mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 4 de mayo de 2012

EXQUISITOS (y palabras para MADRES)

Su nombre lo dice: están exquisitos.
Hoy os dejo unos dulces que a mamá le encantaban. Y unas palabras de Aurelio González Ovies, para todas las madres, publicadas en La Nueva España el jueves 3 de mayo. Espero que os presten las dos cosas.



Madres
Loa a las abnegadas mujeres que nos traen al mundo.
Son fuentes encendidas en las noches cerradas. Son fuerza, escudo, aljaba, desprendimiento, abrazo. Son todo lo que somos, más lo que no han podido. Todo lo que aún contienen, más todo lo que dieron. Son ángel, persistencia, gratitud y claror. Son parte de la vida, como la lluvia, el árbol, proclives al amor y a eternos sacrificios. Son báculo y promesa, destello, calma, arresto. Son rumbo hacia nosotros, desinterés, belleza, con manos de torrente y raza de camino. Son flor en pleno invierno, capacidad, alcance. Son llama, intensidad, coraje y sutileza, con alma en vez de piel y trazo de cariño.
Y manejan los hilos de la perseverancia, los atriles azules de los cielos inmensos. Llenan la soledad de música y ternura, nos tejen primavera con el grosor del río. Pulimentan el hambre y atajan las penurias. Desintegran los trazos del dolor más profundo. Localizan desánimos e inquietudes y ahogos. Nos rebajan el ancho de daño y cicatrices. Desprenden el aroma de los días hermosos. Comparten con el fuego un origen divino. Esperan lealmente sin prisas ni cuestiones. Vislumbran con los ojos lo que no habla el lenguaje. Conservan los secretos con el rigor más íntimo. Nos ahuyentan los miedos gigantes de la infancia. Nos moldean palabras, allanan altibajos. Nos temperan el llanto. Nos ceden el respiro.

Estas rosas eran las preferidas de nuestra madre, de su jardín.

Un poema a todas
las madres que existen,
a las que nos peinan
y a las que nos visten.
Un poema a todas
las madres del mundo
porque hacen milagros
de un guisante crudo.
A las que aunque estén
con fiebre y anginas,
nos fríen abrazos
y asan sonrisas.
A las que de siempre
nos quieren ya tanto
que rebozan sueños
mientras tragan llanto.
A las que del pez 
fiero de la vida
nos sacan la carne
y comen la espina.
A las que envejecen 
con grietas y grumos
de exprimirse a diario
para hacernos zumos.
A las que ya están
 sobre nuestra cuna
borrando la noche
 y pintando lunas.

A las que nos cubren,
defienden y abrazan
incluso si duermen,
incluso si faltan.
A las que los años
casi se les pasan
entre planchar fuerzas
y limpiar la casa.
Un poema a todas
estas siemprevivas
que sirven de fuelle
 y aguantan de viga.
Un gracias a todas
 estas madres nuestras
que son cocineras,
modistas, maestras;
y adornan bizcochos
o administran cuentas
y trenzan toquillas
o zurcen sorpresas.
A las que aún están
o ya son estrellas.



El azúcar aún está caliente
Para 12 exquisitos, necesitamos


Para la masa

  • 500 gramos de harina de repostería
  • 2 huevos
  • 200 gramos de azúcar glass
  • 125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente, troceada
  • 150 gramos de margarina a temperatura ambiente
  • 50 ml de vino blanco de buena calidad
Para el relleno
  • 125 gramos de azúcar
  • 125 gramos de almendra molida
  • 1 huevo
Para el glaseado
  • 200 gramos de azúcar glass
  • dos cucharadas de agua caliente
Elaboración
En un bol ponemos la harina tamizada,  hacemos un hueco en el centro y añadimos el resto de ingredientes. Amasamos hasta conseguir una masa que no se pegue a los dedos. La extendemos con el rodillo, sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada, hasta dejarla de medio centímetro de espesor. (No necesita reposo). Con un cortapastas redondo, de 8 centímetros de diámetro, vamos cortando.
                       
