pantalón corto
y te diré en secreto por qué cantan los gallos
y te llenaré un libro del olor de las cuadras.
Volverás porque a veces si nos falta algún rostro
el pasado es recién a cada siempre. 


Necesitamos, para el arroz

  • 1 lata de calamares en tinta
  • 1 lata de calamares en salsa americana
  • 1 lata de bonito del norte
  • 1 lata de mejillones
  • 1 lata de guisantes
  • una lata de setas o champiñones
  • caldo de pescado
  • azafrán en hebra
  • sal
  • 1 lata de aceitunas
  • medio kilo de arroz
Elaboración

En una paellera o en una tartera ponemos los guisantes bien escurridos, los calamares con sus salsas, los mejillones, el bonito y las setas también escurridas. Calentamos y removemos. Ponemos el arroz y dejamos que se impregne bien, hasta que se queden los granos transparentes. Añadimos el triple de caldo de pescado en el que habremos puesto el azafrán y la sal. Tiene que estar bien caliente. Dejamos que hierva y bajamos el fuego al mínimo.
Cuando el caldo esté medio consumido, ponemos las aceitunas repartidas y movemos la tartera, nunca remover, así evitaremos que se pegue el arroz. Dejamos que siga despacín, hasta que se quede seco. En ese momento, después de unos 20 minutos, apartamos del fuego, tapamos con un papel de aluminio unos minutos y servimos.
Y así de rápido tenemos nuestro rico arroz.


Una foto del precioso pueblo

Para la boroña no tenemos cantidades de harina ni de agua, mi amiga no pesa nada, lo hace a ojo. Es la costumbre de los pueblos. Las fotos del proceso me las mandó generosamente Tere.

Necesitamos
  • Costillas de cerdo desaladas
  • chorizos
  • morcillas
  • harina de maíz amarilla
  • agua templada
  • sal 
  • un manojo de berzas
  • un poco de manteca de cerdo
  • pimentón picante
Menuda pinta que tiene.
Elaboración


Ponemos sobre una pota engrasada con manteca de cerdo unas berzas bien limpias. Les echamos un poco de manteca también por arriba. Amasamos la masa de la boroña mezclando agua templada, la sal  y harina de maíz a nuestro gusto , hasta que obtenemos una masa que se pueda  moldear con las manos, suave pero a la vez resistente. Parecida a la masa del pan. Tomamos la mitad de la masa y la extendemos por arriba de las berzas. A continuación ponemos la costilla. 
Luego los chorizos y las morcillas. Tapamos con el resto de la masa y cubrimos con más berzas.  Se cuece  unas 5 o 6 horas en horno de leña.
Se abre por la mitad y se ponen los embutidos calentinos en una fuente, para acompañar con la rica boroña.

Me imagino lo rica que tenía que estar, degustarla en buena compañía con estas impresionantes vistas, en plena naturaleza tiene que ser una delicia.

GRACIAS, AMIGAS

ESPERO QUE OS PRESTEN LAS DOS RECETAS

23 comentarios:

  1. ¡Qué cpsa más rica, me has dejado con la boca abierta!. Bss.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  2. Que rico todo,con el hambre que tengo a estas horas ,el arroz me gusta mucho,pero esta boroña preñada es lo mas ,por mi zona se hace la rapa ,que ya puse en mi blog ,los ingredientes son muy parecidos y el resultado muy rico y típico Asturiano.No te preocupes por los comentarios sabemos que estas ahí.besinos

    ResponderEliminar
  3. Curiosa receta que como bien dices degustada en ese entorno y en buena compañía , aún se tiene que saborear mucho mas.......y es que los amigos son tan importantes verdad ?......A veces incluso mas que la propia familia......me has emocionado leyéndote ....

    Lo de las visitas improvisadas también me suena jajaja.....y este arrocín es ideal para abastecer a esos estómagos hambrientos que irrumpen en nuestra mesa sin previo aviso jaja...

    Besinos guapa, espero que se te solucionen prontito tus problemas con el ordenador.

    ResponderEliminar
  4. Que platos más ricos has preparado, me encantan, no sabría cual elegir.
    Pásate por mi blog, que tengo una cosita para ti.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Jamás había visto lo de la boroña. Impresionante!!

