mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

martes, 16 de octubre de 2012

BIZCOCHO DE MAÍZ DE LA ABUELA, RECETA BRASILEÑA, DE JULITA


Muy esponjoso y de un sabor muy suave.
Sigo con el maíz, pero esta vez no es una receta popular de nuestra tierra asturiana, viene de bastante más lejos, de la bonita geografía brasileña. Mi amiga Julita estuvo viviendo allí hace dos años y vino cargada de buenos recuerdos, vivencias estupendas y recetas. Y con la suerte de tener por vecina a una excelente cocinera de la que aprendió trucos y comidas muy interesantes. Una de ellas es este rico bizcocho de maíz. Suave y esponjoso a más no poder, es decir, que si os decidís a prepararlo no os defraudará. Eso si, una vez frío, hay que colocarlo lejos de la vista o correréis el riesgo de que desaparezca en poco tiempo.

Le agradezco enormemente a Julita la receta. Desde aquí le mando un abrazo.
Y un color amarillín, muy apetecible.
Un texto de A. G. Ovies


LIBROS

Gracias, libros: he tenido en mis manos hasta lo inalcanzable, lo que soñé a menudo, lo que la luz no ofrece ni la sombra te acerca. He pasado las páginas de lo que me dejó o perdí en el camino. He anotado los símbolos que nunca dije a nadie, he glosado las líneas que no compartiría jamás de los jamases. He pisado las calles fangosas de Macondo, he tocado a la Eneida, creyéndola mujer, he estado muchas noches a la épica sombra de la esperanza lóbrega de la firme Penélope. Gracias, libros, por las revelaciones y por las contingencias.

Por mis dedos cruzaron las golondrinas lóbregas que no han de regresar, las aguas de los ríos que van a dar al mar, inexorablemente; el canto de los pájaros que añoraba ya en vida, en su Moguer del alma, allá en el huerto claro, junto aquel pozo blanco, el autor de Platero; las aspas y gigantes del molino que muele la espiga de utopías. Sin vosotros yo nunca sería este humano breve que me siento.

¿Dónde existe más mundo, dentro o fuera de vosotros? ¿A lomos del día a día, lema y limo, o en lo que, desleídos, os leemos? ¿Qué es más verdad, la vida engañadora o las veraces sílabas que conforman los versos, las fábulas, las hermosas mentiras de vuestros mudos párrafos? ¿En qué lugar más humo, menos ascuas, en las favilas longevas de los plisados pliegos o en la instantánea chispa de esta existencia que casi no encendemos?

Libros, por encima de todo, gracias. Gracias por tanta tinta muerta, por tanta vida en tinta. Gracias por vuestros sentimientos y la ‘carnegrafía’. Sin conocer apenas, así es de superficial el hombre de la tierra, he conocido a fondo la claridad de Ítaca, los vinos sabrosísimos del suelo del Vesubio, el viento de Orihuela, la soledad de Gloria, los campos de Castilla. Y en algunas estrofas, acaso quedará el nombre de mi madre, grana bendita. (La Voz de Asturias, 25-04-09)


Así, sin más decoración ya está muy apetecible.

Necesitamos para el bizcocho

  • 4 huevos
  • 1 vaso de harina de maíz amarillo
  • 1 vaso de harina de trigo
  • 2 cucharadas soperas colmadas de coco
  • 2 cucharadas soperas colmadas de queso rallado
  • 2 vasos de azúcar
  • 1 vaso de leche
  • medio vaso de aceite de oliva
  • medio sobre de levadura
Elaboración
Para mezclar utilicé la batidora, pero se puede mezclar a mano perfectamente. Ponemos los huevos, la leche y el azúcar, mezclamos. Añadimos las dos harinas tamizadas con la levadura. mezclamos bien.
Ponemos el aceite, el coco y el queso, volvemos a mezclar muy bien.  Queda una masa bastante líquida, por eso forré el molde con papel de horno, por abajo y alrededor. Ponemos la masa en el molde (utilicé uno de 24 centímetros de diámetro, de los desmontables).
Cocemos en horno precalentado a 160º. Primero lo puse con aire y solamente por abajo media hora y por arriba y abajo, otros 15 minutos. Dejamos dentro del horno, con la puerta abierta unos minutos más y lo colocamos sobre rejilla. Una vez templado, desmoldamos, quitamos con cuidado el papel y colocamos sobre rejilla hasta que se enfríe del todo.
Quitamos la base del molde, y cubrimos con azúcar glas (opcional, Julita no se lo pone)
Queda bastante alto y muy esponjoso.
Lo podemos apreciar en el corte. 
Que vos preste.


38 comentarios:

  1. To0oma esponjo0osidad ...
    Menuda pinta tiene este bizcocho niña!!! Desde luego da gusto verlo, Tan alto y tan suave... Con harina de maíz amarillo nunca he hecho bizcocho pero me ha encanto el resultado.
    Beso0os

    ResponderEliminar
  2. Pero si no le falta de nada a este bizcocho??? vaya unos ingredientes más ricos... has conseguido una miga estupenda.. menudo corte!!! me llevo un cachín.. con ese colorcito me has tentado. Besitos,

    ResponderEliminar
  3. tiene una pinta de esponjoso que no puede con el. vaya pasada de bizcocho.
    saludos

    ResponderEliminar
  4. Holaaa, me encantan los bizcochos este con harina de maiz tiene un color amarillo que alucinas! y como tu dices, sin decoración ninguna, su mismo color es super decorativo.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  5. Que rico y esponjoso se ve!!
    Una delicia.
    Salu2
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  6. Qué mezcla brasileña-asturiana más espectacular!
    Bueno, para ser sincera del todo a mi me sobra el coco.
    Otro uso importante para la harina de maíz que una vez la compré y no supe usarla muy bien.
    besinos.

