mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

domingo, 1 de diciembre de 2013

LENGUADO RELLENO MARISCADO, AL HORNO


Después de tantas recetas dulces, hoy vamos a algo salado. Una propuesta que bien puede servir para estas fiestas que se acercan y que, aunque necesita un poco de nuestro tiempo, no resulta muy complicada de realizar. Podemos utilizar lenguados, andaricas (nécoras), mejillones y almejas de los congelados, queda también muy sabrosos.
Nuestra madre preparaba los lenguados rellenos y nos ponía una cazuela de barro sobre la mesa para que nos sirviésemos directamente de ella. Así se mantenía más tiempo caliente el conjunto. Por cierto, la bandeja en la que hoy presento el plato es un regalo que le hicieron para su boda.




-.
El día 3 de diciembre, se celebra el día de la discapacidad. Soy de las personas que opinan que `los días´ pueden ser útitles para concienciar un poco a la sociedad de los problemas que diariamente afectan a muchas personas. Ojala las autoridades, los gobernantes, los que tienen el poder, se sensibilicen y dejen de restar ayudas, subvenciones y cualquier tipo apoyo. Por desgracia, este colectivo es uno de los más perjudicados y solapados en estos malos tiempos económicos, los recortes están dejando muy desamparados a miles de ciudadanos sin poder adquisitivo y con discapacidades invalidantes. Vaya desde aquí todo mi respeto por ellos y mis palabras de ánimo.

Un poema de A. G. Ovies, de su último libro, `Versonajes´, ilustraciones Ester Sánchez, editorial Pintar- Pintar.

Pepe







Para el lenguado, necesitamos: (4 raciones)

Para el relleno:

  • un cuarto kilo de gambas peladas, picadas
  • 200 gramos de mejillones, sin cáscaras, picados
  • media cebolla
  • medio pimiento rojo, pelado
  • aceite
Para la cazuela.
  • 8 filetes de lenguado
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla y media
  • 2 tomates medianos, pelados y troceados
  • una cucharada de maicena
  • un vaso de buen vino blanco
  • 100 gramos de mejillones, sin cáscaras
  • 12, 14 almendras tostadas
  • una cucharada de perejil picado
  • 1 kilo de patatas
  • aceite, sal
  • 4 andaricas (nécoras)
  • medio kilo de almejas

.
Elaboración:

Lo primero dejamos una media hora las almejas a remojo en agua salada, para que suelten arena, si la tuviesen. Las escurrimos bien. Reservamos en la nevera, tapadas con un paño.
Lavamos bien las patatas y las cocemos en agua hirviendo salada, una media hora, depende del tamaño de las patatas. Las escurrimos, una vez cocidas, y las pelamos en caliente, con cuidado de no quemarnos. Las troceamos y reservamos.

Pochamos un poco la cebolla y el ajo del relleno, ponemos los pimientos picados pequeños, le damos unas vueltas y añadimos las gambas y los mejillones, picado todo, rehogamos unos segundos.
Colamos el relleno, reservamos. Una vez que el relleno esté frío,  rellenamos los filetes de lenguado, previamente salados. Colocamos sobre un filete unas cucharadas de relleno , ponemos arriba otro filete y los unimos con unos palillos. Reservamos.

Preparamos la salsa para la cazuela: troceamos la cebolla y la doramos, añadimos el tomate troceado, pelado, dejamos que se cueza el conjunto. Ponemos la maicena y le damos unas vueltas, incorporamos el vino y dejamos que se cueza unos minutos, para que evapore el alcohol. Ponemos los mejillones.



