mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

martes, 10 de diciembre de 2013

BOMBONES CON LECHE CONDENSADA

Económicos, fáciles y ricos.
Entramos en la antesala de las Navidades... Posiblemente, con la difícil situación económica que atravesamos, sean días un poco más tristes y crueles para los que pasan dificultades. Se invita a cada minuto al consumo y deberíamos ser cada vez más sensatos, para no picar en el anzuelo del mercantilismo. Por eso, el preparar nosotros algún dulce navideño es una manera de ahorrar y de saber, además, lo que consumimos.
Hoy os dejo unos bombones estupendos, muy fáciles y rápidos de preparar y bastante baratos; con las cantidades que os apunto, salen un montón. Si los preparamos del tamaño de una nuez pequeña, aproximadamente, nos resultan 75 unidades.

A ver si os gustan.

Para mi amiga Inma.


Un texto de A. G. Ovies, publicado en La Nueva España

Versos por siempre
Palabras para llenar el mundo y hacer al hombre eterno



Versos de oro para la orientación de tu mirada y las palabras que nunca más se digan. Para los adversarios de la desilusión. El mundo está vacío sin poemas que canten la verdad y el misterio de estar vivos aquí, sobre la tierra. Versos que nos mantengan aún con el deseo de amanecer a diario y abrir, de par en par, la vida. Que salvaguarden la blandura del pan y el linaje esponjoso de las frutas. Y oculten el aroma de los días de frío junto al fuego. Y nos hagan seguir, muy pese a todo, en pos de la armonía y la belleza.

Versos que actualicen la pena de quien incide en crímenes y oscurezcan sus noches más que la soledad y la tristeza. Más que la desazón y la tortura. Más que la enfermedad y el infortunio. Que filtren en su carne como un tatuaje atroz de maldición rotunda y le pudran la sangre y le roan la lengua. Poemas que nos cambien de pronto, por completo, que nos vuelquen el corazón y rompan definitivamente las torpes ataduras que nos prenden. Que nos cieguen los ojos con luz desprevenida y amor en hebra.

Versos que permanezcan hasta la última rama de la genealogía, mientras que exista un pájaro, un águila, una estrella. Y prolonguen el brillo de nuestra brevedad, los frágiles vestigios de la ralea humana. Y expliquen el por qué de nuestra condición y nuestra decadencia. El por qué de lo que somos y de lo que nos une. Que sean testimonio de lo que no supimos amar como debiéramos. De lo que no quisimos honrar como podíamos. De cuanto no entendimos ni miramos tan solo. Poemas donde se oiga cómo afloran las fuentes. Cómo acuden puntuales los ocasos. Cómo abre sus pétalos el sol de primavera.

Poemas desde hoy hasta la libertad. Mensajes que esparzan como una bruma dócil la manida esperanza, necesaria esperanza de integridad y épocas, de proyectos y rutas que generen resuello y lucidez y júbilo. Vocablos nuevos, tentadores y ardientes, capaces y certeros. Ajenos a las riendas del poder y a las falsas promesas. Poemas que apetezcan como un abrazo hondo, como un cuerpo muy joven, como un susurro grato, como un soplo de aire, como agua muy fresca. Versos que nos inquieten y nos derrumben, que nos ensueñen como nanas de antaño, como lugares gratos, como lustros muy prósperos, como voces abuelas.

Para los bombones, necesitamos:



  • Un bote de leche condensada grande
  • 200 gramos de galletas tipo María
  • 200 gramos de avellanas tostadas molidas
  • 100 gramos de almendra molida
  • 50 gramos de coco rallado
  • un sobre de azúcar avainillado
  • 4 cucharadas de cacao puro en polvo, sin azúcar
  • cacao en polvo, azúcar glas, para espolvorear
Elaboración:

Molemos las galletas, las avellanas y mezclamos 
Añadimos la almendra, el coco y el azúcar y volvemos a mezclar muy bien. Ponemos las cucharadas de cacao y terminamos de mezclar. Dejamos reposar  la masa resultante al menos un par de horas y pasadas, formamos con una cuchara grande y otra pequeña unas bolinas,
Que terminamos de bolear en la palma de la mano. Envolvemos en azúcar glas o en cacao, ponemos en cápsulas de papel y las dejamos reposar unas 24 horas, mínimo, a temperatura ambiente.
Y podemos disfrutarlos.
Están muy ricos.

¡Ojalá os endulcen estos días de frío!

21 comentarios:

  1. Tienen un aspecto asombroso y con el hambre que ya hay a estas horas me los comería todos, eso sí, luego a correr para bajarlos :)
    Un besazo enorme
    Alicia

    ResponderEliminar
  2. Menuda mezcla deben estar deliciosos, asi si que es una feliz navidad!