    ResponderEliminar
  7. Espectacular yo alguna vez lo hice pero mitad y mitad de cada harina cuando aún no tenía blog:-)
    Ya no me acuerdo casi. En América del Sur se utiliza esta harina. Y la verdad es que es muy rica.
    Bss
    P.D. Guardame un trocito

    ResponderEliminar
  8. Qué colorcito más chulo que se le queda y además se ve superesponjoso, mi reino por un trocito para el desayuno,
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Que pinta¡¡¡¡, nunca hice bizcocho con harina de maiz, me quedo la receta que tengo que probarlo¡¡¡, besos

    ResponderEliminar
  10. que buenísima pinta y sencillo. con ese toque a queso y coco, ummmmmmm. gracias por tus palabras en mi blog, a mi también me gustan mucho las entradas que tu pones y con las poesías e historias que las hacen muy personales. un beso.

    ResponderEliminar
  11. Tiene una miga tan esponjosa que parece que va a salir de la pantalla!

    Me encanta...nunca lo he probado con queso...y coco.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Qué curiosa es la incorporación de queso rallado en este bizcocho, pero tanto el color como su consistencia se ve exquisito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Que buena pinta tiene este bizcocho y seguro que está muy rico y ese color me encanta,me voy a guardar la receta para hacerlo mas adelante, ahora tengo echo uno de calabaza.besinos

    ResponderEliminar
  14. Que rico y esponjoso se ve.
    Saludos
    Olguis.

    ResponderEliminar
  15. :)))
    se ve muy esponjosito, yo una vez hice uno de maiz pero no me gustó nada el resultado. Un besazo

    ResponderEliminar
  16. Menudo corte que tiene ese bizcocho. Tengo chocolate preparado, estoy haciendo bombones. ¿Compartimos?
    Besazos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  17. Hola Labidú, he conocido tu blog a través de Hecho en casa y me has impresionado. Esta receta de bizcocho me parece deliciosa y no es muy complicada de hacer así que me la apunto. Me quedo como seguidora para ver con que otras recetas me sorprendes y de paso te invito a mi blog a ver que te parece.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  18. que amarillito y que esponjoso, tiene una pinta estupenda
    besitos

    ResponderEliminar
  19. Me quedo con la receta, tengo harina que compré el otro día para los tortos, así que me pica el gusanillo de como puede saber.
    Besinos

    ResponderEliminar
  20. se ve tan esponjooooooooso, qué rico!!!bsts

    ResponderEliminar
  21. Olá Labidu!
    Encantam-me os bolos com farinha de milho.
    E este teu está lindo, de textura fofa e adoro o amarelo intenso do interior.
    Lindo! Um chá e uma fatia, por favor :)
    Um beijinho.

    ResponderEliminar
  22. Que pinta vaya esponjoso, tengo ganas de probar ya la harina de maiz.
    Besicos sorianos:)

    ResponderEliminar
  23. Hola Labidú, qué rico este bizcocho y con coco súper!! Me gusta mucho tu blog y me quedo por aquí!!

    Besos...

    ResponderEliminar
  24. M.J. les papes no las voy a hacer ,pero este bizcochin con ese color y esa esponjosidad me entro por los ojos ,asi que este seguro lo hare ,hummm que pinta
    ¿como va lo del ordenador ?
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  25. uff¡¡ que buena pinta !! tan esponjosito,el otro dia compre harina de maiz, y mira¡ ya se para que usarla
    Besitos

    ResponderEliminar
  26. aunque el coco es de las pocas cosas comestibles que no me gustan creo que a tu bizcocho le daba un buen bocao!!

    ResponderEliminar
  27. ¡Madre mía, qué jugosito, qué miga tiene, y qué buena pinta!.
    Ese toque del coco y del queso me parece una delicia. Nunca he hecho bizcochos con esa harina, me lo apunto para probar.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  28. Se ve fantástico este bizcochito. Muy lindo el color que le da el maiz.
    De la miga que te puedo decir. Nota 10.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Querida amiga, que maravilla de bizcocho. Es una hermosura ver como sube en el horno. Me gusta muchísimo como te ha quedado. Por aquí me resulta muy dificil encontrar buena harina de maiz pero aún así guardo la recetita. Por cierto, a Rebeca, que es una enamorada de los libros y los devora casi a la misma velocidad que su mami los pasteles, le ha encantado el escrito de los libros. Dice que es precioso y que es lo mismo que siente ella. Besicos.

    ResponderEliminar
  30. Qué pinta más rica y qué esponjoso que se ve!! al final voy a tener que hacerme con el maíz amarillo! jajaja me llevo un trocito guapa.

    besos

    ResponderEliminar
  31. Me viene genial para un resto de harina de maíz!!
    Supongo que si no le pongo el queso no pasa nada verdad?? Ya sabes que yo ni olerlo hija, jajaa!!
    Te ha quedado de lo más esponjoso, que rico!!
    Besotess

    ResponderEliminar
  32. Qué riquísimo se ve, Labidú! Un colorcillo tan apetecible tiene... y esponjoso vamos, que parece el colchón que buscaba la princesa del guisante...
    Delicioso tiene que estar!
    Feliz fin de semana!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  33. Pero que miga tan esponjosa que se le ve a este bizcochito, dan ganas de lamer hasta la pantalla del iPad, chica todo un lujo, besitos

    ResponderEliminar
  34. Tiene pinta de estar super jugoso y blandito!

    ResponderEliminar
  35. Desde luego este bizcocho parece estar súper jugoso. Con tu permiso me quedo por aquí.

    Un saludo.

    http://hogardiez.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  36. bellissimo blog - salutos da MILANO-ITALIA > http://cucinadriano.blogspot.it

    ResponderEliminar