mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

domingo, 14 de octubre de 2012

PAPES Y SOPES: UNA MIRADA AL AYER


Mezclando leche caliente y a cucharada.
El maíz. Siempre el maíz, presente en todos los corredores de los hórreos de nuestra provincia. Fruto de la cosecha y esfuerzo de todas las familias y que saciaría el hambre de animales y personas durante el año. Mi tía siempre nos contaba que las riestras colgando decían un poco de los posibles de las casas de antaño. A mayor cantidad, mejor condición.
En grano,  para alimentar a gallinas y toda ave de pico, y en harina para las vacas y demás animales domésticos. Y sobre todo, para las personas. Comenzaban la mañana preparando con ésta les papes y con la boroña (pan de maíz) les sopes. Si no se tenía leche para acompañar, se arranchaban así, simplemente hervidas con agua. Con leche, mucho más apetecibles y si se podían acompañar con un poco de azúcar, lo mejor de todo.
Si al mediodía no había mucho para comer, se alargaban los potes con les sopes y un refritín de aceite y pimentón. A veces con un poco de ajo o tocino. Para fiestas, con un poco de chorizo o morcilla...
Crónicas de un pasado que aún se toca con la mano.
Aunque a nosotros ya  no nos tocó el marchar para la escuela con un platín de sopes o papes para calentar el estómago, nuestras tías abuelas nos las preparaban algunas veces. Personalmente por les papes no me daba mucho más, pero les sopes, con leche y azúcar, me encantaban. Y es el día de hoy que la sopa de leche dulce la preparo muy a menudo. A nuestro hermano pequeño siempre le gustaron mucho
Estas recetas, aunque no están de moda y posiblemente no se preparen, me parece que han de tener un sitio en nuestra memoria, para que los que vienen sepan de ellas.

Que vos presten.


Se tomaban de igual manera que les papes.
Un poema de A. G. Ovies

De `La hora de las gaviotas¨


                                -son cosas de la vida-
                                 -son cosas de la vida-.

                                   cada vez que naciera.

Para les papes, necesitamos

  • agua hirviendo en dos potas
  • harina de maíz
  • sal
  •  leche caliente y azúcar para acompañar
Elaboración

Ponemos el agua en las dos potas a hervir. En una de ellas ponemos la sal y a continuación harina de maíz. removemos con cuchara de madera, sin que deje de hervir y vamos poniendo más agua hirviendo, a medida que lo vaya pidiendo.
Hay que remover durante bastante tiempo. Al principio queda una especie de crema con bastantes grumos, pero después de casi una hora removiendo, queda brillante y sin grumos. 
Se ponen en tazas , se cubren de azúcar,
y se acompañan, cucharada a cucharada, con leche caliente. En ocasiones se le ponía un poco de manteca.
Para les sopes, necesitamos

  • boroña del día anterior
  • agua hirviendo
  • sal
  • azúcar y leche para acompañar
Elaboración

Poner a hervir agua y a continuación salar. En el momento en que hierva, añadir la boroña a trocinos, aproximadamente unos 150 gramos de boroña por cada litro de agua. Cocer hasta que espese.
Servir caliente.
Acompañar con leche también caliente. Ponerle también azúcar si se quiere.
O un refrito de aceite y pimentón. 

20 comentarios:

  1. No las he probado, pero considero que es un tipo de recetas que no se deben perder, forman parte de la tradición y han servido de alimento a mucha gente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que rico!!! Acá a los sopes se les llama a unas tortitas de maíz, con rellenos diferentes, asi que al leer tu receta me he sorprendido gratamente, quiero probar!

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me encantan estas recetas, son parte de nuestra historia, de nuestra niñez, de nuestros abuelas, madres y por que no, deben de ser parte de nuestros hijos.
    Me ha encantado el poema.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Que razón tienes, estos platos tienen que quedar para que no se pierdan y recordar...
    Que diferencia en tan pocos años, las vidas de nuestros abuelos a nosotros...
    Salu2. Sonia
    Cocinandovoyrecetandovengo.

    ResponderEliminar
  5. Jolines Labidu....de verdad, este puente estuve hablando con mi madre de estas cosas...parece tal mente que estàs dentro de mi cabeza. Mi madre me dice que estas cosas a ella no le parecen para poner en el blog pero a mi me encanta ponerlas y este invierno voy a poner unas cuantas.....¿tu, de donde eres exactamente?...parecemos separadas al nacer...jajajajaja !

