mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

miércoles, 22 de enero de 2014

PEZ DE BOLLERÍA HOJALDRADA


 
Empiezo citando a un buen amigo: cuando la urgencia de lo inmediato te impide hacer alguna actividad que te gusta, lo aconsejable es tomarlo de la mejor manera, intentando ver lo positivo. Pues bien, apenas puedo dedicarle tiempo a mi cocina. Ni pasearme por las vuestras y detenerme a dejaros comentarios por todas esas exquisiteces que veo. Espero que podáis disculparme, no me gusta ser descortés e intento contestar y aprender de vuestras amables palabras, pero estos días me es prácticamente imposible. Así qué os doy las gracias por la paciencia y generosidad.
Hoy os dejo otra forma de bollería hojaldrada, bastante curiosa. Es del curso en la Escuela Agroalimentaria, impartido por Juanma López Campaña hace unos cuantos años.
A ver qué os parece.
.

También un texto de A. G. Ovies, publicado en La Nueva España

¿Algo con más luz?

Preguntas al aire sin respuesta que revelan la incertidumbre que conceden los años


.¿Cómo podrán los árboles ser fieles todavía a estos hombres que cortan y dañan sus raíces? ¿De dónde sacarán ese verdor que eleva sus ramas florecidas? ¿De dónde tanto amor al suelo patrio? ¿Cómo respiraríamos sin sus fuelles divinos? ¿Y las aves? ¿Cuántos siglos cantando al borde del rocío? ¿Cuánta puntualidad para anunciar el alba y la estación precisa? ¿Por qué no son tan crueles como somos nosotros y nos pagan un día con la misma moneda? ¿Qué los hace volar; quién cruzar los océanos para tan corta vida? ¿Quién diseña sus alas y su hermoso plumaje? ¿Quién dirige su instinto para volver al seto y a los altos aleros en que anidan?

¿Por qué el mar nos ofrece sus peces sabrosísimos? ¿Qué le damos a cambio más que veneno y barro? ¿Cuánto soportarán sus libres olas ágiles antes de que agotemos su sal y sincronía? ¿Durarán sus columnas de púrpura y cobalto? ¿Veremos sin tardar su fondo a flor de tierra, sus sirenas atadas a un mástil de sequía? Como el fuego, ¿no existe en parte alguna mientras no lo encendemos? ¿O quema al otro lado de nuestra trascendencia? ¿Son sus llamas ahusadas o mis ojos muy necios? ¿Despreciamos su esencia; nos dejará privados de su soberanía?

¿Desde siempre hemos sido tan poco agradecidos? ¿Tanto orgullo nos honra? ¿No supimos jamás reconocer el bien ni ponderar lo humilde ni admirar la belleza sin herirla? ¿Qué restaría del ser si le extirpan su faz de prepotencia? ¿Qué fracción de verdad? ¿Cuánto de indecisión? ¿Desde dónde hasta cuando significamos más que un pétalo, una tizna o un grumo de granizo? ¿Hasta dónde nos cubre la mentira? ¿Sientes, acaso, tú grandeza, si te nombro? Cuando escribo estos versos, ¿te crees la luna llena? ¿Alumbrarías mis noches aunque no los escriba? ¿Prolongan tu presencia los hilos de mi voz? ¿Es menos perentoria tu carne que mi grito? ¿Quién nos dicta las formas de lo que no avistamos? ¿Hay algo con más luz que la poesía?

¿Y el sol, de dónde extrae su voluntad titánica? ¿Cómo se abre camino entre tanta penumbra? ¿Por qué ese sumo empeño en avivar las sombras? ¿Qué piedad causaremos mirados desde arriba? ¿Quién alimentará sus hornos insaciables? ¿Quién bruñirá sus rayos en cada madrugada? ¿Interrogo en exceso? ¿Presumo mi ignorancia? ¿Y mis incertidumbres satisfacen las tuyas? Nada conozco. Nada puedo afirmar como afirmé hace años. Quizás pretendo mucho en esta estancia exigua.






Elaboración:
Mirar bollería hojaldrada

Plegamos formando un triángulo al que le damos un corte que no llegue abajo, en el ángulo abierto. Pintamos con huevo y doblamos hacia arriba un pliegue del corte.
Volvemos a pintar con huevo y plegamos el otro pliegue, giramos  y hacemos un corte de un centímetro y medio, en los pliegues pegados, para hacer la boca.
Damos otro giro a la figura y hacemos otro corte en la parte central, de un centímetro y medio, para formar la cola y con las tijeras vamos haciendo pequeños cortes simulando las escamas, por toda la cola.
Presionamos en la parte de la cabeza, por arriba del corte de la boca.
Partimos al medio una cereza confitada y la ponemos en el lugar presionado, para hacer el ojo. Dejamos que la masa crezca aproximadamente el doble, pìncelamos suavemente con huevo batido y cocemos a horno fuerte unos 10-12 minutos.
Sacamos del horno y pincelamos, en caliente, con gelatina de manzana o bien con azúcar y leche caliente, en igual proporción.
A ver si vos presta


15 comentarios:

