mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 17 de mayo de 2013

BIZCOCHO CON HARINA ECOLÓGICA DE MAÍZ Y CHOCOLATE


Todo el sabor del maíz en un bizcocho.
La harina de maíz nos gusta mucho y en este caso, es de una calidad excepcional, triturada en molino de piedra, fina, fina y cultivada en campos de agricultura ecológica, sin ningún añadido químico. Por eso, y no cabía esperar otra cosa, el bizcocho quedó muy rico y con un color envidiable. Le tengo que agradecer a mi amiga Marigel este rico grano. Ella y su marido fueron los que consiguieron la harina procedente de esos molinos de agua ya muy escasos, que muelen despacio y con el objetivo de dejarla igual que antaño. La verdad es que es un tesoro, ojalá su dueña siga con el empeño de conservarlo y moliendo para nosotros.
Y con el chocolate, aún más rico.

Unas palabras de A. González Ovies:

   Eco engañoso
Reverberaciones en mayo
Santa Olaya, desde Gumendi, paisaje idílico. Foto de nuestra amiga Terina.

15.05.2013, La Nueva España.


 Mayo. Color reciente sobre las crestas del rinanto. Campos desbocados que lindan con la infancia y con el aroma núbil de las espineras. Páginas indescriptibles de resonancias nuevas sobre las ramas de los árboles. Agua de las últimas nieves que desciende tan límpida como las alas de las libélulas. Sol joven en todos los caminos, brisa muy blanda en todos los destinos. Luz con los visos de la mentira. Vastedad de misterios en la naturaleza: ¿quién tutela el empeño de los ríos; quién pliega los sudarios del crepúsculo; a quién dirige el humo sus fragmentos; quién rubrica el grosor de las cerezas?


¿Por qué nos han impuesto esta forma humana tan inexpresiva, quién nos ha decidido, quien ha dado la venia? Si fuéramos montañas, nos heriríamos tanto como somos capaces bajo esta indumentaria de quebradizos huesos? ¿De quién depende el resto de mi vida si aún no he desvelado las manos de quien guarda las horas ya pretéritas? ¿Por qué no me han nombrado orilla o mar o puente o retama o silbido? ¿A quién le recrimino el no ser pedernal o frío del invierno o aullido de alimaña o altiplanicie o vega? ¿Dónde puedo buscar lo que no ha de ocurrir, en dónde averiguar lo que está destinado a no coincidir nunca con mi breve existencia?


¿Hasta dónde las licencias ilícitas del eco? ¿Quién es él para apropiarse, prófugo, de mis vocablos? ¿Dónde posa mi voz, a quién la entrega? ¿De quién es ese espectro que repite en voz alta lo que ni aún he escrito, lo que pienso y desdice, lo que comprende apenas? ¿Por qué me lo divulga si apenas me conoce? ¿Por qué imita, con su tono luctuoso, a las lóbregas aves de mal agüero? ¿Y qué sabe él de mí, por qué me juzga si ni hubo un abrazo tan siquiera? ¿Qué signos son aquellos que brotan sobre el lomo de mis dudas, son calumnias en flor o despecho y rencor? ¿Cuándo cesará el odio y esta rivalidad que nos gangrena?


¿Qué aprendo cuando lanza su canto el petirrojo? ¿La rutina del cielo qué me enseña? ¿Qué deduzco de la esbeltez del trigo? ¿Qué amapolas comparten la herencia de mi sangre? ¿Qué sé de la belleza? ¿De qué me sirven, de estación a estación, estos años aquí, con la habitual sospecha de una contrariedad siempre muy próxima, si, ya por condición, desconfío del ser que está más cerca? Mayo. Calas blancas en torno a los regatos. Grillos y saltamontes. Memoria, única guarida de la inocencia.