El perejil y las almendras. trituramos todo muy bien. Doramos las patatas reservadas en aceite bien caliente. Ponemos en la cazuela unas cucharadas de la salsa y arriba las patatas.
Los lenguados, sobre ellos un poco más de salsa.
En una sartén colocamos a fuego fuerte las almejas y esperamos a que se abran. Colamos el caldo resultante  y reservamos.
Repartimos las andaricas cortadas al medio, echamos por arriba el caldo de la cocción de las almejas, un poco de sal, el resto de la salsa y colocamos la cazuela en el horno precalentado, a 180º. Dejamos que se haga el pescado, unos 12- 15 minutos, aproximadamente, después de que empiece a hervir. Cinco minutos antes de terminar, ponemos las almejas repartidas por la cazuela. Servimos inmediatamente.

Quedan todos los sabores en el pescado (Por cierto, antes de llegar a la mesa, `desaparecieron´varias patatas..)



¡¡¡¡Para mojar pan, mucho pan!!!!

 ¡¡¡¡Buen provecho!!!!

24 comentarios:

  1. Si si que ayudan estos días, yo tengo una amiga con distrofia muscular y bueno....ahí estuvimos recogiendo firmas...si se puede hacer algo hay que intentarlo..si dedicaran la mitad del dinero que se dedica al fútbol otro gallo cantaría.
    Bueno reina, te diré que el lenguado y el bacalao son mis pescados favoritos....¡y qué pintón tiene este plato!....UN BESAZO
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  2. M.J. el poema me lleno el corazon de ternura
    Ese plato de lenguado relleno es merecedor de las mejores mesas de fiesta ,te qedo estupendo ,un 10 por el
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  3. Vaya pinta más buena, te ha quedado genial, de lo más apetecible
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola guapa !
    Una verguenza lo que está haciendo el gobierno con los recortes, como siempre , pagando los platos rotos la gente mas necesitada y los curritos de a pie , es un tema que me indigna realmente.
    El poema es precioso , llega al alma y me ha emocionado profundamente, qué belleza y qué cobardes los que no saben ver la riqueza de estas personas especiales , que precisamente por ser asi, brillan con luz propia y nos lo dan todo a cambio de nada.
    Y de la receta que te voy a decir, mas que es un platazo de fiesta para disfrutarlo enormemente y si es en buena compañia mejor que mejor.
    Besinos a puñaos.

    ResponderEliminar
  5. Pues si que es una buena receta que bien puede servirse en estas fiestas que se acercan. La pinta es buenísima y tiene que estar de vicio.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Ayyyyyyyyyyyy chiquilla tu sí que sabes, de muerte. Voy marchando con un par de barrines de pan. me dejaras entrar????

    ResponderEliminar
  7. Con el lenguado se me cae la baba y con el poema las lágrimas.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  8. Que plato mas rico,si que es propio de un dia de fiesta.ademas le has puesto un relleno con mucho sabor .
    No me extraña que desaparecieran las patas están tan ricas....-besinos

    ResponderEliminar
  9. Espero que el día de hoy sirva para que los que tienen la solución en sus manos, se acuerden y tomen las medidas pertinentes para mejorar a todas estas personas con problemas. El poema que hoy nos deja A.G. Ovies, como siempre, da que pensar. ¿y si fuéramos cualquiera de nosotros Pepe?. Qué fácil es anular al que no puede defenderse. En fin.... para superar estas situaciones, nada mejor que llegar a tu cocina. El cachopo es todo un lujazo y puede adornar cualquier mesa de navidad. Hace tiempo que no lo preparo de modo que me llevo tu receta, porque quizás forme parte del menú de mi casa este año. :-)
    La fuente de barro, junto con la receta de tu madre, ¡¡una joya!!.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  10. Y dices que desparecieron varias patatas de camino a la mesa? Lo que me extraña es que no desapareciera la bandeja entera, qué plato tan bueno! No he rellenado nunca el lenguado, casi siempre a la plancha. Por cierto, la fuente de servir es preciosa, me encantan este tipo de piezas.
    Es una pena que se hagan recortes en las ayudas a los discapacitados, si las cosas hoy en día no son fáciles para mucha gente, mucho menos para ellos.
    Besos guapetona.