  1. Hola Labidú,ya veo que sigues con mucho lío ,no tienes que disculparte por no visitarnos,en la vida hay prioridades y ahora tienes otras cosas de las que ocuparte,espero que todo se resuelva para bien.
    A pesar de todo tienes tiempo para preparar estas cosas tan ricas ,yo sigo sin hacer la masa de bolleria hojaldrada,haber si me pongo un dia de estos ,mi nieta que ya casi tiene dos años me ocupa mucho tiempo pero prefiero disfrutarla ahora que cuando vaya al cole ya no la veré tanto.Ya habrá tiempo para cocinar .besinos

    ResponderEliminar
  2. Se ve un bollito muy rico, me encantaría tomarme uno ahora para desayunar.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Hola preciosa!!!!!
    No te preocupes hay momentos en la vida que tenemos que emplear el tiempo en lo que verdaderamente nos necesita en ese momento. No debes disculparte, porque todos en algún momento hemos pasado por momentos de esos. Yo estos días estoy un poco mas activa pero porque estoy algo mas en casa, en cuanto mejore el tiempo intentaré sacar a mi madre un poco mas y aprovechar mientras los niños están en las actividades para que salga un poquito de casa.
    Espero que lo tuyo no sea por nada grabe, yo te mando muchos ánimos igual.
    En cuanto a la receta a mi me encantaría, ya sabes mi pasión por el hojaldre, pero o me llevo el ordenador en la cocina y lo pongo delante de mi mientras hago el pez y sería imposible jaja
    Besinos

    ResponderEliminar
  4. Se te echa de menos, pero el tiempo no da más de si por mucho que estiremos, estate tranquila que ya esperaremos lo que haga falta para disfrutar de tus recetas y comentarios.
    Qué buena mano tienes, con lo que me gusta el hojaldre, seguro que lo destrozaría al cortarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Como siempre tu paso a paso genial!!! como el resultado.
    Ya sabes lo que se dicen de la ciencia humana;que consiste en destruir errores y no en descubrir verdades ;)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  6. Madre mia Mari Luz, quien pillara un pececito de esos ahora, tomo nota de como hacerlos, un beso

    ResponderEliminar
  7. Labidu, me encanta venir siempre a tu cocina, porque siempre aprendo muchas cosas este pez lo has explicado maravillosamente lo intentare hacer ar ve si me sale, hice la semana pasada los raviolis de langostinos a mi manera he cambiado el relleno porque no tenia gambas pero nos encantaron, no me quedaron tan bonitos como los tuyos pero bueno ya los publicare desde luego siempre poniendo tu blog. Muchas gracias por todo lo que nos aprendes a hacer.
    Besinos
    El Toque de Belen

    ResponderEliminar
  8. Lo primero es lo primero, así que sobran las disculpas. Cuánta maravilla se puede hacer con el hojaldre, me encanta! Un besiño.

    ResponderEliminar
  9. M.J. como no nos va a prestar ,al menos a mi me encanta ,siento que no tengas tiempo para ponernos mas cosinas ricas de estas que haces ,pero ya veras como todo se va arreglando y tendras mas tiempo para ti
    Muchos besinoss amiguina

    ResponderEliminar
  10. Como se echan de menos estas recetas Mª Jesús. La masa, se por experiencia,( porque como sabes la receta de TU masa la guardo como un tesoro), que es una maravilla, y las lecciones que nos regalas de las diferentes formas y plegados, son un lujo. El pez es precioso, y seguro que nunca un pescado ha tenido un sabor tan extraordinario.
    Por no poder visitar blogs, no debes disculparte Mª Jesús. Lo descabellado y absurdo, es que se desatiendan las obligaciones principales, para dedicarse al blog. Todos tenemos épocas en la vida más complicadas que otras, y lo que te deseo, es que cuando vuelvas a tu ritmo normal del blog, sea porque también se ha restablecido el ritmo "normal" de la vida diaria. Entre tanto, yo seguiré disfrutando de cada una de tus actualizaciones.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  11. Me vas a tener de cabeza haciendo hojaldre este fin de semana!.....me lo guardo que se ve delicioso....buen fin de semana amiga!.......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  12. una pasada de dulce y de entrada. Un fuerte beso

    ResponderEliminar
  13. ¡No puedo sino darte las gracias, qué entrada preciosa y qué ciertas palabras!. Delicioso y precioso tu pez, como siempre ¡un gustazo pasar por aquí, a la luz de tu cocina!. Un besote grandote.

    www.cocinaamiga.com

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué arte tienes hasta con las tijeras!
    Todas las piezas de bollería que nos has mostrado son espectaculares y esta no iba a ser menos.
    No te preocupes ni por tu blog ni por los nuestros,lo más importante es la vida.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  15. Querida amiga, no tienes que disculparte por no poder visitarnos todo lo que te gustaría. Sé lo mucho que tienes que hacer y lo primero debe ser siempre lo primero. Me gusta la reflexión de tu amigo...siempre hay que intentar ver lo positivo aunque hay veces (lo sé porque me pasa) que es realmente dificil hacerlo; en esos momentos hay que sacar la fuerza de donde sea, tomarse un bocadito que te endulce la vida y seguir para adelante. Un buen ejemplo en esta delicia que nos traes seguro que dandole un bocado se ve el mundo un poco mejor. Besicos para todos.

    ResponderEliminar