Para el bizcocho necesitamos: 

  • 110 gramos de zanahoria pelada y rallada
  • 200 gramos de manzana pelada y rallada
  • 130 gramos de coco rallado
  • 150 gramos de azúcar moreno
  • 90 gramos de miel
  • 60 gramos de aceite de girasol
  • 6 huevos
  • 110 gramos de almendra molida
  • 140 gramos de harina de maíz
  • 1 sobre y medio de levadura tipo Royal
  • 100 gramos de chocolate negro
Para decorar:
  • azúcar glas

..
Ponemos la zanahoria rallada con la manzana y mezclamos, añadimos el coco, el azúcar moreno, la miel, el aceite de girasol y los huevos. Batimos mezclando bien.

Añadimos la almendra molida, la harina de maíz y la levadura. Batimos y mezclamos muy bien. Colocamos la masa en un molde de silicona o en cualquier otro que engrasaremos.  Troceamos el chocolate y lo vamos clavando, repartido,  en la masa, empujamos cada trozo con una cucharilla hasta que se oculten un poco en la masa.
.
Cocemos en horno precalentado, en el nuestro a 160º, primero por abajo durante media hora, luego arriba y abajo, 12-15 minutos más, hasta que al pincharlo con una aguja, salga seca. Cuidado con el chocolate, si al pinchar encontramos un trozo, puede que nos manche el palillo y salga húmedo, en ese caso, pinchar de nuevo en otro punto. Una vez cocido, dejar enfriar sobre rejilla.

Ya  frío, espolvorear con azúcar glas.
Está muy rico, si os gusta el sabor fuerte de la harina de maíz amarillo.

¡¡¡Buen provecho!!!
....

24 comentarios:

  1. Con harina de maíz, zanahoria, manzana, coco, miel, chocolate, almendra... ¿Cómo no va a estar bueno? Con estos ingredientes, tiene que estar extraordinario. Qué mezcla, madre mía. La harina de maíz me encanta, porque me recuerda mi niñez, cuando mi abuela hacía aquellos deliciosos tortos, y si la harina es de la calidad que nos comentas, este bizcocho tiene que ser un auténtico lujo. ¡¡Qué aspecto, madre mía!!

    Un besín.

    ResponderEliminar
  2. Que rico a mi los bizcochos de harina de maiz " olio" le llamamos en mi casa que es lo que queda cuando se muele en casa.........yo tambien me crie con esa harina ya que en mi familia hay eses molinos...........un bico

    ResponderEliminar
  3. Pues sabes que yo nunca he preparado nada con ese tipo de harina. Sin embargo, viendo ese bizcocho me apetece mucho, me encanta el color que tiene y el contraste con el chocolate
    BEsitos

    ResponderEliminar
  4. Hola Labidú, se nota que te gusta mucho la poesía , preciosa afición, como precioso te ha salido el bizcocho,..y como dirían los poetas, esto es lirismo puro..........saludos paco

    ResponderEliminar
  5. Hola amiga,
    Nunca he probado la harina de maíz en repostería, y tengo unas cuantas de tus recetas en mi libreta de pendientes y la harina en la despensa. Bueno en mi casa siempre hay en la despensa porque les encantan los tortos......me la apunto también a ver cuando me pongo a ello.
    Buen finde algo frío pero bueno (lo peor es que aquí es la 2ª Flor y ya ves, no apetece salir de casa)

    ResponderEliminar
  6. Este bolo é um sonho de sabores Labidu!
    Mel, coco, cenoura, maçã, amêndoa e uma farinha de milho biológica.
    Só pode ser deliciosa. Junta-se o chocolate à festa e temos fatias de prazer.
    Um beijinho.

    ResponderEliminar
  7. Que color¡¡¡ tiene que estar de vicio¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  8. Que rico tiene que estar Labidú.. nunca probé la zanahoria en un postre y ya he visto un montón de recetas.. así que lo tendremos que probar, y la harina de maiz.. exquisita.. Por fin hice tu receta de los suspiros de Pajares.. que ricos, de verdad.. muchas gracias.. si quieres puedes ver como me han quedado a mí..

    Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  9. Maria Jesus ,como no va a estar rico ese bizcocho ,con esos ingredientes y tus manos ,el resultado tiene que ser delicioso
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  10. Holaaa, jo, tiene que ser una pasada comer harina de maiz ecológica, aquí en Madrid no la he visto y este bizcocho tiene que estar delicioso total. Con estos ingredientes como no iba a estarlo?
    Te felicito, ha quedado espectacular!

    ResponderEliminar
  11. ense corte con el relleno de chocolate se ve delicioso! te quedo estupendo...un besote

    ResponderEliminar
  12. Preciosa: ¡eres una artista!, qué delicia de bizcocho, qué sabores, qué texturas... me comería un buen trozo ahora mismo ;D. Un gustazo venir a tu cocina. Un besote,

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  13. Al ver que llevaba zanahoria ya me ha terminado de conquistarme. Me encanta el saborcito que le da y la jugosidad. Un besiño.

    ResponderEliminar
  14. Que color, que locura de color, de corte y de ingredientes!
    Esto tiene que estar de pecado absoluto, maravilloso Labidú, te has superaso y es difícil.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  15. Solo leyendo la lista de ingredientes ya se hace la boca agua de pensar en su sabor exquisito y es que además te ha quedado muy bonito.
    Qué bien disponer de una buena harina.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Tienes razón, el color es diferente del de la harina de maíz comprada.
    El aspecto es estupendo y con el chocolate un lujo.
    Besazos.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  17. Es porcion que tienes en la mano si quieres, ehhhh....si quieres me la puedes mandar...menuda pinta que tiene...!!!
    La cala nosotros la dejamos ya secar para el trasplante, la tuya esta preciosa...
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Hola Labidú.

    Absolutamente delicioso! Recuperar esta harina tan nuestra y hacer un bizcocho de esta calidad se merece un premio; soy incondicional de la harina de maíz, como yo digo tiene sabor a pueblo. Y enriquecido con la manzana, coco, choco y todo lo que le has añadido tiene que saber a gloria. La miga, el color es que todo dice a gritos que es un lujo de bizcocho. Te quedó fantástico.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Labidu que maravilla de bizcocho ,se ve espectacular con ese color y esos ingredientes tiene que saber a gloria, y ese corte me encanta tan jugoso. Me gusta todo lo que haces, eres buenísima, la harina que suerte de tenerla así y esas calas me encantan
    !!!! un besin !!!!
    el toque de belen

    ResponderEliminar
  20. un bizcocho que tiene que ser toda una delicia ,con eso ingredientes tan naturales...de vicio

    ResponderEliminar
  21. !madre mia!.............si parece que lo has pintado, vaya color mas bueno y no te digo nada con ese chocolate. Perdona pero últimamente ando un pelin liada y no tengo tiempo de "na".........pero ya me he puesto al dia con todas tus recetas...........no podia dejar de mirar las cosas ricas que has hecho, eres una artista............y una persona cargada de palabras preciosas, un besote

    ResponderEliminar
  22. Que rico¡¡¡¡¡ se ve delicioso, una receta de calidad
    besos

    ResponderEliminar
  23. Mamma mia...que delicia. Desde luego la materia prima es un lujo.
    Me encantan los bizcochos con zanahoria. Me pilla lejos la tienda, si no...ya me ponia manos a la obra en segundos. jeje. Aunque solo me falta la almedra.
    Encantada de conocer tu blog; ire pasito a pasito, primero les marañueles.
    Por aquí me quedo. Me alegra que Sildan me recomendara tu blog.
    Un beso

    ResponderEliminar
  24. ummmmmmmmmmmmm que preciosidad, están dando ganas de lamer la pantalla. que bonito el que siga funcionando el molino, por aquí se han perdido totalmente y eso que en el río mas cercano habían 5. es una lastima. voy a ver la otra receta nueva, las calas preciosas. un beso.

    ResponderEliminar