mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

jueves, 16 de agosto de 2012

ARROZ CON `LLOCANTARU´ Y `ANDARIQUES´ (BUGRE Y NÉCORAS)

Se lo dedico a María ( cosicas dulces... y alguna salada) 
Sigo con los platos de la fiesta, jeje. Y como somos un pueblo de mar, no podía faltar un plato de marisco. Un arroz que queda muy rico y tampoco resulta excesivamente caro para un capricho. Cunde bastante y si tenemos la suerte de que salgan las piezas buenas, es una auténtico placer para los sentidos. No tengo las fotos del `llocantaru´ entero ni de 'les andariques´... Porque me da bastante pena tener que cortarlos en vivo para aprovechar los jugos que sueltan.... Pero es la mejor manera de conservar todo su sabor. Así que no pongo este paso ya que me parece un poco cruel. Os aconsejo que el `llocántaru´ sea del Cantábrico, para mí tiene mucha más calidad.

Ahora son pocos los marineros que quedan en el pueblo, pero recuerdo cuando era niña muchos `paxos´ con ` folechos´ llenos de `llocántaros´ y `llagostes´ enormes. Brillantes, recién cogidos a la mar, en la costa de Llumeres,  y prohibitivos, hasta para quienes hacían la captura... Eran el pan de muchas familias.

A ver si os gusta.
Detalle del marisco.

Un texto de A. G. Ovies.

Avellaneros y puestos

Aquellos vendedores ambulantes que iban por las romerías cargados de tentadores artículos




Las noches de agosto que mejor recuerdo. El cielo estrellado que apenas se aprecia con tantos chispazos. Banderas y música. Bombillas y bailes. Bengalas y tómbolas. Casetas del tiro. Camiones y chapas. Y el farol de gas del avellanero. Las horas de estío que más echo en falta. Limpias ilusiones que uno va añorando al hacerse viejo.


Pacita y Encarna, sentadas detrás de los molinillos que llevan hincados al borde del cesto. Ramón el de Grao, con su furgoneta. Ellos exponían, un año y otro año, todo lo que uno soñaba en los sueños. Colocaban cajas en medio del prado, en la zona llana, la pequeña mesa, la silla plegable y en un santiamén montaban el puesto. Goxas de avellanas, tostadas y crudas; cartuchos repletos de chufas y pipas, de cuanto existía en el mundo entero: tofes y ronchitos, cigarros, monedas que eran chocolate; regaliz en discos y barras del rojo y barras del negro, limones, naranjas, bolinas de anís de muchos colores dentro de sifones pequeños de plástico, camiones y coches, tractores, muñecos; palomitas, quicos, ganchitos ahumados con tocino y queso; bolsas de rosquillas con granos de sésamo, tetillas de monja, palotes, ositos, manzanas muy dulces cubiertas de escarcha y de caramelo.


Pistolas de corcho y con cartuchera, relojes redondos con brillantes números que alumbran a oscuras y en el minutero tienen animales que pasan calmosos, sin prisa, cual meses largos del invierno, lentos, taciturnos. Paracaidistas, dianas y cariocas, dardos, jabalinas, penachos de indio, cromos de vaqueros. Coches de carrera, cámaras de fotos, tortugas que andan con carretes de hilo, petardos y bombas que estallan muchísimo tan pronto las lanzas fuerte contra el suelo. Gafas y prismáticos que acercan las cosas y las ves de cerca por más que estén lejos. Navajas minúsculas, tiras refrescantes, teles con imágenes de santos y vírgenes, de playas y pueblos; golosinas, porras, bastones que saben a miel y a ciruela; cuernos y colmillos para los llaveros.


Almendras saladas y garrapiñadas, cacahuetes, chicles, flahses derretidos, silbatos de árbitro, guantes de boxeo. Pastillas de leche de burra, bolsas de aceitunas con relleno o hueso. Culebras de goma, arañas gigantes, sapos de mentira, güestias y esqueletos, colas de raposo, combas y yoyós, cordones de caucho de trenzar pulseras, cornetas, tambores, carracas y gaitas, siringas, panderos? Si cierro los ojos, aún veo a unos niños, felices, nerviosos, que dudan qué y cuánto elegir de tanto como hay colgado en los puestos.


