mio madre

Mio madre nun sabía idiomes pero yera tan mimosa... dicíame que con enfotu pues algamar cualquier cosa. Mio madre nun sabía idiomes pero falaba a les freses, facía ensalada rusa y mil tortielles franceses. Mio madre nun sabía idiomes pues pisó poques escueles, ¡y facía un caldu gallego y unes coles de Bruseles...! Mio madre nun sabía idiomes, yera una madre estupenda, facía arroz a la cubana con salsa a la boloñesa. ...Primeros versos del poemario Mio madre, de Aurelio González Ovies, editado por Pintar -Pintar, abril 2010 (Edición en asturiano)

viernes, 27 de enero de 2012

LECHE PRESA Y LECHE RECUDIDA, preparación tradicional

Muy popular en muchos pueblos de nuestra región.
Uno de los postres lácteos más ricos que conozco. Siempre me recordarán a días de fiesta y alegría en casa. Cuando eramos pequeños no podía faltar en las fiestas de mi pueblo ni en la de mis familiares, cuando celebrábamos nuestro patrón o la Sacramental. Se preparaban litros y litros. En aquellos tiempos esos días se llenaban las casas de familiares y amigos que llegaban a compartir una tacina de leche presa con todos nosotros.
Especialmente en las casa de mis abuelos, tanto de los maternos como de los paternos.Ya os rememoré estos recuerdos, pero para los que no leyeron la publicación de la mousse de leche presa, vuelvo a recodar con agrado esos momentos. La imagen de nuestro güelo Adolfo removiendo el puchero de barro, lleno a rebosar de leche, no se me olvidará nunca. Se pasaba la tarde del viernes, sentado en un murín de piedra que había al lado de su casa, debajo de un viejo palomar, remueve que remueve, feliz cada vez que llegaba a casa alguno de sus hijos, con sus nietos. Y es que lograba reunirnos a todos durante unos días. Primos a los que no veíamos en meses, compartíamos y celebrábamos el encuentro con juegos y risas. Y la larga mesa de aquella enorme cocina se quedaba corta, teníamos que comer en varias tandas... Bueno, pues la gran pota de leche presa que lograba, se consumía en esos días con un gusto que para qué decir... Y ponían a `prender´ más de 50 litros. Pero claro, éramos tantos los que formábamos parte del convite... También en Viodo, por San Bartuelo, nuestras tías,  Nieves, Reme y Adelina, ponían todo su afán en que la leche presa quedara en su punto, cremosa para la satisfacción de todos... Recuerdo la saquina colgada debajo del horreo, en la antojana de la casa.

Con la leche de Angélica, Flor y Josefina, recién ordeñada y de una calidad estupenda. Hoy es el cumple de  Patri, desde aquí le mandamos todos un besazo y ¡¡¡ muchas felicidades!!!

Os mostraré la manera de prepararla de mi familia. Seguro que a nuestra primina galleguina le va a prestar, compartiremos unos momentos de niñez, otra vez. ¿Verdad Dolorines?

Un postre de los más ricos que conozco.


Necesitamos
  • Leche fresca
  • unos garbanzos
  • una saquina de lienzo moreno o algodón
Elaboración
Se echa la leche bien colada en un recipiente amplio a `prender´, puede ser una pota grande, una cazuela de barro...
Se le añade unos garbanzos, se tapa con un paño y se deja hasta que cuaje, en este mes de diciembre, necesitó tres días y medio en cuajar. Se le puede poner cuajo y se hace primero. Yo no le pongo.
Pasado este tiempo, se forma una especie de queso fresco.
Se toma con una cuchara parte del agua y la leche cuajada
Le ponemos azúcar al gusto.
Removemos,
y ya tenemos nuestra leche presa.
Con un poco de boroña, (pronto publicaré la receta) era como la comían mis tíos abuelos en su casa,
y un poco de azúcar.


