mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

lunes, 28 de mayo de 2012

TARTA DE ARROZ CON LECHE Y COMPOTA DE MANZANA QUEMADA

Muy fresca, bien fría.
Cachisssssssss!!! Ando con un cabreo!!!! No me terminan de arreglar el ordenador, ahora parece que es el ventilador que no funciona bien y por eso da problemas. Y para colmo, desde el jueves, `el sustituto´, dijo también que no y se negó a abrir. Así que durante estos días no pude conectar y por lo tanto, mi publicación de la tarta de arroz con leche y compota de manzana, llega con retraso. Pero como más vale tarde que nunca, allá va. Espero que os guste.


Un poema de A.G. Ovies

JUNIO


JUNIO era azul y alto como los cielos de los sueños.
Chirriaban los grillos, los brezos crepitaban. Calor
a media tarde...

Y mi madre decía: no quites la visera.

Recuerdo que Ramón y Quico, con sus ponchos
de jipis, tocaban la guitarra,
debajo de la higuera
cantando a Mocedades y a Agua Viva,
y mi hermana pegaba en los brazos y piernas
calcamonías de lunas y de Camilo Sesto.
Ser feliz día a día era un corto trayecto: rastrear
las camadas de las gatas paridas,
ser el mejor tirando con gomero...

Un verano pasaba más despacio
que ahora toda mi vida.

Y mi madre decía: diviértete y sé bueno.

 Yo amaba a mi madre por encima de todo,
por encima de dios, sobre todas las cosas
y quería abrocharle al cuello un arco iris
y ella me prometía comprarme una laguna
con juncos y libélulas y renacuajos grandes
para detrás de casa.
Yo soñaba con nidos y regatos. Y Marta,
mi reina en nuestro reino,
siempre estaba conmigo, tanto si era viviendo
como si era soñando.

Y mi madre decía: la mitad para ti y la mitad para Marta.

Recuerdo el eucalipto y un bullicio de pegas
y la mar a lo lejos y su luz poderosa
entre verdad y plata
y a Juana que pelaba patatas a la puerta
y escuchaba seriales en la radio.
Por esos días, un día,
anunciaron
la muerte de Cecilia y Nino Bravo.

Y mi madre decía; qué vida más ingrata.

Muchos años después, o nada o la nostalgia.

Para la tarta, necesitamos
Si os gusta muy dulce, se añade más azúcar a la mezcla de huevos y arroz con leche.

  • Una plancha de hojaldre
  • 500 gramos de arroz con leche
  • 200 gramos de nata
  • 4 huevos
  • 100 ml de crema de Whisky
  • 500 gramos de compota de manzana
  • azúcar moreno
La compota quemada es una delicia. Espero que le guste a Belén, se la dediqué en su día, por su cumpleaños.

Para la compota de manzana
Para dos frascos de 500 gramos cada uno
  • 1 kilo de manzanas peladas y cortadas en dados, las mejores, las reineta, o manzana asturiana de sidra
  • medio kilo de azúcar
  • 750 ml de vino blanco de buena calidad, yo le puse Corales dulce
  • una ramita de canela 
  • la piel de un limón
Elaboración

PRECALENTAMOS EL HORNO A 160º
Sobre el hojaldre bien estirado, lo dejamos de unos 3 milímetros, marcamos abundante el rol del molde. Forramos . Como el molde donde la preparé era muy alto, corté parte por arriba con una rasqueta de plástico, para no estropearlo.
Pinchamos la base de la tarta y un poco por alrededor y le ponemos un papel de horno por arriba, sobre éste, pondremos las legumbres secas que queramos, yo tengo unas lentejas, que utilizo en varias ocasiones. Metemos en el horno en la parte media y la dejamos hacerse unos 12, 15 minutos. Sacamos y dejamos enfriar.
Mientras se enfría la base, hacemos el relleno. Mezclamos el arroz con leche, los huevos batidos y la nata.
Ya fría la base, quitamos el papel con las legumbres y ponemos el relleno. Metemos en el horno y la dejamos cocer hasta que adquiera en la superficie una especie de costra quemadina. unos 15, 20 minutos. Pinchamos para ver si está y sacamos del horno. dejamos dentro del molde y sobre rejilla unos 12 minutos y con un plato forrado de papel de aluminio, para que no se se pegue, damos vuelta a la tarta. La dejamos que se enfríe del todo sobre rejilla. Mientras se enfría hacemos la compota. poniendo a cocer despacio todos los ingredientes. Cuando la manzana tenga un bonito color dorado y el vino quede reducido a menos de una cuarta parte, está lista. Dejamos enfriar, retiramos la piel de limón y el palito de canela. Ponemos la mitad de la compota sobre el relleno.
Espolvoreamos con el azúcar moreno y con una pala bien caliente, quemamos la superficie. Hay que repetir la operación varias veces si queremos que quede bien quemadina. Dejamos enfriar bien. Yo la dejé toda la noche en la nevera. El hojaldre queda menos crujiente, pero compensa el frescor que le aporta el frío. No queda nada pesada, a pesar de los ingredientes.
La fotografía no es lo mío, jeje. Pero os aseguro que queda con un corte muy bueno.