(La Nueva España, 15-08-2012)

Para el arroz, necesitamos

  • 1 llocantaru del Cantábrico, de 1 kilo y medio (bugre)
  • 8 andariques grandes (nécoras)
  • 1 cabeza de ajos
  • 200 gramos de tomate triturado
  • 3 cucharaditas de pimentón de buena calidad
  • una hoja de laurel
  • 2 litros y medio de caldo de pescado (un caldo preparado con restos de pescado, cabezas de langostino, azafrán en hebra y verduras, que dejamos hervir 12 minutos bien espumado, también podemos aprovechar el agua de cocer otros mariscos, bien colada))
  • 1 kilo de arroz bomba
  • aceite de oliva
  • sal

Elaboración

Pelamos los ajos y los laminamos finos.

Cortamos el marisco. Les andariques al medio y el llocántaru en trozos. Recogemos todos los líquidos que sueltan.

Hervimos el caldo y lo mantenemos caliente.

Colocamos aceite abundante en una tartera esperamos a que caliente bien y doramos el marisco, hasta que quede rojo, unos 3-4 minutos. En la paellera o tartera donde vamos a preparar el arroz, ponemos más aceite y doramos los ajos. Apartamos del fuego y removemos bien el pimentón. INMEDIATAMENTE, para que no se queme, añadimos el tomate triturado. Le damos un hervor e incorporamos el marisco, procuramos recoger bien todo el aceite, esperamos a que hierva y ponemos los líquidos reservados al cortar las piezas. 
Rehogamos el arroz, añadimos la hoja de laurel y esperamos a que se ponga un poco transparente. Movemos un poco para que no se agarre al fondo de la tartera. Durante la cocción hay que seguir moviendo la tartera, no remováis .
Ponemos el caldo bien caliente, mejor si hierve, y esperamos a que vuelva a hervir con el arroz.  Mantenemos la temperatura del fuego a mínimos y lo dejamos hacerse unos 15 minutos. Tapamos la tartera con un papel de estraza y lo dejamos así otros 7- 8 minutos más. Destapamos y servimos.
A los que os guste el marisco, seguro que os presta.
Merece la pena comprar este tipo de arroz para este plato.

 ¡¡¡¡A disfrutar, con unes sidrines!!!!

27 comentarios:

  1. venia mirando que era el llocantaru ya que las andariques se que son las necoras y es el bogavante o lubrigante, que arroz más bueno

    ResponderEliminar
  2. Como se me hace agua la boca!....si me llega el olor a mar....lo que mas envidio son platos con mariscos frescos....yo estoy lejos en medio de la pradera.....ire magnana donde venden "marisco fresco" a ver que encuentro.....delicioso tu arroz!!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  3. Excelente preparación de arroz con marisco, pero es que con buen material, el plato es todo un lujo. Vamos! que con un plato de esos ""llocantar-u silbar".
    Besos
    Jorge

    ResponderEliminar
  4. que delicia de arroz!!!me llevo una cucharadita...

    ResponderEliminar
  5. Madre mia!!!, es un arroz contundente de los que me encantan. bss Acaramelada

    ResponderEliminar
  6. Si Yo fuera andarica igual no estaba aquí para decirte la buena pinta que tien esti arrocito, así que quien fuera laurel para nadar entre tanto arroz y tanto bicho, jejej... que delicia, faeseme la boca pesicola. Saludos!

    ResponderEliminar
  7. A este arroz le metía el tenedor ya mismo!!. Que rico por dios y menudo colorcito más guapo que tiene, si es que incita eh.

    besines

    ResponderEliminar
  8. ¿Pueo ir a comer a tu casa? Aunque supongo que ya no queda ni un platín.
    Es para chuparse los dedos.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  9. ooooooooooooooooh menudo plato nos traes!!!!!!!! Por supuesto que los pueblos marineros sois los que mejor sabéis hacer estos platos. Felicidades porque verdaderamente es un plato "de fiesta"
    Besinos

    ResponderEliminar
  10. Que arroz mas rico y con los mejores productos del cantábrico,el arroz con bugre es uno de mis platos favoritos y si ademas le ponemos andaricas,un lujo.besinos

    ResponderEliminar
  11. Magnifico arroz, vamos es que me he quedado sin palabras, con lo que me gusta a mi.
    Besos. LOla

    ResponderEliminar
  12. !que delicia! la foto es espectacular, tienes razon con pocos ingrredientes sale un arroz riquisimo.....se me hace la boca agua, este lo tengo que hacer, con lo que me gustan las andaricas.....bs