Y ahora nuestra leche recudida, que es la que, aunque parezca una contradicción, se conoce por `Leche presa´
Para conseguir la leche recudida, necesitamos una saquina de una tela de algodón o de` purgastel´( lienzo moreno). Mi madre siempre utilizó este último.
Ponemos la leche cuajada dentro de la saquina.
Yo coloco la saquina dentro de un recipiente amplio, así el suero de la leche va cayendo dentro a medida que la lleno.
Se le hace un nudo a la saquina.
Y la colgamos en un sitio fresco. En mi casa siempre se pone fuera, a la sombra.
Cuando ya no deje caer nada de suero, ya está lista para sacar.
El resultado es el que os muestro, de 8 litros de leche salen 1 kilo 300 gramos de requesón, el resto es líquido, suero, que nunca tiro. Hay muchos panes y bollos que se enriquecen con él.
Así queda el requesón.
Para hacer la rica leche recudida, se va removiendo a medida que se le va añadiendo leche fresca,
Se sigue removiendo,
y añadiendo leche fresca,
cuando esté bien fina, que no tenga ningún grumo, se le añade azúcar al gusto,
Se mezcla muy bien,
Y el resultado es este rico postre.
Se presenta en un tazón.
Y os invito a probar, está rico a más no poder!!!
En ocasiones nuestra madre, si tenía huevos frescos, le ponía unas yemas bien revueltas, antes de servir. Yo nunca las pongo.

Para una presentación con leche del mercado Belén, de Belenciaga paso a paso, os hace una buena muestra de la manera de prepararla. Os recomiendo que visitéis su blog, es de una calidad envidiable.

También se puede hacer una buena mousse de leche presa.

¡¡¡Espero que vos guste y vos preste mucho!!!

57 comentarios:

  1. Por favoooor! No veía esto desde pequeña! Gracias Labidú *_*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Loly, son tradiciones que no me gustaría que se perdieran. Besinos

      Eliminar
  2. Me encanta esta entrada,me recuerda cuando era pequeña,en mi casa había vacas y mi madre hacia la leche cuajada y la escurrida le llamábamos requesón .Que tiempos aquellos,ahora es difícil conseguir leche con aquel sabor.besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, Encarnita, si o fuera por el curso, yo tampoco podría conseguir la leche. Tienes razón, fueron unos tiempos que permanecerán en nuestra memoria. Besinos.

      Eliminar
  3. Hola Labidú ni conocía estas recetas, ni esta costumbre. Todo es nuevo a pesar de tener familia asturiana por parte de marido:-) Cuanto se aprende por aquí. Menudo post paso a paso que te has marcado.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una costumbre propia de nuestra tierra, que se va perdiendo al no haber muchas caserías. Pero no me gustaría que se quedase en el olvido. Besinos

      Eliminar
  4. No lo conocía y me ha encantado todo el paso a paso tan detallado. Me alegra que lo des a conocer que éstas cosas no se deben de perder.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opino lo mismo, de ahí la publicación. Me alegra que te haya gustado. Besinos.

      Eliminar
  5. Bueno ,eres una artista ,que paso a paso mas genial nos pusiste y no te digo mi asombro viendo que se hace requeson la leche solo poniendole un puñado de garbanzos ,me parece milagroso
    besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves lo fácil que resulta. Cuando la necesidad era mucha, las personas agudizaban el ingenio... Besinos.

      Eliminar
  6. no lo he probado nunca, pero seguro que está riquisimo !!!!
    besitos

    ResponderEliminar
  7. Yo no conocía esta receta y me ha encantado la manera tan bonita de presentarla, el paso a paso es genial y como nos lo cuentas...nos transporta a otros tiempos!!
    Besos guapa y gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  8. Que engraçado. Não conhecia. Gostei de conhecer um pouco mais das vossas tradições. E como é fácil fazer um requeijão caseiro, adoro :)
    Um beijinho.

    ResponderEliminar
  9. Labidú qué interesante, vamos que he vito un documental, del paso a paso que has puesto, vaya trabajo guapa.
    Ni conocía la elaboración ni el postre.
    Te aplaudo, me ha sorprendido

    ResponderEliminar
  10. Qué entrada más entrañable, con eso recuerdos de tu abuelo. No conocía estass dos maneras de preparar la leche.
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Hola Labidú.