    ResponderEliminar
  3. Muy ricos estos bombones. Como bien dices, fáciles y bastante económicos. Una buena receta para estas fechas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Si que tienen que estar bien ricos, ese bocado lo dice todo, bueno y la fuente.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  5. Hola preciosa!!!
    Comparto contigo unas navidades solidarias. De hecho este año casi todas mis recetas van oriendatas a dar ideas de recetas económicas........porque las cosas no están para tirar cohetes. Yo el presupuesto navideño lo he reducido a la mitad, por ahorrar y por solidaridad. Y para que mis hijos comprendan que no hay que tirar de largo.
    A parte en mi casa siempre han sido menús sencillos.......bueno sencillos para algunos, porque un pollo de corral, un rollo de carne de ternera casera eso hay quien lo considera comida de pobres..........bueno pues seremos pobres pero bien rico que nos saben estos platos. Madre.........que discurso jajaja
    Que me apunto a tus bombones y además te pasas una tarde en casa tranquilita y entretenida. Espero que todo vaya bien.
    Besinos

    ResponderEliminar
  6. Unos bombones deliciosos que como bien dices, por poco precio , se pueden preparar sin dejarnos un dineral y sabiendo y controlando lo que comemos ......Por desgracia, habrá tantas familias que no tengan que llevarse a la boca que a una se le parte el corazón, verdad ?........
    Besinos mil.

    ResponderEliminar
  7. M.J. que ricos bombones preparaste ,es verdad que estos dias que llegan se consume un monton ,la mayoria de las veces mas de lo que realmente necesitamos ,asi que a mi me encantan estos dulces preparados en casa ,cada dia compro menos en las tiendas
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  8. Que fáciles y ricos estos bomboncitos, se hacen en un periquete y quedan la mar de vistosos.
    Una muy buena idea.
    Un besoooo

    ResponderEliminar
  9. Bonitos versos los que nos muestras hoy.
    Los bombones deliciosos.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  10. Hola guapa! Gracias por tu cariñosa visita! El tapete me lo hizo mi madre, aunque me gustan mucho las labores y manualidades, a ella se le da muchísimo mejor el ganchillo que a mí. Me encanta, pero no se por qué razón se me ha atragantado...jeje
    Ese abedecedario en punto de cruz tan bonito, lo habrás hecho tú... jiji Se ve precioso.
    Y los bombones para que te voy a contar, puritita tentación. Falta hace endulzar estos días de frío.... menos mal que el chocolate y el azúcar ayudan!
    Imagino que habrán durado poco...
    Un beso grandeeeeee

    ResponderEliminar
  11. Muy ricos,yo los hice el año pasado y no duraron nada.besinos

    ResponderEliminar
  12. No natal o melhor de tudo é podermos fazer coisinhas boas e doces e partilhar com quem mais gostamos.
    É o que eu gosto de fazer, prefiro dar prendinhas caseiras.
    Adorei os bombons gulosos.
    Um beijinho.

    ResponderEliminar
  13. Hola Labidú, has preparado unos dulces magníficos, tal como la poesía que has puesto.....una vez una persona me dijo que yo le ponía mucha poesía en una discusión que tuvimos, al final le dije.....el día que no haya poetas, el día que haya poemas, la vida no tendrá ningún sentido vivírla.....saludos paco

    ResponderEliminar
  14. Para mi las que van rebozadas de cacao. Un par de bomboncitos ricos, un café y una charla tranquila, se puede pedir más?
    Todo casero.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  15. Yo estos bombones no los podría tener en casa María Jesús, porque me parecen tan irresistibles, que sería un ir y venir a la bandeja hasta acabar con ella. Además, los presentas tan guapos y tan perfectos, que se me hace la boca agua, solo con verlos.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  16. Gracias amiga por compartir esta deliciosa, facil y sana receta, los versos me han encantado, como escribe Aurelio. Muakkkkkkkkkkkk. miles de besitos para todos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué delicia guapa!, trufas de leche condensada...¡qué pecado!..
    ¡Qué guay ese libro de versos!....me encantan.
    Un besazo
    ¡FELIZ NAVIDAD!
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  18. Mi querida amiga, como siempre tienes una gran razón en todas tus palabras. Estas fechas son muy duras para muchos y las penas en estas fechas parece que se hacen mayores. Tanto por las ausencias como por las familias que están pasando apuros económicos. Es cierto que deberíamos intentar aparcar un poco el consumismo y acordarnos de los que menos tienen. Como dices una buena opción para controlar un poco ese derroche es preparar nuestras cosicas en casa porque además están el doble de ricas; no hay más que ver estos bombones que nos has traído que deben de ser un bocado delicioso (ya sabes lo mucho que me gustaría poder compartir un rato contigo delante de esta "bandejina" o "bandejica" de bombones. Estos días, con tantas luces y jaleo, me acuerdo mucho de Fabio. Espero que todo esté tranquilo. Mil besicos para todos.

    ResponderEliminar
  19. Palabras para llenar el mundo y hacer al hombre eterno... qué belleza !! y esos bombones un disfrute para el paladar. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu felicitación e igualmente te deseo lo mejor para ti y los tuyos en estas fiestas y en el nuevo año.
      Un fuerte abrazo, Clara.

      Eliminar