    ResponderEliminar
  13. M.J. por dios ,me quieres matar ,como tiene que estar ese arroz ,me imagino el olor y el sabor ,todo un lujo .
    Me recordaste a un vecino que tenia que los llamaba "llocantos "y se moria por ellos
    El escrito ,me transporto a la niñez ,que guapo ,como escribe el "condenao" jaja
    Espero estes pasando un verano muy feliz
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  14. Mi querida amiga, mil gracias por esta suculenta dedicatoria. No podrías haberme dedicado mejor plato porque adoro los arroces acompañados de estas delicias del mar. Esos platos que cuando te llevas una cucharada a la boca es como si estuvieses mordiendo el mismísimo Cantábrico. De verdad que me ha emocionado saber que has preparado esta maravilla pensando en mi, tu amiga de Murcia. Por cierto, un precioso poema que refleja a la perfección el encanto de las ferias de antaño. Besicos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Labidú.

    Qué delicia! El arroz me gusta con todo, pero éste es uno de mis preferidos, el marisco le da un sabor fantástico. Te quedó como a mí me gusta con ese color tan especial que le da el marisco, sueltito y con una pinta bárbara.

    Por cierto, hoy me entró el antojo de las bombas y vi que en la receta ponías dos sobres de mejorante, ¿es imprescindible? Te lo pregunto porque no lo tengo y tenía ganas de hacerlas mañana.

    ¿Viste que tiempo tan bueno tenemos? Yo estoy encantada, salgo de trabajar y a la playa hasta la hora de cenar, la única pega es que tengo el blog abandonado, sin tiempo para nada, pero es que no quiero perder ni un minuto para disfrutar estos días tan maravillosos que tenemos.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  16. ay! Cada vez que entro por aquí a visitarte me entra unas ganas de volver a Asturias, cómo lo echo de menos madre mía.
    Recuerdo mis veranos por allí, cómo nos poníamos a comer, todo tan tan rico..
    Este arrocito me parece fabuloso. Totalmente.
    Besotes

    ResponderEliminar
  17. Vaya lujazo de arroz. Lo estoy saboreando, vaya de lo bueno lo mejor, me encanta aquien nooooo¡¡¡
    Besiños guapa.

    ResponderEliminar
  18. Hija mía de mi vida y de mi corazón!
    Ésto no es un arroz, ¡es el séptimo cielo!
    Este Aurelio, como siempre, qué capacidad tiene para poner en palabras todos esos recuerdos tan tiernos que andan por ahí perdidos en la memoria..!Los yo-yos, las panderetas de Navidad en pleno Agosto.. y tus recuerdos de los marisqueiros, labidú.. ay, asturianos teníais que ser, no me canso de repetir que este blog es.. un AMOR, besinos, guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Maritxu, Aurelio tiene la niñez clavada en el alma y le hace feliz su recuerdo... Y a nosotros también. Besinos.

      Eliminar
  19. Jajaja me he preguntado que bichos son estos. Nunca he oído hablar de ellos. Luego viendo los bichejos ya organicé mentalmente:-) Vaya lujazo, es casi como el arroz con bogavante.
    ¿Me invitas? La ventajas de vivir en Asturías:-)
    Bss

    ResponderEliminar
  20. q lujazo de arroz y menudo sabor tiene q tener !!! un besoooo grande

    ResponderEliminar
  21. Por ´dios santo pero que pintaza tiene este arroz con esos bichinos que le has echao, como se nota que los tienes hay bien fresquitos y bien cerquita, aquí en Extremadura no llegan estas delicias, besitos

    ResponderEliminar
  22. Dios mío, ese arroz me grita: cómeme!
    Besitos y buen fin de semana,
    Vero

    ResponderEliminar
  23. Madre mía, un plato de fiesta total y absoluta, ¡qué lujazo, qué rico!.
    Yo no soy capaz de trocearlos "en vivo"... por eso nunca lo hago en casa. Comérmelo, me lo como encantadísima, eso sí...
    Las palabras de Aurelio siempre nos llegan al corazón.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  24. Tiene que tener un saborazo tremendo pero me pasa como a Marga, en vivo como que no puedo!
    Me sirves tu un plato aunque se lo dediques a María vale?
    Besazos.

    ResponderEliminar
  25. Menudo lujo de arroz, tiene que estar divino, como todo el marisco que teneis por allí.
    Besos!!

    ResponderEliminar