    Hace más de 30 años que no la como, madre mía! De pequeña me encantaba y mi madre la hacía con mucha frecuencia. Nos traían la leche recién ordeñada a casa y de esa leche mi madre sacaba parte para hacer la leche presa y después otra le hervía y sacaba unas natas increíbles. Ahora como eso no se puede hacer y compramos la leche en el super no da para hacer este tipo de postres. No sabes lo que me ha prestado esta entrada, qué recuerdos! Muchas gracias por publicarla.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Me ha gustado mucho tu explicación y el resultado final se ve estupendo.
    Un saludito

    ResponderEliminar
  13. La leche presa me encanta¡¡ pero nunca la he hecho ni había visto la receta.
    Gracias por compartir¡¡¡¡
    bss
    Patricia

    ResponderEliminar
  14. Que lección de historia nos acabas de dar, magistral sin ninguna duda, cosas que no deberiamos olvidar en la vida, recuerdos de personas que ya no estan, de sabores, de momentos felices, de tradiciones, de nuestras raices, que a veces olvidamos importando tanto de otros sitios, si nosotros tenemos nuestra propia cultura que no debemos olvidar.
    Excelente, como me hubiera gustado vertelo hacer en persona, hubiera disfrutado un montón.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  15. pero que rico este postre, yo no lo conocía y tiene que estar para no dejar ni una gota...
    besitos,
    Ani.

    ResponderEliminar
  16. no sé como te arreglas pero siempre me haces sentir nostalgia... yo también tengo recuerdos de la saquina colgando...

    ResponderEliminar
  17. No conocía yo estos deliciosos postres.
    Tienen una pinta estupenda.
    Besetes!!

    ResponderEliminar
  18. Qué maravilla, guapa. Cómo me gustan estos postres tradicionales.
    Lo vi en su día en el blog de Belén, y me quedé alucinada.
    Pero es que veo ese recipiente, o el postre presentado en el tazón y me entran unas ganas tremendas de probarlo.
    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
  19. ¡qué pinta tiene la leche presa! Me encanta la textura y tiene que estar muy rica. Mimadre hacía requesón.
    Lo has explicado muy bien.

    ResponderEliminar
  20. Impresionante tu entrada, muy bien explicada y muy interesante.
    Me parece estupendo que se de a conocer como nuestros abuelos realizaban la cuajada o el requesón de forma natural.
    Desconozco si eres cántabra o asturiana, pero es en esas zonas donde se tomaba batida con azúcar, o se escurría poniéndola en un paño de hilo (fardela) hasta que perdía todo el suero y se convertía en requesón.
    Un beso y gracias por compartir tus vivencias y enseñarnos cultura gastrónomica.
    Jorge

    ResponderEliminar
  21. una entrada super interesante,no lo conocia,pero madre que pintaaa!
    saluditos.

    ResponderEliminar
  22. Fantástica esa leche presa.
    Ya sabes que descubrí tu blog buscando en la red referencias a la leche presa, encontré tu mousse
    Eres muy afortunada de tener leche, leche.
    Besinos

    ResponderEliminar
  23. No pierdas las tradiciones Labidú, son muy bonitas y estoy segura que estas recetas están muy ricas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Qué buena entrada, qué buen paso-a-paso. Gracias.
    Bss
    La cocina de Mar
    http://la-cocina-de-mar.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. Qué ricura, por Dios! Dan ganas de echarse dentro!
    Un postre ideal!
    Lo que se aprende en tu cocina!
    Feliz domingo!
    Biquiños.

    ResponderEliminar
  26. Amiga querida, de nuevo dejas una de esas entradas tuyas que me apasionan. Ya sabes que adoro las recetas tradicionales y esas historias familiares tan estupendas que siempre nos cuentas. Y que aspecto tiene esa leche presa ¡dan ganas de meter el dedito en la foto! Lástima que yo rara vez puedo conseguir leche de la auténtica y no de cartón, Un besazo.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar
  27. Un paso a paso espectacular asi como la receta nunca habia oido que se cortara asi la leche tomo nota por que con tanta foto se me ha antojado.
    Te ha quedado de lujo y seguro que sabria mejor ,muxas gracias por compartir esta receta.
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar
  28. Madre miaaaaaaaaaaaaa!!!! Que pinta.....que recuerdos....una delicia este tipo de postres...
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Madre mía Labidú que postre más rico!!! No conocía esta manera de preparar la leche, me ha encantado aprender. Besitos.