    ResponderEliminar
  6. M.J. Que bien, nos presentas el menu completo ,el arrocin delante y esa boroña con todo el compango pa detras ,bueno creo que no podre con todo ,asi que me conformare con verlo , porque la pinta la tiene impresionante
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  7. Querida Labidú, de nuevo una entrada de esas que sabes que me encantan. Tu arroz de latas te ha quedado estupendo y la verdad que es una idea buenísima para solucionar una comida improvisada. La boroña me ha sorprendido muchísimo. Tiene que ser una delicia poder disfrutar de ella y más aún el hacerlo en un precioso paraje como el de las fotos. Te envío miles de besicos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. el arroz tiene una pinta estupenda y que facilito !!!! la borona no la he probado nunca, pero supongo que tambien estará riquisima
    besitos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  9. Pues para mi es todo un descubrimiento esta boroña! No la conocia de nada, y ese arroz...ñam!!

    Un besote y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  10. Yo hago algo parecido a ese arroz y le llamo paella de latas, jeje. Mas de una vez me saca de apuro.
    la boroña es completamente nueva para mí+
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Seguro que te saca de más de un apuro este arroz tan rico y tus invitados repiten.
    La boroña se ve contundente, pero muy buena y en buena compañía con esos bonitos paisajes aún sabe mucho mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Qué vistas más bonitas, Labidú! Vaya regalo nos haces con esas imágenes, preciosas!
    Los dos platos son una delicia, primero porque el arrocito me pierde, sea del color que sea, y acompáñelo quien lo acompañe.
    Y esa boroña a fuego de leña...madre mía! Un tesoooro! Quién pudiera disfrutarla en ese entorno! Un regalo!
    Besitos y feliz fin de semana!

    ResponderEliminar
  13. Que belas vistas Labidu!
    E um arrozinho super fácil e rápido de fazer :)
    Que coisa boa essa borona em fogo a lenha, não conhecia tamanha iguaria :)
    Beijinho grande amiga!

    ResponderEliminar
  14. Si que son bonitas esas vistas, si!
    Y desde luego que nos ha pasado más de una vez que esperes 4 a comer y se presenten 8! me parece que has salido más que airosa de la ocasión, me encanta lo que has preparado. Las latas...esas grandes amigas! jajaja

    Besitos

    ResponderEliminar
  15. Lo del arroz con conservas queda anotado y la boroña tiene que ser una Delia, las fotos preciosas.
    Un besito

    ResponderEliminar
  16. María ha hablado tan bien de ti que me vine corriendo a visitarte y aquí me quedo, luce deliciosa esta cocina!
    BESITOs

    ResponderEliminar
  17. El arroz me parece una buena opción para las prisas, la boroña y todos tus recuerdos en esa pensión una auténtica joya, las recetas tradicionales y el cariño de los amigos lo mejor.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  18. Hola, guapa!
    qué rico todo, como siempre, pero lo que más me ha gustado es el relato del comienzo de esa amistad, cómo me alegro, tiene que ser muy duro estar lejos de los tuyos, pero gracias a Dios siempre hay buena gente por todas partes, esas amistades son para toda la vida; y el poema, maravilloso, una vez más; besinos, txiki!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué lo digas Maritxu, los amigos de verdad son joyas que tenemos que proteger por encima de todo. Yo tuve esa suerte y le doy gracias a Dios por ello. Besinos guapa y buen domingo-

      Eliminar
  19. Muy ricas las dos.
    Yo también he venido del blog de María y me quedo por acá disfrutando de tus recetas y tu compañía.
    Un abrazo y buen fin de semana,
    Vero

    ResponderEliminar
  20. ¡¡¡ se ve impresionante la Borona !!!! ir a conecer Amieva y si teneis oportunidad de comer una no lo dudeis......pero os aconsejo que el arroz lo dejeis para otro dia ¡¡¡ alguno perdonara hasta es postre !!!.Que guapa la foto de Cirieñu la otra foto es de Gumendi en esa cabaña ya se comieron mas de una Borona,como siempre me haces llorar .Gracies y Besos tu si eres importante.

    ResponderEliminar
  21. Vaya pinta, a mī me encantan las boronas! Vaya casualidad, la foto que puse yo de la mía está hecha también en un monte de Amieva! Voy a mirar el mapa porque no sitúo Cirieñu

    ResponderEliminar
  22. Me perdí un montón de recetas, y dejar de ver algo de lo que tu cocinas es una auténtica pérdida. Esta boroña es como las que hacía mi abuela, y con ella me regalas un montón de vivencias felices de mi infancia. Estas recetas ya son un auténtico tesoro poder encontrarlas, porque creo que se está perdiendo la tradición, de modo que gracias por el regalo, y por los buenos momentos que me proporcionan tus recetas.

    Un besín.

    ResponderEliminar