¡¡¡QUE VOS PRESTE!!!

43 comentarios:

  1. M.J. Esta tarta tiene que estar buenisima ,los ingredientes son riquisimos y luego esa compota requemada ,le tiene que dar un gusto fabuloso .
    Bueno el corte lo dice todo
    Besinos guapa
    ( me encanta el poema )

    ResponderEliminar
  2. ¡Madre del amor hermoso... qué cosa tan ricaaaa!, me has dejado boquiabierta, esto tiene una pinta más que buena. ¡¡TODO ES FANTÁSTCO!!. Bss.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  3. Menuda delicia de tarta. Da gusto verla
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Vale, dejo el regimen!!! Si es que no puedo venir por este blog...que cositas mas buenas por favor!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Esto debe ser el no va más. Que rico. A mi marido le encantaría seguro. Pero me parece bastante laboriosa.
    Que te arreglen pronto el ordenador. Yo tengo que cambiar porque el mio va de pena.
    Bss y feliz semana

    ResponderEliminar
  6. Me encanta. Nunca había visto una tarta con arroz con leche dentro, pero debe ser lo más rico de mundo. Y con esa compota de manzana... Mmmm estoy que se me cae la boca.
    Besos,
    Vero

    ResponderEliminar
  7. Esto es una verdadera locura de tarta, me encanta. ¨Besitos

    ResponderEliminar
  8. El poema, que fue lo primero que leí, es precioso. Qué época tan feliz e irrepetible es la infancia, cuando las aspiraciones máximas son, ser el mejor tirando al gomero o ponernos la hermosa calcamonia en la pierna o el brazo, del ídolo de ese momento, y cuando, además, tenemos el cariño y los brazos protectores de una madre, que nos hacen sentirnos seguros e indestructibles...

    La tarta de arroz con leche es una de mis preferidas y llegué a ponerle este verano, gelatina como cobertura, pero con la compota de manzana tiene que saber a gloria bendita y además, es más representativa de nuestra tierra :-) Ayyyy ese trocín, que parece que está partidín para mí jajaja.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  9. Uf Labidú. Ya no sé que decirte en mis comentarios!! A mí desde luego que me presta. Estoy salivando. Esto es un pecao....y de los gordos.

    ResponderEliminar
  10. Pues mira los ordenadores me tienen frita a mi también, además ahora con el calor se soquebrecalienta no veas.

    Nena...nena que ricura de tarta, además que se ve jugosita y con esa compota ya ni te cuento.
    saludos

    ResponderEliminar
  11. Tu casa debe oler siempre a dulce del bueno, haces unos postres que son una maravilla.
    Me encanta esta tarta y a mi marido tiene que gustarle aún más, con lo que le gusta el arroz con leche y las tartas de manzana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Hola Labidú.

    Menudo postre que has preparado, asturiano por los cuatro costados y con una pinta espectacular. Te quedó sin duda de 10.
    Por cierto la receta de hojaldre es fabulosa, tengo que apuntarla porque tengo pendiente hacerlo casero. Si es que nunca dejas de sorprenderme con tus habilidades en la repostería, estás hecha una artista.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Maravillosa,dos de mis sabores preferidos juntos,el arroz con leche y la manzana,no se puede hacer mejor.besinos

    ResponderEliminar
  14. A mí me llega a tiempo para hacérsela este finde a mis padres.
    Siglos que no veo una tarta tan apetitosa!

    ResponderEliminar
  15. ¿Tu conoces la diesta de los puntos?. Pués esa es la que estoy haciendo desde hace una semana, así que imaginate lo que me ha entrado por mi cuerpo serrano cuando he visto y leido esta pedazo de tarta, por Dios ¿Cómo se puede cocinar tan bien?. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  16. Guauuuu¡¡¡ esta tarta tiene que estar de locura, nunca la he provado. Me quedo con ella, besiños guapa

    ResponderEliminar
  17. Madre mia!!!! que maravilla, se ve una tarta muy rica y jugosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Qué tarta tan deliciosa, con esa cremita de arroz con leche. Y tiene una presencia estupenda.
    Uy, qué rollo lo del ordenador: a mí el ventilador me fastidió la batería de un portátil. A ver si te dan con la tecla.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  19. Me ha gustado mucho tu post, pero la vida es así y a medida que pasa el tiempo vamos cubriendo etapas y el sentimiento de nostalgia es inevitable.
    Lo mejor en estos casos, es intentar disfrutar de algunos momentos felices que nos da la vida y uno de ellos es probar ese pedazo de tarta tan rica que has hecho y así poder sentir nostalgia cuando recordemos su sabor.
    Besos
    Jorge.