    ResponderEliminar
  30. Que curioso!!!!!! nunca lo habia oido, mi madre hacia una preparacion riquisima con la leche de las vacas recien paridas( el calostro ) y nos poniamos hasta arriba con bien de azucar, las cosas tradicionales de los pueblos .....

    ResponderEliminar
  31. Labidú, qué rico y qué interesante,
    me encantan estas tradiciones, qué entrañable todo, tanta familia reunida, qué felicidad!
    Nunca había oído la palabra "antojana", teníais hórreo, qué bonitos son... y qué curioso el nombre de "presa", con lo negativo que suena y lo rico que estará, las fotos, en tono sepia, ay, precioso todo, besinos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, siempre decían para este proceso que se ponía la leche a `prender´. Una expresión popular. En casa de mis abuelos maternos teníamos y tenemos horreo y antojana( patio que ocupa el terreno de delante de casa) Allí estaba también la `piladel cucho´(estiercol) y la pila de hierba seca para los animales... Gracias por tus palabras Maritxu. Besinos

      Eliminar
  32. Que rica esa cuajada y más hecha de manera tan natural, no sabía que se podía hacer con garbanzos, me ha gustado mucho la entrada, un beso

    ResponderEliminar
  33. Hay chiquilla que recuerdos....esa lecherina....y la leche cuajada con azúcar ese trapo colgango del horreo mi guela....hermosa entrada y desde luego rica receta.
    bexinos

    ResponderEliminar
  34. Este post es un lujo!!!

    Me encanta :D

    Besotes.

    ResponderEliminar
  35. Eres como un libro abierto Labidú, una vez más publicas una entrada interesante, completa y llena de pasión, cómo no va a quedar deliciosa la receta.
    Lo que daría por meter la cucharita mamma mia!!!
    besos

    ResponderEliminar
  36. ¡Ay guapina, si supieras lo que me has hecho recordar a mi padre!
    No conocía el nombre pero el se la preparaba, parece que le estoy viendo, decía que su güela se la hacía. él la tomaba con mucha "azuquiqui", como el decía, no he conocido a nadie tan goloso, hablaba de este postre y de las casadielles con fervor, llevaba sangre asturiana, me alegro de llevarla yo también.

    Besos

    ResponderEliminar
  37. ay qué rica por dios.....cómo me gusta! pero como soy mucho más vaga que tú y porque eso de esperar tres días a que se haga el requesón como que me puede! ejjeje ....ya compro el requesón hecho...no se si será trampa ejejjee..pero también sale muy ricaaaaaa!! :D
    un besazo gordo...amiguina del alma....tenemos un cafetín pendiente en esa cocina tan llena de LUZ...
    susy

    ResponderEliminar
  38. Es un lujo llegar a tu cocina, no sólo por lo que nos muestras, sino por la forma de transmitirlo. Yo recobro momentos de mi infancia inolvidables. Me han llegado olores, sabores y vivencias de una infancia donde todo lo que me rodeaba era felicidad... aquella vaquina que tenía mi abuela... el calor de la cuadra... el olor de la yerba seca que estaba en la tenada... el olor a la leche recién "catada" y la alquimia que con las manos expertas de mi abuela, convertía aquella leche colgada de un trapo, en un requesón que yo odiaba pero que a mis padres les hacía suspirar...
    Ya no está mi abuela, ni la vaquina, ni la yerba, ni mi amadísimo padre... y con ellos se me fué la época más feliz ¡la infancia! pero atesoro toda la riqueza de aquellos momentos vividos, en donde estaba presente la leche presa.
    Gracias una vez más por regalarme unos instantes inolvidables, al mismo tiempo que esta receta que por mi corta edad en aquel momento, no sabía cómo se hacía.

