mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

jueves, 29 de noviembre de 2012

FÁCIL: SOPA DE PIXÍN ECONÓMICA

Una sopa barata y muy rica.
¡Vaya frío que hace estos días en toda España! Y además viento y lluvia. Presta tomar un caldín de sopa y si es de pescado, estupendo. Os dejo una sopina que siempre hacía nuestra madre, desde que éramos pequeños. Bueno, ella aprovechaba las cabezas de los congrios y la parte de la cola, al tener mucha espina, para hacer el caldo y recuerdo que ponía al final quisquillas o unas gambinas muy pequeñinas que también utilizaba nuestro padre como cebo para pescar. Las recogía por los pozos de Llumeres con un `truel´ y me parece que aún las  veo saltar en aquellas `paxines de blimes´ que nos hacían `Asturias´o Ramón, dos buenos vecinos. Siempre que se acerca el final de año, me vienen a la memoria todos los que faltan,  esa cifra creciente de personas que nos dejaron y de los cuales tengo unos recuerdos estupendos. Ahora, apenas quedan artesanos que hagan `paxas o goxas´ de las blimas, qué pena que, poco a poco, todo se vaya perdiendo...

Si queréis mejorar el caldo, con unas cabezas de pixín queda muy rico y no encarece mucho.


Un texto de A. G. Ovies, publicado en La Nueva España


Tiempo de narvaso


Acechando el invierno, Cabu Peñes, con Llumeres asomando y la mar revuelta.

Época de pomaradas mustias y de noches desiertas y extendidas

Es tiempo narvaso y de garduñas. De nieve en los picachos prominentes. Y de jerséis de lana hechos en casa.Es época de pomaradas mustias y de noches desiertas y extendidas. De confiados raitanes que gorjean en busca de algún fruto y gorriones que añoran el verano y la grana. De abedules y pláganos que incendian el paisaje; de rubor de cerezos y guindales silvestres; de olor a tendejones y a esfoyaza. A desayuno, a pan sincero, a silabario. Y de humo de borrón entre la húmeda faz de la mañana.

Son días de una luz muy verdadera, definitiva y limpia, en el perfil del mundo y en la grandeza azul de las montañas. De una nitidez inusitada en la infecta rutina que nos engulle inexorablemente, en la voraz rutina en la que nadie apenas se detiene ya ante nada. De unos cielos muy altos, con brillantes estrellas, que nos asoman a nuestra finitud. Días que llegan como ya terminados, extrañamente untados en desidia y galbana. Y apetecen el calor del fuego más que nunca y la complicidad de unos visillos. Y el rumor del cariño a nuestro lado. Y el silencio encendido en las horas oscuras y sus lentas estancias. Se nos antojan más las costumbres perdidas, los sabores añejos, los recodos tranquilos, los seres que nos faltan.

Éstas son fechas aptas para acercarse a los recintos del pasado y adentrarse en los preludios del invierno y en las vigas antiguas y el vaho de sus cuadras. Y apropiarse de un cántaro de leche y cenar unos higos con pan blando y buscar en un cuarto algún resquicio inmune de la vida, alguna muestra viva de los muertos, de los años hermosos de la infancia. Y abrir viejos baúles, olvidados al pie de un lecho solo, tantear en los armarios los trajes y las felpas, el jabón y los lienzos, chocar con el perfume a romero y manzana.

Son momentos de levantarse pronto, muy temprano, y atrapar ese albor que jamás volveremos a asumir desde ningún lugar ni desde esta ventana. De caminar sin rumbo, bosque arriba, por entre la quietud de la resignación, por entre los nogales derrotados, por entre los helechos ya vencidos y los quitameriendas pertinaces, por entre la agonía de las zarzas. Instantes más mortales que otras veces, porque traen caducidad y límites, separación muy firme del sol y las cigüeñas, de pétalos y ramas.

Al servir, podemos poner huevo cocido, picado menudo, espolvoreado.

Para la sopa, necesitamos: (doce raciones)

Para el caldo

  • 4 o 5 colas de pixín ( yo, congelado)
  • unas cabezas de merluza o unos trozos de cualquier otro pescado blanco
  • medio pimiento verde 
  • medio pimiento rojo
  • 2 zanahorias
  • 1 cebolla
  • un puerro
  • unas ramas de perejil
  • sal
  • 4 litros de agua fría
Para la salsa (esta salsa se puede emplear para multitud de platos: arroces, guisos, pescados al horno...)
  • cabezas y restos de limpiar las gambas 
  • 3 dientes de ajo
  • dos guindillas pequeñas
  • medio pimiento rojo picado menudo
  • medio pimiento verde picado menudo
  • una cebolla picada menuda
  • un vaso de vino blanco de buena calidad (yo, Albariño)
  • dos cucharadas de pimentón
  •  aceite de oliva
Además:
  • medio kilo de gambas sin pelar
  • unas ramas de perejil
  • azafrán en hebra
  • 3 cucharadas de tomate frito
  • Una barra de pan de medio, del día anterior,  de la que se sacará la miga en trocinos
Elaboración:

Pelamos las gambas y reservamos la carne, para añadir a la sopa,  y las cabezas y restos para la salsa .
 Limpiamos bien con un papel el pescado. Si es congelado, lo dejaremos descongelar la noche anterior en la parte baja de la nevera.

