mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 10 de enero de 2014

RAVIOLIS DE LANGOSTINOS

.

Como cada año, empezamos con todos los mejores propósitos. Quedan muchos días para conseguirlos, ojalá la tenacidad nos acompañe con la misma ilusión con la que los deseamos y lleguemos a buen puerto (en mi caso, cuando logro el veinte por ciento..., me doy por contenta).
Y ya de nuevo en la cocina, hoy os dejo una receta estupenda para un primer plato festivo. Parece mucho más complicada de lo que resulta tan pronto nos ponemos manos a la obra. El paso más importante es el momento de aplastar los langostinos. Tenemos que procurar no dejar huecos para que el relleno no se escape al cocinarlos.
Una manera más práctica, es prepararlos en el horno, porque se hacen todos a la vez y es más rápido. Para ello, el horno deberá estar a máxima temperatura, por arriba y por abajo, los pondremos en la parte central, unos 5 minutos, regados con un chorrín de aceite..
A ver qué os parece.

Os dejo un texto esperanzador de A. G. Ovies:

AÑO NECESARIO
Publicado en La Nueva España, 31-12-2013
En la foto, Llumeres.
Tendrá que ser pronto, porque es necesario. Ahora, quizá, sin demora alguna. Sin más dilación. Reventará un año y emergerá un mundo diferente y próspero. Una sucesión de siglos triunfantes. Un ciclo propicio para los jirones de la libertad y las trabazones de los sentimientos. Una época íntegra con aire muy puro y corazón sano. Y de este futuro tan próximo y ruin, tan opaco y frío, tan mediocre y yermo, tan timado y lúgubre, haremos pasado. No puede atrasarse. Ha de suceder. Tendrá que ser ya. Urge su llegada. Estamos cansados.

Volverán los campos a sentir el silbo de los labradores, la azada el grosor del hambre y la siembra, y el amanecer el canto del gallo. De nuevo estarán los pueblos repletos de humanos radiantes, las aldeas pobladas, las cuadras calientes del vaho del ganado. Los altos graneros colmados de viandas. Y las chimeneas humearán todas al caer la noche, cuando los hogares enciendan la hora del fuego sagrado. Volverá el bullicio de los lavaderos y el rumor de brisa de la ropa blanca. Y la voz obrera del que anuncia el pan, día a día, temprano. Y la primavera con su pensamiento fulgurante y regio, con sus carruseles de deseos silvestres y fragancias púberes y tardes larguísimas y horizontes amplios.

La tierra pondrá su benevolencia. Lo mismo que el agua, la espiga y el árbol. Así como el clima, la salud y el grito. La sombra, el respeto, el otoño, el sol, el afecto, el canto. Y por vez primera sobrarán recursos para la equidad y el contentamiento. Cada cual tendrá lo mismo que el otro, como cinco dedos hay en cada mano. Abundarán aves, frondas, peces, bayas. Buena voluntad, tesón, tolerancia. Y caminos fáciles portarán vigencia a los relegados. Nunca será poco lo que es suficiente. Nunca faltará lo fundamental. Jamás el exceso hará tanto daño.


Un transcurso blanco como nieve blanca. Un espacio limpio cual arroyo intacto. Con luz, con moral, con honestidad, plenitud y credos. Querremos vivir, dilatar los meses, prorrogar los años. Unos seres nuevos, proclives al bien, con hondos sentidos, que procurarán a todo su esencia, a todos, su espacio. Todo con el mérito que le corresponda. La luna, su cielo, la paz, su infinito. Los padres, sosiego, el joven, trabajo. Pero apremia el tiempo. Andamos perdidos. No hallamos salida. Ha de ser muy rápido.