    Un besín.

    ResponderEliminar
  39. BUENO, BUENO!!! Menos mal que me has dejado un comentario en mi blog. Esta tarde te he comentado esta entrada y no me he dado cuenta de que en una de las fotos está la felicitación para mi hermana!!!Gracias!!! eres un cielo!!!verás qué contenta se pone cuando lea su nombre!!Mañana la llamo volando para contárselo. Lo que daría por compartir un platito de leche contigo junto con una buena charla...si alguna vez me acerco a tu tierra,ten por seguro que te busco para darte un abrazo gigante ¡preciosa!

    Buenas noches
    Besos.

    ResponderEliminar
  40. Mi güela solía hacer leche presa y a mí no me gustaba nada. Ahora daría algo por un tazón preparado por ella, lo que son las cosas... Un beso.

    ResponderEliminar
  41. Que gozada ver el paso a paso, ahora me pasaré por el blog d Belén a ver su versión.

    Como me prestan estas cosas, me tengo q animar a hacerla.

    ResponderEliminar
  42. Hola amiga mía, desde que el otro día publique mi queso casero y me preguntaste si conocía esta delicia, me levantaste el gusanillo de tomarla de nuevo como cuando era pequeña; no sabia lo de hacerla con garbanzos, curioso de verdad, me he decidido y la he hecho, pero como me enseño mi abuela, aunque otro día voy a probar a hacerla así como tu, para ver las diferencias que encuentro. la publicaré en breve. un abrazo guapetona.

    ResponderEliminar
  43. En su momento no leí tu artículo ,es la primera referencia que tenemos publicada para hacerlo en casa.Yo lo hice hace un par de años después de que se lo vi a Belén.
    Es una forma estupenda de hacer perdurar las recetas tradicionales.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  44. Bueno, hace un poquito de tiempo aprendí a preparar la "leche presa" con una amiga ucraniana que tengo, para hacer el Tvorog, conforme lo que ella me enseñó y yo hice mi pequeña experiencia y dio supercierto, no le ponemos nada a la leche ni garbanzos, ni cualquier otra cosa, la dejamos cuajar naturalmente, por eso te vengo a hacer algunas pequeña preguntas
    1º) ¿para qué le pones garbanzos a la leche?,
    2º) ¿es para acelerar el proceso de cuajar la leche?
    3º)¿Para 2 litros de leche pongo cuantos garbanzos?
    4º) ¿Los garbanzos tienen que ser crudos o cocidos?
    Bueno, te cuento, que yo nunca había vito cuajar la leche con garbanzos, yo ya cuaje la leche con fermentos vegetales como el higo y otros, de forma natural como explique arriba, me llamó la tención está, porque utilizas los garbanzos y deste modo jamås tenía visto, estoy hiper ansiosa para que respondas a mis dudas lo más rápido posible para luego hacer esta experiencia utilizando garbanzos.

    De antemano muchísimas gracias por compartir
    Que Dios te bendiga hoy y siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias por visitarme. Te cuento. Los garbanzos son crudos y para 2 litros de leche ponle 4 o 5 garbanzos y deja que se cuaje en un lugar cálido. Te digo que en casa de mis abuelos siempre se hizo así. Espero que te quede bien. Voy a informarme más del porqué de poner garbanzos y te cuento. Un abrazo y que Dios te guarde amiga.

      Eliminar
  45. Labidu, muchas gracias por me responder, hoy crié coraje y me anime a hacer la leche presa conforme tus orientaciones, pero como a mí no me gusta desperdiciar nada, estoy haciendo lo equivalente a 200 ml , más o menos y le puse 3 garbanzos, si me resulta te cuento y me encantaria te mandar la foto de experiencia, para que me digas si le acerté el punto, ya que nunca lo había hecho de esta manera.
    Bueno cambiando de asunto como los locos, pero siguiendo el mismo tema, creo que yo podría llamar esta receta de tres en uno, más preciso de tu ayuda para ver si entendí bien por eso voy enumerar e intentar explicar lo que yo entendí.