    ResponderEliminar
  11. Que delicia¡¡¡¡¡¡ huele a Asturias¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  12. Hola Labidu, como siempre, un placer visitar tu blog, la poesía siempre presente en el viento, y un plato realmente extraordinario, felicidades.......saludos paco

    ResponderEliminar
  13. Madreq ue lujazo de plato¡¡¡¡ esta para quitarse el sombrero¡¡¡ besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Madre del amor hermoso, qué maravilla de receta!.
    La tengo que probar, no te puedes imaginar cuánto me ha gustado.
    Aquí hay poca nécora, pero, en cuanto las vea, me animaré a hacerla. Qué rico.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  15. Gracias por tu post tan bueno y agradecerte recordármelo.El lenguado es un plato 10 por lo menos que rico y completo.Besosss

    ResponderEliminar
  16. Mi querida amiga, cuando Rebeca ha visto tu plato de hoy no ha tardado ni un segundo en decir que este hay que hacerlo porque le ha encantado: comer pescado relleno de marisco tiene que ser una delicia. En cuanto al plato de bodas de tu madre decirte que es una verdadera preciosidad, que me imagino que lo guardarás como oro en paño y que seguro que la comida servida en él sabe mucho más rica. En cuanto al día que celebramos hoy, estoy de acuerdo contigo, creo que los "días" sirven para ayudar y concienciar y, quizás, ojala, algún día podamos dejar de celebrarlos porque ese significará que logramos el objetivo de tratarnos todos como iguales. Me ha emocionado el poema porque he pensado en la cantidad de Pepes que son tratados así ¡que injusticia amiga! Bueno, te mando millones de besicos y uno muy muy muy especial para mi querido Fabio.

    ResponderEliminar
  17. Qué lujazo de platooo! Es tremendamente tentadooor... Y cuando se acabe el pan, nos quedan los dedos!! Jeje
    Preciosa la fuente de tu madre y el poema es muy emotivo. Gracias por compartir!
    La próxima deja preparado el tupper para cuando pase por aquí...por fis...que me voy sufriendo...
    Muaack

    ResponderEliminar
  18. Pero que rico esta tu lenguado....no sabes como echo de menos comer mariscos y pescado fresco....aca no se habla de gente con discapacidad, sino de gente con "desafios".....en general hay una buena integracion, pero siempre se puede hacer mas!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  19. Uff plato de escándalo Labidu, mira que tiene que estar rico!! con todo lo que lleva como para que este malo, verdad? una auténtica delicia para los dias de navidad que se aproximan. besinos

    ResponderEliminar
  20. vaya pinta más buena tiene, y esa salsa, para acabar con una barra de pan por persona jaja, me ha ENCANTADO. Un besoo (oye te llamas Labidú o es un apodo?) te añadí al f´b no sé si me habras visto. un besoo

    ResponderEliminar
  21. Debe estar sabrosísimo!el pescado que has usado es perfecto para la receta pues es de carne firme y no se desarma. Cuida la cazuela pues ante cambios bruscos de temperatura se puede rajar.
    Besoss hoy desde
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com.ar/2013/12/hay-que-beber-mucha-o-poca-agua.html

    ResponderEliminar
  22. Hola Labidu el poema es precioso pero me ha emocionado muchísimo, uffff... si nos miráramos el alma en vez de otras cosas otro gallo cantaría.
    El lenguado esta de rehupete me encanta y con ese marisco uhmmm delicioso !!
    Besinos
    El Toque de Belen

    ResponderEliminar
  23. Te ha quedado de capricho, qué delicia!! sólo con verlo se hace la boca agua. Un plato para disfrutar!! El poema es precioso. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  24. Adoro peixe, e o linguado é um dos meus favoritos.
    Geralmente comemos grelhado na brasa, mas esta tua receita em que é recheado, deve ser fabulosa e deliciosa.
    Um beijinho.

    ResponderEliminar