En una pota alta se pone el pescado, sal  y las verduras, a cocer en el agua fría, que lo cubra bien. Cuando empiece el hervor, se quita la espuma que sale a la superficie con una espumadera que iremos mojando en abundante agua fría y limpia. Se deja cocer el conjunto unos veinte minutos, no más. Se deja enfriar una media hora. Se saca el pescado y las verduras, bien escurrido todo.

Se cuela bien el caldo y se escoje el pescado, templado. Reservamos.
 Para hacer la salsina , ponemos los restos de las gambas a tostar en una sartén con unas gotas de aceite, se deja dorar hasta que empiece a querer como quemarse. Se añade más aceite, la cebolla y los pimientos.

 Se deja pochar, despacio. Cuando esté, se añade el vino y se cuece hasta que se evapore el alcohol. Mientras tanto, se pone en una pota alta el caldo con el pan, se deja hervir un poco. Yo remuevo con unas varillas de vez en cuando, para que el pan se deshaga.
Se tritura con la batidora ,bien, el conjunto para la salsa. Yo añado las verduras de la cocción del pescado.

Se pasa por el chino y se añade al caldo. Se fríen unos ajos en aceite, con las guindillas, hasta que se doren, añadimos el pimentón, con el fuego apagado.
Y , colado, se lo añadimos al caldo. Rectificamos de sal, añadimos el tomate, el perejil, el pescado y las gambas, dejamos que hierva cinco minutos más y apagamos el fuego. Podemos servir inmediatamente, pero es mejor dejar que repose al menos media hora.
Servir bien caliente.
A ver si os gusta. Buen provecho.

31 comentarios:

  1. Muy buen aesa sopita de pescado , y el paso a paso estupendo, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que la sopa de pixin sea perfecta, yo prescindiria de la cebolla y los pimientos, añadiria unos cangrejos de mar cortados en dos, las gambas, pocas, y unas almejas, pocas tambien y finalmente le pondria un chorrito de huevo batido y revolverlo y finalmente un huevo duro partido en trocitos muy pequeños espolvoreados sobre el plato o en la sopera a la hora de servir. Si alguien quiere echarle un chorrito de vino vino, por favor, que dea de moriles blanco

      Eliminar
  2. Ay estas sopinas son las mejores . Si me gusta este tiempo es por el cuchareo y si es para degustar una sopina de pescado , el disfrute ye total.
    La hago parecida, pero nunca le he puesto pimiento al hacer el caldo, asi que ya he tomado nota.
    Cuánto se aprende contigo ;)
    Besinos mil.

    ResponderEliminar
  3. A mi me parece una sopa completisima...!!! Esta me la llevo a la cocina de una casa que ahora mismo esta helada...y eso que estamos en el sur... también tenemos este frio polar!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. ay qué cosa más rica...un guisito así entona en días de frío como hoy. Aquí s eha notado después de comer como han bajado en picado las temperatura,s y mañana por la mañana en teoría dan nieve brrrr, habrá que desempolvar las chirucas y hacer sitio para este pixín! delicioso paso a paso!
    no cojas frío.
    un besotee

    ResponderEliminar
  5. La receta muy propia para el frío que tenemos, yo hago una que le pongo un puñadito de arroz y esta muy rica, me gusta tu receta.
    Si, son fechas en las que nos acordamos de los que no están con nosotros, pero sus recuerdos no nos los puede quitar nadie.
    Besitos
    Patricia

    ResponderEliminar
  6. Estos caldinos en épocas de frío, entonan el cuerpo y el espíritu, pero si la sopa es de pixín, ya empleando palabras mayores. Un lujo de sopa Mª Jesús, y me llevo la receta, porque yo, en la sopa de pescado, nunca eché pimientos, pero viniendo de gente de mar, y de una cocinera como era tu madre, y lo eres tú, no me cabe duda, de que el sabor es superior.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  7. No te voy a engañar, aquí frío lo que se dice frío no tenemos, pero ya refresca bastante y una sopita de estas apetece muchísimo para dejar el cuerpo bien entonadito
    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Para mi la sopa de "PIXIN " como le llamais vosotros es de las mas rica y esta es bien completa. Con este frio que hace un platito bien humeante le quita el frio a cualquiera, besos

    ResponderEliminar
  9. querida amiga, en estas fechas que se acercan, es cuando mas se les echa de menos, recordarlos siempre a diario, pero en navidad es mas duro. tu sopa, seguro que una delicia, sobre todo por los recuerdos que te traen. un beso.