    1º) La leche presa.- es la leche cuajada al punto de parecer um queso fresco que la corto e como con azúcar, aquí tengo una pregunta para hacerte ¿Si es que entendí bien, en esta primera etapa que es la leche después que cortó la misma ¿suelta un poquito de suero? ¿Le pongo azúcar y me lo como suero y todo?
    2º) El requesón.- es lo que lo llamo de Tvorog (en este punto no tengo duda, por la foto se bien claro)
    3º) La leche recurrida. - es aquella que al requesón le añado leche fresca, aquí neta utima etapa también me surgió una duda ¿le voy agregando la leche fresca hasta qué punto? ¿Tiene que quedar como una papilla ou como um mousse?
    De antemano muchísimas gracias

    ResponderEliminar
  46. Labidu, muchas gracias por me responder, hoy crié coraje y me anime a hacer la leche presa conforme tus orientaciones, pero como a mí no me gusta desperdiciar nada, estoy haciendo lo equivalente a 200 ml , más o menos y le puse 3 garbanzos, si me resulta te cuento y me encantaria te mandar la foto de experiencia, para que me digas si le acerté el punto, ya que nunca lo había hecho de esta manera.
    Bueno cambiando de asunto como los locos, pero siguiendo el mismo tema, creo que yo podría llamar esta receta de tres en uno, más preciso de tu ayuda para ver si entendí bien por eso voy enumerar e intentar explicar lo que yo entendí.

    1º) La leche presa.- es la leche cuajada al punto de parecer um queso fresco que la corto e como con azúcar, aquí tengo una pregunta para hacerte ¿Si es que entendí bien, en esta primera etapa que es la leche después que cortó la misma ¿suelta un poquito de suero? ¿Le pongo azúcar y me lo como suero y todo?
    2º) El requesón.- es lo que lo llamo de Tvorog (en este punto no tengo duda, por la foto se bien claro)
    3º) La leche recurrida. - es aquella que al requesón le añado leche fresca, aquí neta utima etapa también me surgió una duda ¿le voy agregando la leche fresca hasta qué punto? ¿Tiene que quedar como una papilla ou como um mousse?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amiga. Efectivamente. Todas tus preguntas bien podrían ser mis respuestas. Es así. Y en cuanto al punto 3 nosotros vamos añadiendo leche hasta que queda una especie de papilla espesa porque al enfriarse en la nevera de un día a otro va cogiendo cuerpo y queda como una mousse. A ver si te sale bien y te gusta. Besinos.

      Eliminar
    2. Hola amiga. Efectivamente. Todas tus preguntas bien podrían ser mis respuestas. Es así. Y en cuanto al punto 3 nosotros vamos añadiendo leche hasta que queda una especie de papilla espesa porque al enfriarse en la nevera de un día a otro va cogiendo cuerpo y queda como una mousse. A ver si te sale bien y te gusta. Besinos.

      Eliminar

  47. Labidú , Muchísimas gracias por me responder tan prontamente, te cuento que donde yo vivo en Brasil, la temperatura varía entre 25º C a 35º C, y hay días que hace un calor arriba de la media que te puse, no sé si fue eso, o la cantidad que yo preparé que es lo equivalente a una tazita de 200 ml, y le puse 3 garbanzos, y fui ver hoy por la mañana, la leche estaba cuajadisima, saque una foto, para que veas si acerté el punto de la leche presa, y seguí tu consejo, la corte y le puse miel de abeja en vez de azúcar y me lo comí, me encantó el sabor, tiene un toque de ácido que no es ácido, ahora me encantaría te mandar la foto del poquito que hice para que me digas y me saques de la curiosidad si acerté el punto, ¿como puedo hacer para te mandar la foto de mi primera experiencia de la leche presa? Porque si le acerté el punto voy a preparar mayor cantidad en la casa de mis padres, sin contar cómo hago

    Muchísimas gracias por compartir esta receta, es perfecta

    Bs

    🌺🌹🌹

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Charito! Me alegró tanto que te gustase!!!Mira la foto me la puedes mandar al correo electrónico chutecusa@gmail.com. Muchas graciassssssss! Besinos.

      Eliminar