    ResponderEliminar
  20. Labidu,
    que tarte mais que perfeita!
    Com o arroz doce e o creme queimado do doce de maçã.
    Uma tentação bem gulosa. Adorei!
    Um beijinho.

    ResponderEliminar
  21. A mí me iba a prestar por la vida... y yo comiendo fruta :S

    ResponderEliminar
  22. Genial esta tarta, y paciencia con el ordenata.
    Besitos

    ResponderEliminar
  23. hola labidù, esta tarta tiene Una combinación de sabores muy atractiva y una pinta estupenda con eso de la pala...genial! con tu permiso trataté de veganizar la receta.

    ResponderEliminar
  24. Que combinación tan buena.
    Como siempre me encanta tu paso a paso :)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  25. Pues la espera ha merecido la pena, se ve super deliciosa, y además, con este lindo poema, te ha quedado una entrada excelente.

    ResponderEliminar
  26. Tremenda tarta, chiquilla, tiene que ser una auténtica delicia.
    Espero que soluciones pronto el problema del ordenador, yo los tuve hace tiempo y la verdad es que consiguen hacerte la puñeta
    Besitos

    ResponderEliminar
  27. Pero que cosa más buena!! Nunca, nunca he probado una tarta de arroz y ya quiero eh!

    Mil besos :D

    ResponderEliminar
  28. Menuda pinta más rica tiene ésta tarta!
    Besos

    ResponderEliminar
  29. El poema una preciosidad, y la tarta una delicia. que más se puede pedir para una sobremesa.
    Esta tarta me encanta, yo suelo poner manzana caramelizada, pero con esa compota tambien me apetece probar.
    Con la otra mitad de la compota qué haces? la pones de acompañamiento?
    Gracias por compartir
    Besinos

    ResponderEliminar
  30. Que rica esta tarta de arroz con leche y compota, tan doradita tiene que estar exquisita.Besos amiga.

    ResponderEliminar
  31. que combinacion mas exquisita Labidu! seguro que esta de pecado.
    saluditos.

    ResponderEliminar
  32. Hola, guapa! Oye, yo quiero una pa la fiesta... así que el resto se vaya poniendo a la cola que estoy el primeruuuuuuuuu... Recuerda que nos debes una visita prontín. Besu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anotado queda, jeje!!! Y la visitina, para cuando la cultivadora de fucsias pueda, jeje!!! Me parece que un finde de junio. Besinos.

      Eliminar
  33. Querida amiga, el poema es realmente bonito y esa tarta una DELICIA. Ya sabes que sigo con el intento de perder unos kilicos pero cuando veo delicias como esta soy incapaz de evitar la tentación. Tiene que ser una delicia con esa compota quemada y ese relleno de arroz con leche así que otra de tus recetas que va a mi lista de pendientes. Besicos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  34. Ay, Labidú, ay, ay, ay!
    Qué hermosura, por Dios, ésta cae, fijo! qué brillo, qué combinación tan buena, con lo que me gusta el arroz con leche, nunca he visto una compota tostada, ay, hoy estoy impresionada.. y encima: "azul como los cielos de los sueños" ... cuánta belleza, besinos!

    ResponderEliminar
  35. madre mía qué delicia de tarta...con lo que me gusta el arroz con leche...
    me guardo la receta,
    un besito guapa,
    Ani.

    ResponderEliminar
  36. Precioso el poema, me trajo a la memoría mis veranos de enana. La tarta es 100% astur. Me encanta. Un beso

    ResponderEliminar
  37. Por la gloria de mi madre, Labidú! Qué tarta hija mía! Ya tenía ganas yo de verla, pero antes no pudo ser, así que también yo llego con retraso.
    Es una bomba total, pero estoy dispuesta a ponerme como un teletubbie si hace falta. Eso tiene que estar delicioso! Tengo que hacerla!
    Yo no tengo la pala, pero aunque sea va con soplete! Ja,ja,ja
    Feliz fin de semana!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Menuda tarta rica!
    Y es que tienes unas manos fantásticas para la repostería, debe darlo el norte que por ahí tenemos grandes cocineras de las de verdad.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  39. Qué combinacion mas original! es la primera vz que la veo y me ha llamado mucho la atencion, tiene que estar muy muy buena...Un beso

    ResponderEliminar
  40. Tiene muy buena pinta, y las fotos están muy bien

    ResponderEliminar