Una vez que tengamos cortada toda la pasta, hacemos el relleno, mezclando los ingredientes, hasta que se unan bien.
Colocamos una cucharadina de relleno en el centro de cada círculo de masa. Pintamos con agua alrededor y doblamos como si fuésemos a preparar una empanadilla. Presionamos para que se pegue bien la masa y con la palma de la mano golpeamos en el centro de la misma para hundirla un poco por la parte central.
En ese huequín que nos queda, ponemos un poco de relleno (la receta no lo manda poner, pero  yo se  lo pongo).  Sobre el relleno pegamos otra empanadilla, de manera que nos quede en forma de aspa. Presionamos para que se unan bien. Ponemos a cocer en horno que ya habremos precalentado a 180º, yo los pongo por arriba y por abajo, en la parte central del horno.(Utilicé el horno de Lidl, el último que sacaron que lleva aire incorporado)
En unos 20, 25 minutos están. Los dejamos enfriar bien, sobre una rejilla. Hay que tener cuidado al manipularlos en caliente, quedan bastante blandinos. Una vez fríos endurecen. Preparamos el glaseado mezclando el azúcar glass tamizado con el agua caliente. Lo dejamos caer sobre los exquisitos, puestos en una rejilla, así aprovechamos el azúcar que sobre, colándolo.
Dejamos que se enfríe el azúcar y listos.
Quedan como una galleta crujiente por afuera y el interior más blandín, con el rico sabor de la almendra.
LE DOY LAS GRACIAS A MI AMIGA ANUN, ELLA FUE LA QUE ME PROPORCIONÓ LA RECETA, DE UN CURSO AL QUE ASISTIÓ IMPARTIDO POR EL PERSONAL DE UNA REPUTADA PASTELERA DE AVILÉS. GRACIAS, AMIGUINA.


¡¡¡QUE VOS PRESTEN Y UN FELIZ DÍA DE LA MADRE A TODAS!!! 

51 comentarios:

  1. Tal como su nombre indica parecen exquisitos y no muy complicados de hacer. Una buena opción para celebrar el día de la madre.
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. que ricos tienen que estar, y el poema es precioso, me ha encantado!!
    besitos y feliz finde guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Qué bonito homenaje a las madres, es muy emocionante por ser cierto.
    Estos dulces se ven muy ricos con esa pasta interior de almendras, aunque tienen que llenar lo suyo. Tienes manos de ángel.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. De nuevo tengo que darte la enhorabuena por esta deliciosa receta. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eloisa, no puedo contestarte en tu blog. Lo siento, es imposible verificar las palabras. Te decía que haces unas cosa divina y que tienen mucha suerte tus nietas contigo. Que tengas un feliz día mañana. Besinos.

      Eliminar
  5. Exquisito tu homenaje a las madres.... y ese pastelito para dejar un dulce sabor de boca.... Besos

    ResponderEliminar
  6. Unas palabras muy bonitas. A mi estas cosas me hacen llorar, soy un poco sentimental.
    Los bollos de muerte¡¡¡¡ se ven deliciosos.
    Me llevo la receta. Feliz fin de semana u FELIZ DÍA DE LA MADRE.

    ResponderEliminar
  7. Que bonitas palabras y el poema me ha emocionado haciendome pensar en mi madre ...
    La receta me presta y mucho,como todo lo que tu haces,gracias por compartirla.
    Un besito preciosa!

    ResponderEliminar
  8. No los he probado jamás pero tienen que estar de lujo, normal que a tu mami lesencantara.
    Bellas palabras...un saludo

    ResponderEliminar
  9. La receta tiene que estar exquisita, como su propio nombre. Y el homenaje a las madres es realmente precioso.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  10. que bonito poema, se me han saltado las lágrimas !!! los exiquisitos, pues eso, tienen que ser exquisitos !!!
    un besazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  11. Fantástico y "exquisito" post para este día tan señalado.
    Que tengas un buen día y lo disfrutes.
    Muchas gracias por tan bellas palabras.
    Bss

    ResponderEliminar
  12. Preciosa entrada con unos dulces ideales para celebrar la ocasión. Besos