    ResponderEliminar
  6. me gustan muchisimo este tipo de platos tipicos de la zona. asi me entero de culturilla gastronomica.
    saludos

    ResponderEliminar
  7. Que poquito tenían pero que gran imaginación debian desarrollar para poder criar a la familia, asi se criaron todos nuestros abuelos y creo que eran mucho mas felices que las nuevas generaciones, con todo lo que tenemos y no sabemos apreciarlo.
    Una receta tan marillosa que jamas deberiamos perder, me encanta que la hayas puesto para que los más jóvenes conozcan un poco mas de la vida y costumbres culinarias de antes. Besitos guapa

    ResponderEliminar
  8. anda que bien, yo no lo conocía y no sabía lo del maíz, que a más ristras más pudientes jaja, mira que aprendo cosas con vosotras mis compis blogueras :) gracias

    ResponderEliminar
  9. Todo un recuerdo de infancia con todo el amor de quien tuvo una niñez feliz.
    Besazos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  10. esto me trae muy buenos recuerdos, qué rico!!!bsts

    ResponderEliminar
  11. Mi madre siempre me habló de estas papas que se comía de pequeña , un dia sí y otro también . Lo que no se es si llevaba esta misma preparación . Alguna vez las hizo pero recuerdo que a mi no me gustaban.

    Te felicito por rescatar estas recetas de antaño que han de estar presentes siempre.

    Besinos.

    ResponderEliminar
  12. Para mi no es tan pasado. Aunque te puedo decir que desde que murió mi padre no las he vuelto a hacer, eran sus cenas preferidas tanto unas como las otras, y no he sido capaz de volver a cocinarlas.
    Pero todo buen Asturiano debería de probar las famosas papas de las que tanto hablaban los abuelos, y las sopes también.... y con el cariz que toman las cosas apreciar mas esos platos.
    Gracias Labidú, porque esta entrada me ha emocionado un montón.
    Besinos reina

    ResponderEliminar
  13. Que engraçado, desconhecia esta receita por completo. Aqui fazemos papas por exemplo com abóbora, e ficam algo deste género.
    Com milho também deve ficar delicioso. E eu arriscaria e colocaria depois do açúcar e do leite, uns salpicos de canela!
    Delicioso.
    Um beijinho amiga.

    ResponderEliminar
  14. En mi casa nunca se prepararon papes pero si recuerdo a mi güela comiendo sopes, también me acuerdo de la perceguera que me daba a mí verla comer eso y ahora daría lo que fuera por tenerla conmigo y compartir un tazón de sopes, lo que es la vida...Un beso.

    ResponderEliminar
  15. M.J. Hay no puedo con ellas ,a mis padres les encantaban ,nosotros los tres hermanos no las podiamos ni ver ,nos obligaban a tomarlas y recuerdo que hasta me venian vomitos ,asi que seguramente hoy me gustarian ,pero no puedo ni meter la cuchara en la boca ,y mira que me gusta el sabor y el olor de harina de maiz ,supongo que cosas que quedan de cuando eres niño
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  16. Hola guapina, cúanto tiempo sin leerte, espero poder volver a mis tiempos pronto.

    Me prestaron mucho les papes y les sopes, qué tiempos aquellos verdad y que recuerdos familiares me traes, me pareció oírselo contar a mi tíabuela como las preparaban.

    Muchos besines

    ResponderEliminar
  17. que rico, yo las he tomado, con leche y azúcar y canela, fíjate que curioso, sera una costumbre antigua en mi familia, (que posiblemente venga de mis antepasados Asturianos). un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Hola Labidú.

    Cómo me gustan! Bueno en realidad las papas y la boroña, las sopas no las comí nunca, mi madre si las prepara pero es que me gusta tanto la boroñas así sin más que no doy tiempo a preparlas. Son recetas muy poco conocidas y a mí me da mucha pena que se puedan perder así que es un lujo buscar por internet y conseguir este tipo de comida tan nuestra y además tan bien preparada como lo has hecho tú, así que gracias por publicarlas. Buenísimas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. creo que es la primera vez que lo veo...hay que ver con tan poco que grandes platos...me ha gustado. un besotee

    ResponderEliminar
  20. No sabía que los poemas son de tu hermano. Son fantásticos pegados a la realidad y que calan hondo. Las natas como te comentaba son uno de los recuerdos de mi infancia y mi padre adora las sopas en leche, rebaña hasta la última gota. Un abrazo y feliz domingo, Clara.

    ResponderEliminar