Para los raviolis de langostinos, necesitamos: (4 raciones)
  • 32 langostinos medianos, crudos 
Para el relleno:
  • 300 gramos de gambas peladas
  • 100 gramos de jamón, mejor ibérico
  • 4 pimientos morrones
  • 3 dientes de ajo
  • 100 gramos de queso cremoso
  • aceite de oliva
Para acompañar:
  • patatas fritas, puré de patatas, arroz blanco....
  • perejil picado
Elaboración:


Pelamos los langostinos y los colocamos sobre un papel film extendido, enroscados, invirtiendo la posición de cada langostino para darles forma redondeada. Tapamos con otro papel film y con la palma de la mano o con un plato, aplastamos, dejándolos lo más finos posible y formando unas bases redondeadas.
Formamos paquetinos y los ponemos en el congelador . Mientras se congelan, hacemos el relleno. Picamos menudas las gambas, el jamón y los pimientos. Hacemos lo mismo con los ajos que los doraremos en la sartén con aceite. Ya dorados, añadimos el conjunto de las gambas.
Ya dorados, añadimos el conjunto de las gambas a la sartén, le damos unas vueltas y reservamos. Mientras se enfría, preparamos el acompañamiento. En este caso unas patatas que ahuequé con un utensilio que me regaló mi amiga Olvido.
En el momento de servir, sacamos los raviolis del congelador, ponemos sobre la mitad de los círculos, que harán de base,  un poco de relleno, por arriba unos trocinos de queso picado y tapamos con otro círculo. Tenemos que trabajar rápido para que no se descongelen.
En una sartén o plancha, bien caliente, con un poco de aceite, doramos por los dos lados los raviolis, con cuidado al darles la vuelta, para que no se rompan.
Servimos dos raviolis por persona, con el acompañamiento que se quiera, yo le puse un poco de salsa de mostaza y de tomate picante. Espolvoreé un poco de perejil picado.
Queda muy sabroso y sano.
Espero que vos preste.

19 comentarios:

  1. Hola preciosa Feliz año !! me tienes con la boca abierta, es que eres increíble haces unas cosas maravillosas, me encantan Los tengo que hacer si o si, tengo unos pocos congelados a ver si me dan .. me gusta todo, la patata esta preciosa, los raviolis por dios no se ocurriría nunca..... a mi estos me gustan mas que los de pasta seguro. BUENO QUE ME HE ENAMORADO DE ESTE PLATO Labidu
    besinos
    El Toque de Belen

    ResponderEliminar
  2. ¡Espectacular!! Es un plato riquísimo y de los que te van a hacer la ola seguro!! Me lo llevo! Pero oye, ese aparatito tan chulo para las patatas... me ha encantado!! a ver si tengo suerte y lo encuentro! Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Feliz Año Labidú, mientras leía el poema de tu hermano, me recordaba a mi co- provinciano Miguel Hernandez , un poema que refleja la luz ajada y ruín , por una explosión de luz, prosperidad y libertad. lo comparto todo, pero esta nube negra, la que nos hace ser mas pobres cada día, y que vemos por momentos que el aire de la libertad se va diluyendo, que nos la están robando, como nos roban otras muchas cosas, y nosotros callados, ensimismados, como esperando el sol, ése sol que nos debe dar la alegría de poder vivir con dignidad....me temo que, ese sol tardará en salir para poder ver el camino de la libertad............aún así veo el plato que has preparado, tan precioso y tan rico y tan sabroso.......saludos paco

    ResponderEliminar
  4. M.J. una receta de fiesta ,que cosa mas rica y mirandolo bien no es muy complicado ,desde luego cada dia me sorprendes mas ,es que se te da todo de miedo amiguina
    Buena entrada de año ,esperemos que este sea un poco mejor verdad?
    besinos guapa

    ResponderEliminar
  5. Que pases buen fin de semana.... La receta bien rica que tiene que estar.

    ResponderEliminar
  6. Tiene pinta de estar muy bueno. Me encanta la forma de las patatas con ese cortador, quedan preciosas.
    Feliz Año guapetona.