    ResponderEliminar
  13. Es que de verdad deben ser exquisitos, me encantan. Voy a prepararlos para ese día tan especial, pero acá en Venezuela lo celebramos el 2º domingo de Mayo...en cuanto al poema de Aurelio González Ovies, es precioso y lo leí hace unos días atrás pues desde que lo descubrí aquí en tu blog, me convertí en su asidua lectora, gracias por eso, Labidú. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marylu, gracias por tus palabras, no puedo ponerte nada en el blog, no me deja verificar las palabras. Llevo varios días intentando entrar sin éxito. Y me gustaría decirte lo mucho que me gustaron tus platos. Gracias por tus palabras. Besinos.

      Eliminar
  14. Uhm esos pastelitos se ven absolutamente deliciosos! Me gustan, te cojo uno!

    ResponderEliminar
  15. Uma bonita homenagem a todas as mães!
    Que lindos exquisitos :) Parecem ser maravilhosos, e esse interior, rico e delicioso.
    Una maravilha!
    Um beijinho.

    ResponderEliminar
  16. Así rellenos que bien.
    Una vez más te digo que me encantan tus paso a paso :)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  17. Que bonitas palabras para las madres, es precioso el poema.
    Tu receta te la resumo en una palabra "Exquisita".
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Preciosa poesia, que te copiado con permiso y que voy a dedicar a mi madre mañana en una carta. Me he emocionado mucho, muchisimo.
    También te copio los dulces, que serán tan ricos como bonita la poesia.
    Gracias por compartir y por haberme emocionado.
    Un beso muy fuerte para ti, y para tu madre si es que la tienes aún. Espero que si.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  19. Unas preciosas palabras para todas las mamis.
    Los exquisitos me han encantado, no conocía este dulce pero por dentro se ve buenísimo
    Besitos

    ResponderEliminar
  20. unos dulces riquísmos y unas bellísimas palabras que han hecho que me emocione al recordar a mi madre a la que tanto echo de menos...
    besitos,
    Ani.

    ResponderEliminar
  21. M.J. me encantaron los "exquisitos" pero mira el poema no es que me encantara ,es que se me puso un nudo en la garganta y un par de lagrimas en los ojos ,ayyyy,que preciosidad
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  22. Precioso post, los exquisitos como su nombre dice tienen queestar exquisitos vamos de rechupete se ven geniales, por cierto la rosa me parece preciosa besos

    ResponderEliminar
  23. Holaaa, que preciosidad de entrada Labidú, es emocionante leerlo. A punto de irme a la cama para trabajar mañana, siento la pena de no comer con mi madre, pero no importa porque me deleitará con una rica merienda, que es lo que más le gusta...como a mi. Dicen que cada día me parezco más a ella y eso me hace llenarme de orgullo y sentirme muy, pero que muy feliz.
    Y no conozco estos dulces, pero como su nombre indica tienen que estar buenísimos, y lo bonitos que te han quedado.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  24. Una poesía preciosa.La receta genial ,me la guardo ,en cuanto pueda los hago.besinos

    ResponderEliminar
  25. Buonissimi questi dolcetti !!!!!!!!!!! Brava :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Ely, no puedo acceder a las palabras para verificar mi comentario en tu blog, en cuánto tenga mi equipo, te escribo. Besinos.

      Eliminar
  26. Querida amiga, me ha emocionado la poesía. Describe de una forma tan real lo que es una madre. Imagino que para ti el de ayer sería un día un poquito tristón y cargado de recuerdos. Pero seguro que tu madre, ya convertida en estrella, disfrutó, desde algún lugar del cielo, de estos deliciosos exquisitos que con tanto amor preparaste. Son, como su nombre indica, exquisitos. Mil besicos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  27. Bonitas y emocionadas palabras para las mamis que son el motor de nuestra vida , hagamos lo que hagamos siempre van a estar con nosotros aunque no lo merezcamos........

    Un poema precioso , como todos, ya sabes que soy incondicional , todo lo que escribe me agrada enormemente.