    ResponderEliminar
  10. esta sopita para el frio de estos días viene genial

    ResponderEliminar
  11. Que sopa mas rica,ademas apetece con este frío.No se como andas de tiempo,si encontramos día igual podíamos quedar antes de las fiestas para tomar el café,se lo diré a las demás.besinos

    ResponderEliminar
  12. HOLA LABIDU QUE RICA ESTA SOPINA CON ESTE FRIO QUE HACE, ESTO DESDE LUEGO ES LO QUE APETECE Y COMO DICE MI MADRE RESUCITA A LOS MUERTOS, POR CIERTO DESDE QUE VI TU BIZCO FLAN BUENO EL DE MARINA NO PODIA PENSAR EN OTRA COSA ASI QUE LO HICE HOY Y YA NO QUEDA NADA CON ESO TE LO DIGO TODO SOMOS TRES EN CASA Y YO COMO POCO ASI QUE MIRA ESTA RIQUISIMO .... ES POCO NOS ENCANTO GRACIAS POR CONPARTIR ESA RECETA TAN DELICIOSA Y DILE A MARINA DE MI PATE QUE MUCHAS GRACIAS Y QUE SE DESENVUELVE MUY BIEN EN LA TELE
    !!!! UN BESIN Y OTRO PA MARINA !!!!

    ResponderEliminar
  13. Hola preciosa, pues éste plato es perfecto para contrarrestar el frío... Una verdadera delicia!!
    Besitos y feliz viernes!!

    ResponderEliminar
  14. Muy rica y reconfortante, ideal para calentar el cuerpo, además economica, que nos viene muy bien.
    Preciosas las letras que has escrito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Que gusto me da ver esa sopa... espesina y sabrosa como a mí me gusta! Besos

    ResponderEliminar
  16. Que cosa mas rica por dios!!!!!!!! yo hago una parecida, es la que hacemos para Navidad. Pero que tonta soy si se puede hacer todo el invierno y esta buenísimas, pero bueno tradiciones son tradiciones. Tu madre y tu si que sabéis hacer sopa... Tienes razón aunque estén presentes todo el año, en estas fechas se les hecha mas en falta.
    Besinos y buen finde

    ResponderEliminar
  17. Labidú esta sopa es de lujo , en la nochebuena de casa de mi madre nunca faltaba una buena sopa de marisco , yo tambien me pongo un poco melancolica en estos días de fin de año
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  18. Olá querida :)
    Por cá também está muito frio e chuva, detesto.
    Ando enregelada e só me apetece estar em casa ao calor da lareira e comer pratos que confortam como esta tua sopa bem boa de peixe. Um prato delicioso, gosto muito e comemos muitas vezes!
    Um beijinho e bom fim-de-semana.

    ResponderEliminar
  19. Que buena Labidú, bien calentita con todo ese sabor, que platazo hasta para cenar me tomaba.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  20. Querida amiga, te ha quedado una sopita con un color de lo más apetecible. Por aqui también estamos teniendo frio, no tanto como vosotros pero lo notamos muchísimos porque, por un lado, no estamos acostumbrados y, por otro, se nos ha metido de golpe, casi que de un día para otro. Así que uno de estos tazones me vendría de maravilla para la cena...Por cierto ¿a que no adivinas que postre he tenido hoy en casa? Pues yo te lo digo: tu bizcoflan. Todos los viernes mis sobrinas vienen a comer a mi casa y me gusta preparar algún postre rico así que ayer lo hice y he de decirte que ha sido un triunfo total. Nos ha encantado a todos. La semana que viene lo verás publicado en el blog. Besicos.

    ResponderEliminar
  21. Muy socorrida y el estómago agradece cualquier cosa caliente en estos días como dices de frío.
    Seguro que que los que la han comido te habrán aplaudido.
    Bss

    ResponderEliminar
  22. Una sopina de campeonato para el frio.El pixin se está empezando a poner ya por las nubes así que mejor seguir la receta de tu madre al pie de la letra.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  23. Qué reconfortante es esta última foto con el tazón de caldo humeante, creo que hasta me llega el aroma.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Hola Labidú.

    Qué sopita tan buena! Mi madre, y claro yo, la hacemos bien parecida pero sin pimientos, a mí es que no me va y la verdad es que nunca vi echarlos a la sopa, pero seguro que le da un sabor especial. Cómo sientan de bien estos platos ahora, calentinos, llegar a casa y tener un platín de sopa es de lo más reconfortante; y esta que has preparado viste de lujo cualquier mesa. Te quedó fantástica.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. tiene un color precioso, seguro que está riquisima, un besito

    ResponderEliminar
  26. Qué pinta más buena y sí, para estos fríos que estamos teniendo una receta de maravilla para entrar en calor.

    besazos

    ResponderEliminar
  27. Receta fantástica para poner de plato de lujo en navidad, siempre estoy buscando la receta perfecta de sopina de pescado y creo que la encontré contigo, muchas gracias lo haces de manera sencilla y fácil de entender.

    Eugenia

    ResponderEliminar
  28. A pesar del catarro puedo oler ese caldo tan rico.
    Besazos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  29. Que sopa más rica!! Yo suelo hacerla muy parecida, y es que somos muy soperos. Te ha quedado de lujo! Besitos.

    ResponderEliminar
  30. M.J. como siempre tus recetinas me encantan y esta sopina estoy segura que tiene que estar deliciosa ,con ese colorin y con esos ingredientes..... ,que mano tienes amiguina
    besinos nguapa

    ResponderEliminar