    ResponderEliminar
  7. Hola guapa !
    Menuda receta que nos compartes , meha parecido una maravilla , bueno en realidad todas tus entradas lo son , asi que esta no podía ser menos.
    Ceo que ya te felicité el Año por el face , pero como no recuerdo , lo hago de nuevo y espero que este 2014 esté plagado de buenos momentos para ti y los tuyos y ojalá, como escribe Aurelio, el futuro esté lleno de esperanza y mucho color en nuestros corazones , es necesario y urgente ya mismo....
    Besinos.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué cosa tan deliciosa y original!. Me encanta la idea.
    Que tengas un muy feliz año, guapa.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  9. Un plato muy original y seguro que muy rico ,me encanta como quedan las patatas con ese artilugio.besinos

    ResponderEliminar
  10. Amiga....que la nieve no nos ha dado respiro....si tengo todo botado porque no me da tiempo el tener que limpiar a diario la nieve!....por suerte nosotros no hemos tenido temperaturas bajo -35C.....ahi me asusto.....si ando manejando con mucho cuidado porque los choques han aumentado por las calles congeladas y eso me asusta....tu receta me encanto....ojala encontrara buen marisco para hecerlo....pero tu relato me llega....ojala la esperanza vuelva y se haga tangible y se llenen de alegria los hogares en tu tierra y toda Europa despues de todo este tiempo.........Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  11. la combinacion de tus pensamientos con el arte de la cocina me gusta mucho Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Mi querida amiga, estaba deseando que volvieses a publicar (sabes que me da mucha alegría cuando lo haces porque es señal de que has tenido un ratico para ti). Espero que las fiestas hayan pasado con tranquilidad y que la vuelta a la rutina esté siendo todo lo buena que os mereceis. Por aquí la Navidad ya sabes que no es muy festejada aunque este año sí que nos reunimos todos el día 4 de enero para comer juntos ¡Fue mi particular Nochebuena! Lastima que ese día aún no hubieses publicado esta receta porque estoy segura de que hubiese hecho las delicias de mi familia. Aunque mirá, así tengo la excusa perfecta para volver a reunirlos. Tienen que estar deliciosos estos raviolis tan particulares ¡puro sabor a mar! Me ha gustado mucho el aparatico que te regaló tu amiga para las patatas ¡quedan preciosas! aunque viniendo de tus manos todo está siempre elaborado con la mayor de las maestrías. Bueno amiga, te mando millones de besicos para todos y te deseo un año lleno, sobre todo, de salud y felicidad. Dale un fuerte abrazo a mi amigo Fabio y deseale también a el un 2014 en el que todas sus metas se conviertan en logros.

    ResponderEliminar
  13. Querida Labidu,
    desejo-te um bom ano!
    Como vão as coisas por aí? Por cá muito frio e chuva, ando mesmo farta.
    Volta Primavera!! :)
    Adorei os raviolis de lagostins recheados com camarão, que maravilha, deve ser delicioso.
    Um beijinho.

    ResponderEliminar
  14. Raviolis hechos en casa...es lo que mas me puede gustar....¡y qué patata tan original que nos has preparado hoy!, te ha quedado preciosa.
    Un besito
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  15. Me he quedado helada, me tienes acostumbrada a tus maravillas de repostería pero este plato salado es increiblemente bueno.
    Para día de lujo eh?
    Besazos.

    ResponderEliminar
  16. Ayer publiqué en mi blog tu mantecado imperial, y me reitero de que aquí hay una cocina de calidad y que se SABE lo que se trae entre manos y esta receta es un auténtico lujo. Fijándose en ella la verdad es que no es difícil, pero el resultado es de restaurante de alto copete. Fantástica Mª Jesús, como es habitual en este espacio.
    Que tus deseos y propósitos se ven todos cumplidos y de especial manera, que no falta la salud.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  17. Umm,estos raviolis son una delicatessen!!!

    ResponderEliminar
  18. Son unos raviolis deliciosos y con una presentación muy bonita. Me quedo de seguidora y me llevo uno a:

    http://unangelenmicocina.blogspot.com.es/

    Besos.

    ResponderEliminar