    Los exquisitos no los comí nunca. Tienen que estar deliciosos. Tengo la receta en los fascículos que coleccioné de las pastelerias asturianas, no se si coincidirá con la tuya que por supuesto me apunto ya.

    Besinos.

    ResponderEliminar
  28. su nombre lo dice todo, exquisitos ! tomo nota de la receta, besitos

    ResponderEliminar
  29. Como tienen que estar de buenos, me han encantado, ese interior me ha vuelto loca.
    Riquísimos.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  30. Labidú, el poema es precioso, los exquisitos muy dulces para celebrar un día tan especial.
    Besitos a todas mla madres.

    ResponderEliminar
  31. Exquisitos de verdad.
    Y que bonitas palabras.
    Felicidades.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  32. Están divinos, nunca los he probado pero entre este postre y esas palabras...me voy fascinada.

    Mil besos!!

    ResponderEliminar
  33. que bellas palabras,te soy sincera y te cuento que no pude leer la receta porque tenia los ojos llenos de lagrimas de emocion luego de leer el poema.
    te nvio un gran saludo desde http://lacocinademirtita.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento mucho no poder contestarte, en tu blog. No me deja verificar las palabras de comprobación del comentario. Gracias por venir hasta aquí y emocionarte con nosotros. Besinos.

      Eliminar
  34. Me has emocionado, Labidú, y eso que no soy madre (je, je, je). Besines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras amiguin, y te digo lo mismo, esas palabras de verificación son una lata, no me deja identificarlas y no pasan los comentarios. Te decía que vaya mal, además de pagar por la comida, que sea de mala calidad. Pero está bien saberlo, menos mal que en los demás sitios te salió todo bien, anda. Besinos.

      Eliminar
  35. Un precioso poema!! Me encantan estos dulces con el relleno de almendra tan rica!! Me quedo con tu permiso por tu cocina!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mavi, bienvenida, gracias por quedarte en mi cocina y vuelve cuando quieras. Yo pasé también a visitarte hace un ratín y no conseguí quedarme. Espero que cuando me arreglen el equipo si pueda hacerlo. Besinos.

      Eliminar
  36. no me extraña que se llamen exquisitos! madre mia qué pintaza tienen!!!!!!!!!

    besotesss

    ResponderEliminar
  37. Ay, qué pinta más grande tienen esos exquisitos! Vas a cabar conmigo con este dulcerío todo que nos traes!
    Precioso homenaje a las madres!
    Feliz semana!
    Besitoooos

    ResponderEliminar
  38. exquisitos como poco! buena receta como a las que nos tienes acostumbrados guapa.
    saluditos.

    ResponderEliminar
  39. Los poemas preciosos y el dulce, riquísimo que últimamente estoy muy golosa y cada vez que veo algo con azúcar se me antoja, será la primavera.
    Besos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alicia, lo siento, no puedo dejarte un comentario en tu blog, no me deja verificar las palabras. Es una lata, lo siento. Gracias por tu comentario. Besinos.

      Eliminar
  40. Que bonito detalle para todas las madres, precioso! Y los exquisitos ni los había oido jamás, pero tienen muy buena pinta. Sitos

    ResponderEliminar
  41. Seguro que estos exquisitos saben mucho mejor que los comprados en la prestigiosa pastelería de Avilés, porque seguro también, que la materia prima no es de la calidad que tu utilizas. Tienen que ser una exquisitez como todas esas galletinas a las que nos tienes acostumbradas.
    El poema, es una preciosidad. Lleno de sensibilidad que a cualquier madre le pone, como poco, la piel de gallina. Este es mi caso :-)

    Un besín.

    ResponderEliminar
  42. cariñín.....me quedé con la palabrina en la boca... FELICIDADESSSSSSS!!!! mañana te lo canto....te tiro de les orellines...y te doy mil achuchoncios...tú sí que eres exquisita.... un besote enorme...te quiero!

    ResponderEliminar
  43. Que dulces más ricos.
    Como su nombre bien dice, tienen que estar exquisitos.
    Un beso!

    ResponderEliminar